85°F
weather icon Clear

Madre e hijo son sospechosos de asesinato en un complejo de apartamentos

Una mujer y su hijo son sospechosos por el tiroteo fatal de una mujer el mes pasado cerca de la UNLV.

Rosemarie Abeita, de 33 años, recibió un disparo cuando se encontraba afuera del apartamento de su primo, en la cuadra 700 de East Twain Avenue, justo después de las 10 p.m. del 26 de febrero, según un reporte de arresto del Departamento de Policía Metropolitana publicado el lunes.

Varios vecinos del complejo de apartamentos, entre ellos el primo de Abeita, le dijeron a la policía que Abeita estaba peleando con una mujer que llamó a su hijo para pelear con Abeita, según el reporte.

“(La mujer) respondió que era demasiado vieja para pelear y que solo le disparaba a la gente”, le dijeron a la policía los testigos de lo que dijo la madre.

Un testigo le dijo a la policía que vio al hijo dispararle a Abeita en el estómago y en la cabeza antes de que cayera por las escaleras y muriera.

Otro testigo identificó al agresor y a su madre por sus nombres de pila. Los detectives de la Policía Metropolitana dijeron que Lashawn Hick fue condenado por conspiración para cometer robo, pero los registros judiciales lo identificaron como Lashawn Hicks en ese caso de 2016.

Los registros policiales identificaron a la madre de Hick como Sakoya James, de 40 años.

James fue arrestada el 2 de marzo y acusada de asesinato y conspiración. Se encuentra en prisión sin fianza. Hay una orden de detención pendiente contra el hijo de la mujer, que se enfrenta a cargos de asesinato y posesión de un arma.

LO ÚLTIMO