109°F
weather icon Clear

‘Me delaté’: entrevistas del sospechoso son clave en la acusación por asesinato de Tupac

Actualizado October 4, 2023 - 2:26 pm

Las copias de las pruebas judiciales publicadas el lunes en el caso de asesinato del icono del hip-hop Tupac Shakur incluyen múltiples entrevistas que Duane “Keefe D” Davis ha concedido a los medios de comunicación en los últimos años.

Davis, de 60 años y presunto miembro de los South Side Crips, fue acusado de asesinato con un arma mortal con la intención de promover, fomentar o ayudar a una pandilla criminal, según anunciaron el viernes la fiscalía y las fuerzas del orden. Los fiscales alegaron que Davis era el “comandante sobre el terreno, a la vista” responsable de formular un plan para vengarse de Shakur y del director ejecutivo de Death Row Records, Marion “Suge” Knight, en represalia por una pelea en la que participó el sobrino de Davis en el MGM Grand.

En los registros judiciales de Internet no figuraba ningún abogado privado de Davis hasta el lunes por la noche. Davis fue arrestado el viernes antes de que se anunciara la acusación, y se ha negado a conceder entrevistas a los medios de comunicación mientras se encuentra bajo custodia en el Centro de Detención del Condado Clark, según el Departamento de Policía Metropolitana. Está previsto que comparezca ante el tribunal el miércoles.

Se han publicado cientos de páginas de transcripciones de los procedimientos del gran jurado celebrados a lo largo del verano. Las transcripciones muestran que los fiscales interrogaron a varios testigos sobre la rivalidad de Death Row Records con Bad Boy Records, una discográfica fundada por Sean “Diddy” Combs que representaba al rapero Christopher “Biggie” Wallace, alias The Notorious B.I.G.

Los fiscales han afirmado que el asesinato de Shakur formaba parte de una rivalidad permanente entre los South Side Crips, que según los testigos actuaban como seguridad de Bad Boy Records, y los Mob Piru, asociados a los Bloods. El fiscal jefe adjunto del distrito, Marc DiGiacomo, dijo el viernes que a mediados de 1996 “no había mucha distinción entre Mob Piru y Death Row Records”.

‘Me delaté’

El lunes, el Tribunal de Distrito hizo públicas copias de las 48 pruebas que los fiscales facilitaron al gran jurado durante las audiencias a puerta cerrada.

Las pruebas incluyen fotos policiales de Davis y otros miembros de pandillas reportados, imágenes de la autopsia de Shakur, el certificado de defunción de Shakur, fotos de la escena del crimen y del vehículo con balas en el que Shakur estaba cuando le dispararon, e imágenes del libro de Davis, “Compton Street Legend”, que fue lanzado en 2019. Al gran jurado también se le proporcionaron cuatro videos de entrevistas en las que Davis participó después de la publicación de su libro, que están disponibles públicamente en YouTube.

En las entrevistas y en el libro, Davis afirmó que estaba en el auto con el agresor que le disparó a Shakur durante el tiroteo en Flamingo Road y Koval Lane, el 7 de septiembre de 1996.

“Me delaté”, dijo Davis en una entrevista facilitada al gran jurado, que fue publicada en el canal de YouTube The Art of Dialogue hace dos años.

Davis promocionó su libro como un recuerdo veraz de los hechos que rodearon el tiroteo, diciendo en un video de una hora, también disponible en la página de YouTube UrbanCity TV, que “no tengo motivos para mentir”.

No llegó a describir los hechos exactos del tiroteo durante las entrevistas. En un video, Davis describió cómo vio a Shakur en un vehículo, cómo el Cadillac blanco en el que viajaba giró en U… “y eso fue todo”.

‘En busca de justicia real’

Shakur, Knight y la banda de Davis con los South Side Crips estaban todos en Las Vegas esa noche para la pelea de pesos pesados Mike Tyson-Bruce Seldon en el MGM Grand Garden. Después del combate, Shakur y su séquito vieron al sobrino de Davis, Orlando Anderson, en el vestíbulo del hotel y lo atacaron, según las autoridades en represalia por una pelea reciente en un centro comercial de Los Ángeles.

Anderson fue nombrado brevemente sospechoso en la investigación antes de morir en un tiroteo relacionado con pandillas en 1998, según reportes anteriores de Los Angeles Times y la revista Esquire.

En una entrevista facilitada al gran jurado, el entrevistador da a entender que Anderson le disparó a Tupac.

“Hizo lo suyo, sí”, dijo Davis.

Durante los procedimientos del gran jurado, un hombre afiliado a los South Side Crips testificó que su compañero de casa que también iba en el asiento trasero del Cadillac, Deandrae “Dre” Smith, había confesado haber apretado el gatillo, según las transcripciones del tribunal.

Davis es el solo hombre que queda con vida de las cuatro personas que, según las autoridades, estaban dentro del Cadillac aquella noche. Según la ley de Nevada, puede ser acusado de asesinato si los fiscales alegan que colaboró en el asesinato.

En un comunicado hecho público el viernes, la hermana de Shakur, Sekyiwa Shakur, llamó a la acusación de Davis un “momento crucial”, pero dijo que “se reservará el juicio hasta que todos los hechos y procedimientos legales estén completos”.

“Ha habido múltiples manos implicadas y quedan muchas cosas en torno a la vida y la muerte de mi hermano Tupac y de nuestra familia Shakur en general”, dijo. “Estamos buscando justicia real, en todos los frentes”.

LO ÚLTIMO