83°F
weather icon Cloudy

Madre del estudiante de Rancho High pide leyes más duras tras golpiza mortal a su hijo

Actualizado February 14, 2024 - 4:04 pm

La madre de un estudiante de Rancho High School que fue golpeado hasta la muerte en noviembre, se reunió con un grupo de simpatizantes afuera del Centro Regional de Justicia el miércoles para llamar la atención sobre la muerte de su hijo.

Mellisa Ready, la madre de Jonathan Lewis, de 17 años, dijo que quiere castigos más estrictos para algunos de los adolescentes que han admitido su culpabilidad en el tribunal de menores después de que su hijo fue golpeado mortalmente cerca de Rancho High School el 1° de noviembre.

Cuatro de los nueve adolescentes que han sido arrestados han admitido ser culpables de homicidio voluntario y permanecerán bajo custodia en un correccional de menores.

En el sistema de tribunales de menores, no se ordena a los acusados que cumplan una condena exacta. En lugar de ello, completarán programas de rehabilitación mientras estén bajo custodia, y no podrán ser retenidos más allá de los 21 años.

“Si las leyes fueran más duras, quizá se replantearían sus acciones”, declaró Ready el miércoles. “Poder salir libre a los 21 años después de cometer un crimen tan atroz es inimaginable”.

A Ready se le unió un pequeño grupo de simpatizantes que llevaban playeras con la cara de su hijo y portaban pancartas con frases como “Justicia para Jonathan Lewis”, “Alto a la violencia escolar” y “El acoso escolar tiene consecuencias drásticas”.

Lewis fue acosado durante toda la escuela, dijo Ready, y ella no quiere que lo que le pasó a su hijo le suceda a otros chicos.

Ready dijo que desearía que todos los adolescentes arrestados en relación con la muerte de su hijo fueran certificados como adultos. Aunque quiere que los legisladores consideren ajustar las leyes que rodean a los imputados menores de edad acusados de asesinato, dijo que no culpa a los fiscales por permitir que los adolescentes ingresen las admisiones de culpabilidad.

“Están haciendo lo mejor que pueden dadas las opciones que tienen”, dijo.

Cuatro de los adolescentes arrestados —Treavion Randolph, de 16 años; Dontral Beaver, de 16 años; Damien Hernández, de 18 años; y Gianni Robinson, de 17 años— han sido encausados en el Tribunal de Distrito por homicidio en segundo grado y conspiración para cometer lesiones con resultado de lesiones corporales graves. Sus casos fueron trasladados al sistema de adultos debido a sus edades.

Los abogados de Randolph y Robinson han presentado documentos judiciales esta semana, argumentando que los fiscales no presentaron pruebas suficientes para que el jurado de instrucción los acusara de los cargos de asesinato y conspiración.

Los investigadores han dicho que Lewis fue atacado por un grupo de hasta 10 adolescentes en un callejón cercano a la preparatoria. La golpiza mortal fue grabada en video, en el que se ve a los adolescentes pisoteando, pateando y golpeando a Lewis hasta que cae inconsciente. Murió a consecuencia de las heridas seis días después.

Las imágenes de vigilancia y los videos de teléfonos celulares que se han usado como pruebas mostraban al grupo de adolescentes entrando en un callejón después de que Lewis empujara a un estudiante.

El abogado defensor Robert Draskovich ha dicho que fue su cliente, Robinson, quien recibió el empujón. El video mostró entonces que Lewis se quitó la sudadera y golpeó a otro estudiante antes de ser rodeado por un grupo de adolescentes, según documentos judiciales.

Los videos también mostraron al grupo atacando a otro estudiante, que casi fue empujado contra un contenedor de basura. Un detective del Departamento de Policía Metropolitana declaró ante un jurado de instrucción que el otro estudiante era uno de los amigos de Lewis, que iba armado con un pequeño cuchillo durante el enfrentamiento.

En una entrevista con la policía, Robinson dijo que se había enfrentado anteriormente a Lewis por robar un “wax pen o un vaporizador de marihuana”, aunque negó haber tomado los objetos, según declaró el detective al jurado de instrucción. Robinson también dijo que “recibió sus golpes” durante el ataque, según las transcripciones de la audiencia.

En la petición presentada el miércoles, Draskovich escribió que los fiscales no mostraron suficientes pruebas al jurado de instrucción para demostrar que las acciones de Robinson contribuyeron a las lesiones mortales de Lewis.

Draskovich dijo que las pruebas estaban “editadas” y que una audiencia preliminar, en lugar de un procedimiento ante el jurado de instrucción en que están prohibidos los abogados defensores, le habría permitido interrogar a los testigos.

“Le impidieron examinar las pruebas en su contra a la vista de todos y, en su lugar, llevaron el caso a puerta cerrada”, declaró Draskovich al Review-Journal el miércoles.

En una petición presentada el martes, los defensores públicos adjuntos especiales Daniel Martínez y Michael Castillo argumentaron que Randolph fue el “último en unirse a la golpiza” y el “primero en retirarse de la lucha”.

“Los videos presentados al jurado de instrucción muestran que Treavion intentó patear a Lewis, pero no está claro si Treavion tuvo éxito”, señaló la petición. “No hubo pruebas presentadas al jurado de instrucción de que Treavion hiciera algún contacto con la cabeza de Lewis o de otra manera causara directamente la muerte de Lewis”.

Ambas peticiones también argumentaron que los fiscales no presentaron pruebas suficientes para establecer que hubo una conspiración para atacar a Lewis.

Está previsto que el 22 de febrero se compruebe la situación del caso.

LO ÚLTIMO