67°F
weather icon Clear

Lo contrató tras conocerlo de la Iglesia por 10 años, pero escapó con su dinero

Actualizado March 28, 2024 - 2:40 pm

Bárbara Ojito había contratado a un conocido para que le ayudará a hacer trabajos en su casa en Montebello Avenue, cerca de la intersección de Stewart Avenue y Lamb Boulevard; ella necesitaba reparaciones en su techo y haría una terraza en su patio trasero.

“Yo lo conozco hace como 10 años que él vino a hacerme un trabajo al frente de mi casa y le volví a dar el trabajo esta última vez porque la esposa me lo pedía”, dijo Ojito de 66 años. “Yo ya tenía a otra persona que me iba a hacer el trabajo, pero como él me sacó el permiso y me hizo los dibujos de los planos, entonces pues mejor se lo di a él”, agregó.

Ojito habló ante los medios de comunicación sobre Alfred Martín Lagunas, un hombre que había conocido en la Iglesia y quien creyó era una persona en la que se podía confiar.

“Ese dinero realmente fue un dinero que mis padres, antes de morir, ellos lo habían trabajado muy duro y ellos lo había ahorrado para que el día que ellos fallecieran, dejarlo a mí y a mi hermano para una emergencia”, agregó Ojito.

Durante un tour en su casa de Las Vegas, se pudo observar el trabajo que hizo Lagunas, ella dijo que los ayudantes trabajaron en su techo y le hicieron una terraza en su patio trasero.

“Vino con su nieto y un montón de personas que no sabían lo que estaban haciendo… le debe dinero a un par de tipos, todavía les debe dinero; pero ellos tienen miedo de hablar, pero yo no tengo miedo”, dijo. Agregó que una vez le dijo que una de las personas que llevó para trabajar no tenía papeles y él que sabía que no iba a pagarle.

“Este señor, que, aunque lo haya conocido, no me valió de haberlo conocido casi 10 años de la Iglesia que voy yo. Ehh, cogió y se fue; me prometió que iba a regresar, cual nunca regresó”, dijo en español.

Según un comunicado de prensa por parte de la Junta de Contratistas del Estado de Nevada (NSCB, por sus siglas en inglés), Ojito perdió más de $8 mil por los trabajos mal hechos y lo que quedó sin terminar en su hogar, por lo que se presentó una denuncia penal en contra de Lagunas ante la oficina del Fiscal de Distrito del Condado Clark.

“Es nueva (la terraza), parece que ha estado aquí por 20 años, pero no parece nueva”, agregó cuando estaba mostrando la terraza, que no tiene drenaje y cuenta con luces y ventiladores que no funcionan.

Ojito mostró videos de cuándo pagó los trabajos y mencionó que tanto él como otra persona más que le ayudaba le arruinaron sus cámaras, que cuando les daba de comer tiraban todo en el piso y que hacían del baño en el patio trasero.

“Este tipo me hizo enojar mucho, no puedo perdonar lo que hizo, no puedo. Se supone que sea un cristiano como yo, pero no hay nada cristiano en este tipo; solo porque vaya a la Iglesia, no significa que sea cristiano” agregó Ojito.

Debido a esto, la Junta de Contratistas del Estado recomendó a las personas a evitar pagar a contratistas sin licencia, para evitar que esto pase y las personas pierdan miles de dólares.

Randy Escamilla, vocero de la Junta de Contratistas en Nevada, dijo que ellos reciben cientos de quejas cada año por problemas con contratistas sin licencia, por lo que siempre es importante revisar a las personas que se contratan.

Para poder verificar la licencia de un contratista, se pude ingresar a la página de la Junta de Contratistas y poner el número de licencia o el nombre de la persona, o llamando a NSCB.

Sobre el caso de Lagunas, Escamilla dijo: “Ha sido condenado una vez antes por ser un contratista sin licencia, no está acusado de ningún delito menor grave, y si es declarado culpable… podría enfrentar una pena máxima de hasta $10,000 de multa y hasta un año en la cárcel del condado de Clark”.

NSCB dijo en un comunicado de prensa que para que los dueños de casa puedan asegurarse que todo está bien, deberías “obtener al menos tres ofertas, verificar las referencias y asegurar que su contrato sea lo más detallado posible antes de firmar. No permitir que los pagos se adelanten al trabajo realizado y nunca pagar en efectivo”.

Al utilizar a un contratista con licencia, los dueños de casa pueden hacer una queja con la Junta de Contratistas, podrían tener el recurso de hasta $40 mil si el contratista no corrige el trabajo, el contratista podría tomar responsabilidad por un mal trabajo, entre otros beneficios, según NSCB.

“En nuestra experiencia contratistas sin licencia suelen usar materiales inferiores, se desempeñan mal y podrían no tener seguro de compensación laboral”, dijo Escamilla durante una conferencia de prensa en casa de Ojito el 29 de febrero.

Tras la experiencia que pasó en su casa, Ojito recomendó a las personas que contraten a contratistas con licencia, “cuando vayan a contratar a alguien asegúrense que tienen una licencia, no contraten a nadie de la calle como lo hice yo, aunque lo conocía por años, pero se fue con nuestro dinero…creí que podía confiar en él y miren lo que pasó”, dijo.

LO ÚLTIMO