104°F
weather icon Clear

Llamadas al 911 describen “espantosa” escena, hombre se comió la cara de víctima, dice la policía

Actualizado May 8, 2024 - 1:38 pm

La policía de Las Vegas publicó el martes las grabaciones de las llamadas al 911 hechos por dos empleados de una tienda de conveniencia reportando un ataque a un cliente, y más tarde la “horripilante” escena que la policía alega involucró al mismo sospechoso comiéndose partes de la cara de un hombre.

Colin Czech, de 29 años, fue arrestado e ingresado en el Centro de Detención del Condado Clark por un cargo de asesinato abierto, según el Departamento de Policía Metropolitana.

En la primera llamada a las 4:42 a.m. del 28 de abril, un empleado de 7-Eleven dijo a la policía que un hombre había tacleado a uno de sus clientes esa mañana fuera de la tienda de conveniencia en 1100 Las Vegas Boulevard South.

“Tengo a este tipo fuera”, dijo el empleado. “Simplemente se abalanzó sobre uno de mis clientes”.

El empleado dijo que había interrumpido el ataque y trató de hablar con el atacante en vano.

“Ha estado aquí toda la noche y al final le puso las manos encima a alguien”, dijo el empleado.

La víctima estaba dentro de la tienda y parecía estar bien, dijo el empleado a la central.

“Ahora mismo se está golpeando la cabeza contra el concreto”, dijo el testigo sobre Czech, añadiendo que caminaba de un lado a otro y que parecía estar drogado. “Está fuera de sí”.

El operador pidió al empleado que no se acercara al presunto agresor.

“Está en cuatro patas como si fuera un perro a punto de abalanzarse sobre la tienda”, dijo el empleado sobre el atacante. “Necesito que alguien venga a por él ahora”.

A las 5:31 a.m., otro empleado de una tienda AM/PM cercana, en el 333 E. Charleston Blvd., llamó al 911 para reportar que un hombre inconsciente estaba tirado afuera.

“Hay un tipo en la parada de autobús”, dijo el trabajador. “Creo que no puede respirar. Está sangrando. Necesita ayuda”.

El operador le preguntó al testigo si estaba llamando desde un 7-Eleven.

Usando improperios, el empleado describió lo que vio a continuación.

“Oh (improperio), oh Dios mío, hay mucha sangre”, dijo.

Dijo que la víctima parecía muerta, describiendo la escena como “espantosa”.

Preguntado si el “agresor” estaba cerca, el empleado dijo que estaba encima de la víctima y “golpeándole la cara”.

“Por favor, envíen a alguien ahora mismo”, suplicó. El operador dijo que se había dado prioridad al llamado.

La policía dijo que Czech se había comido partes de la cara de la víctima. No quedó claro en el reporte de arresto ni en las grabaciones si los dos ataques fueron contra la misma persona.

El sospechoso, de 29 años, está en proceso de someterse a una evaluación psicológica para determinar si es competente para ser juzgado, según los registros judiciales.

Según la policía, Czech dijo a los detectives que se había peleado con un “cambiaformas” y que había “usado sus dientes” para comerse los “globos oculares y las orejas” del hombre.

Divagando, Czech declaró además que estaba desamparado y que llevaba cinco días sin dormir.

Hasta el martes, la oficina forense del Condado Clark no había identificado a la víctima.

LO ÚLTIMO
Conductor que mató a dos agentes de la NHP recibe pena máxima

Las familias del sargento Michael Abbate y del policía Alberto Félix compartieron su angustia ante el tribunal mientras pedían al juez que condenara a Jemarcus Williams a la pena máxima.