83°F
weather icon Clear

La ‘enorme cantidad de datos’ pudiera retrasar juicio contra Telles

Actualizado February 22, 2024 - 3:52 pm

El juicio por homicidio de un exfuncionario electo acusado de matar al reportero de investigación del Las Vegas Review-Journal Jeff German está programado para comenzar el próximo mes, pero los abogados aún podrían retrasar el caso.

Robert Telles, exadministrador público del Condado Clark, compareció ante el tribunal el miércoles. Su abogado defensor, Robert Draskovich, dijo que Telles está ansioso por su juicio, pero empleados y abogados del Review-Journal todavía están revisando la información de los dispositivos electrónicos de German.

Telles está acusado de apuñalar mortalmente a German afuera de la casa del reportero el 2 de septiembre de 2022, porque Telles estaba enfadado por los reportajes que German había escrito sobre su conducta como funcionario electo.

La policía incautó varias computadoras y el teléfono de German en el lugar del crimen cuando se encontró su cadáver. El periódico entabló una larga lucha legal con la policía y la fiscalía para impedir que funcionarios registraran los dispositivos, que podrían contener información sobre las fuentes confidenciales de German.

La Corte Suprema de Nevada dictaminó en octubre que la ley escudo del estado, que protege a los periodistas de revelar fuentes por la fuerza, aplica a los dispositivos de German tras su muerte.

Los abogados han llegado a un acuerdo por el que los empleados del periódico, en lugar de un equipo de terceros, revisarán el material para determinar si alguna información es confidencial. La abogada Ashley Kissinger, que representa a la organización periodística, dijo durante la audiencia del miércoles que el periódico ha recibido una “enorme cantidad de datos”, equivalente a miles de cajas de documentos.

Kissinger dijo que el teléfono de German contiene una “cantidad significativa de material privilegiado”, parte del cual el periódico está dispuesto a entregar a las autoridades. Pero otro contiene “información identificativa sobre fuentes confidenciales”.

Dijo que no estaba claro cuánto tiempo llevaría revisar el resto de los dispositivos de German.

“Pero podemos decir con seguridad que no va a ser a tiempo para el juicio”, dijo.

La fiscal de distrito adjunta Pamela Weckerly dijo que los fiscales podrían seguir adelante con el juicio sin recibir toda la información sobre los dispositivos de German. Pero los fiscales también están preocupados por proporcionar a Telles toda la información disponible que potencialmente pudiera ayudar a su defensa, lo que evitaría más problemas si fuera condenado y apelara el caso.

“Queremos que tenga todo lo que la Constitución exige antes del juicio”, dijo Weckerly.

Draskovich dijo que querría ver la información de los dispositivos, que pudiera revelar a “otros individuos que podrían tener motivos para acabar con el señor German”. Pero Draskovich dijo que quería hablar con Telles fuera de la corte para determinar si Telles quiere seguir adelante con el juicio a pesar de todo.

El 27 de febrero se celebrará una audiencia sobre el estado de la causa, en la que los abogados podrán determinar si se aplaza el juicio.

Telles, que pasó más de un año actuando como su propio abogado antes de contratar a Draskovich, se ha declarado inocente y ha sostenido que fue víctima de mala conducta policial durante la investigación. También ha alegado que fue incriminado en el asesinato de German por una empresa inmobiliaria local, que ha negado la acusación.

Los fiscales han alegado que la evidencia contra Telles es “abrumadora”, incluido el hecho de que se encontró su ADN bajo las uñas de German.

El juicio de Telles está previsto para el 18 de marzo.

LO ÚLTIMO