62°F
weather icon Clear

La policía ofrece información actualizada sobre un asesinato sin resolver de los 90

Actualizado February 1, 2024 - 1:11 pm

Una violación y asesinato de hace décadas de una madre de dos hijos en Las Vegas y un asesinato anterior similar de una mujer en Colorado han sido resueltos mediante análisis de ADN, que incluyeron la exhumación del cuerpo de su asesino, anunció el miércoles el Departamento de Policía Metropolitana.

Un amigo y un pariente de Sherrie Bridgewater, de 30 años, la encontraron muerta en mayo de 1991 en un apartamento de la cuadra 1000 de la avenida Monroe, dijo el teniente de homicidios Jason Johansson en una rueda de prensa.

El cuerpo de Teree Becker fue descubierto en un campo de Westminster, Colorado, en diciembre de 1975, dijo Johansson, quien señaló que ambas mujeres fueron agredidas sexualmente y estranguladas.

Johansson nombró el miércoles a su asesino como Thomas Martin Elliott, que asesinó a Bridgewater poco después de salir de una condena de una década en una prisión de Nevada por violar a un niño en Carson City.

Elliott murió por suicidio en Las Vegas en diciembre de 1991 y fue enterrado aquí, dijo Johansson.

La conexión exacta de Elliott con Bridgewater no se conocía, pero se sabía que ambos asistían a las mismas reuniones de Alcohólicos Anónimos en Las Vegas, dijo Johansson.

“Pudimos, en el fondo, proporcionar un cierre a dos familias distintas en este caso”, dijo Johansson, “y ese cierre, esa resolución, se produjo gracias a la estrecha colaboración no solo entre dos entidades encargadas de hacer cumplir la ley… sino también a la estrecha coordinación con nuestros socios comunitarios”.

Uno de esos socios fue la Liga de la Justicia de Las Vegas, que pagó la costosa exhumación de los restos de Elliott, dijo Johansson.

Esta organización sin fines de lucro es un grupo de filántropos -dirigidos por Justin Woo, de Las Vegas- que han ayudado a la Policía Metropolitana a resolver casos sin resolver mediante la financiación de pruebas de ADN.

Tecnología de ADN

Los avances en la tecnología del ADN ayudaron a la policía a resolver ambos casos.

En 2013, la policía de Las Vegas envió una muestra del kit de asalto sexual de Bridgewater a un laboratorio de ADN, dijo Johansson.

“En ese momento no pudimos poner un nombre detrás del perfil de ADN” del sospechoso, dijo.

Sin embargo, al introducir la muestra en una base de datos nacional, los investigadores determinaron que el autor también estaba relacionado con el asesinato de Becker, dijo Johansson.

Ese año nació una colaboración entre las autoridades de Las Vegas y Westminster, dijo.

Más pruebas de ADN en 2018 y 2022 llevaron a la identificación de Elliott, dijo Johansson.

Aun así, los investigadores no podían estar seguros “al cien por ciento” que fuera él hasta que tuvieran el ADN de sus restos, dijo.

Fue entonces cuando la Liga de la Justicia intervino para financiar la excavación, que se presentó en octubre, dijo Johansson.

Las muestras de tejido y fragmentos óseos de Elliot se enviaron a otro laboratorio de ADN, confirmando lo que las autoridades ya sospechaban, dijo Johansson.

Los padres de Bridgewater ya fallecieron, pero la policía pudo ponerse en contacto con sus dos hijos para comunicarles la noticia, dijo Johansson.

“Por desgracia, se tardó mucho tiempo en llegar a este punto, pero estos son algunos de esos casos que no se resolverían con ninguna otra tecnología que en ese momento estaba a disposición de los detectives”, dijo Johansson.

Johansson dijo que su unidad continuará persiguiendo sus asesinatos sin resolver, señalando que el miércoles recibió una llamada de la familia de otra víctima preguntando por un caso sin resolver.

LO ÚLTIMO