69°F
weather icon Clear

La policía de Las Vegas resuelve dos casos de homicidio sin resolver de los 90s

Actualizado February 7, 2023 - 6:49 pm

El lunes fue un día de cierre para los seres queridos de dos mujeres de la zona que fueron asesinadas en la década de 1990, un par de casos que habían permanecido sin resolver hasta ahora.

En una rueda de prensa celebrada por la tarde, el Departamento de Policía Metropolitana anunció que las pruebas de ADN habían confirmado la identidad del hombre que agredió sexualmente y mató a ambas mujeres.

La policía afirma que Eddie George Snowden Jr., que murió en Las Vegas a los 80 años por causas naturales en febrero de 2017, mató a Lori Ann Perera, de 31 años, y a Pearl Wilson Ingram, de 35, en casos distintos.

“El ADN recolectado durante la investigación inicial y el ADN recolectado del familiar del sospechoso acabaron por identificar quién era”, declaró el teniente de la Policía Metropolitana Jason Johansson.

El cuerpo de Perera fue encontrado en el desierto el 11 de diciembre de 1992, al este de la tienda Montgomery Ward ubicado en la cuadra 2800 de East Charleston Boulevard. El cuerpo desnudo de Perera tenía marcas de ligaduras en los tobillos y las muñecas, y parecía que le habían puesto cinta adhesiva en la boca. Tras la autopsia, se determinó que la causa de su muerte fue asfixia causada por estrangulamiento manual, con traumatismo craneal por objeto contundente.

El cuerpo de Ingram fue descubierto el 11 de enero de 1994 en un contenedor ubicado detrás de un supermercado Vons, en la cuadra 4400 de East Charleston Boulevard. Habían colocado escombros sobre su cuerpo parcialmente desnudo en un intento de ocultarlo. El forense determinó que también había sido estrangulada. Le faltaban varios dientes y tenía abrasiones en la cara.

“El único motivo que podemos determinar ahora mismo es que ambas agresiones sexuales se convirtieron en asesinatos, así que yo diría que tuvieron que ver con algún tipo de gratificación sexual”, dijo Johansson.

En 2012, los detectives de homicidios descubrieron que las pruebas de ADN indicaban que la misma persona había cometido ambos asesinatos.

“Nuestra sección de homicidios se dio cuenta de que ambos asesinatos estaban relacionados con el mismo sospechoso, pero este había permanecido sin identificar”, dijo Johansson.

El año pasado, los investigadores de casos sin resolver de la Policía Metropolitana solicitaron una investigación genealógica a la empresa forense Othram. Entonces se identificó a Snowden como autor del crimen.

Como Snowden murió, no se efectuarán arrestos en ninguno de los casos. Sin embargo, Johnanson instó a otros organismos policiales de varias ciudades de California en las que Snowden había vivido anteriormente -la zona de Fresno, Sacramento, Santa Cruz, Madera, Merced, Woodland y Watsonville- a que examinaran sus casos sin resolver en busca de posibles vínculos con Snowden.

La hermana de Ingram, Teresa Board, habló en la conferencia de prensa, sonriendo al recordar a su hermana.

“Era muy animada, siempre estaba contando chistes”, dijo Board. “Mi hermana era educada. Era madre, era hermana, era tía, y no llegó a ser abuela, y eso no es justo”.

Board dio las gracias a las fuerzas del orden por ayudar a poner fin a la situación de su familia. También dio las gracias a la familia de Snowden y al trabajador del basurero que encontró el cadáver de su hermana hace tanto tiempo.

Ofreció esperanza a las familias que esperan el cierre de casos sin resolver similares.

“Han sido 28 años muy, muy largos”, dijo Board. “Si hay otras familias… pasando por lo que hemos pasado nosotros, mantengan viva la esperanza, mantengan a Dios en primer lugar y ustedes también podrán tener un cierre”.

LO ÚLTIMO