67°F
weather icon Clear

Jueza ordena que no se difundan los videos de la presunta violación de una adolescente alcoholizada

Una jueza de Las Vegas le ordenó a un joven de 17 años, acusado de violar a una adolescente “ebria e incoherente” mientras otros grababan, que no distribuya los videos de la supuesta agresión.

“No hay ninguna acusación de que Aiden Cicchetti haya distribuido o publicado nada”, dijo el abogado defensor Ross Goodman durante una audiencia judicial el miércoles. “Fueron otras chicas en el auto las que publicaron el video”.

Durante la audiencia del miércoles, Goodman llamó al caso una “acusación falsa” contra Cicchetti. También repitió las afirmaciones de que la chica consintió en mantener relaciones sexuales, y le dijo a la jueza que la familia de Cicchetti se enfrentaba a amenazas de muerte.

Cicchetti fue arrestado en marzo por tres delitos de agresión sexual y quedó en libertad bajo fianza tras una audiencia celebrada en mayo. El miércoles no compareció ante la jueza.

La jueza de paz de Las Vegas, Nadia Wood, dijo que solo podía dictar órdenes judiciales relacionadas con el sospechoso y no con otras personas que pudieran estar implicadas en el caso.

Wood dijo que estaba ordenando a Cicchetti no publicar ningún video en internet “por abundancia de precaución”.

Según el reporte del arresto de Cicchetti, una adolescente dijo a la policía que le enviaron tres videos de ella en el asiento trasero de un auto con Cicchetti haciendo actos sexuales con ella. Los videos, de entre tres y once segundos de duración, fueron grabados por personas a las que se escuchaba reír, según la policía.

Los fiscales presentaron una denuncia penal el lunes acusando a Cicchetti de tres cargos de agresión sexual, según muestran los registros judiciales.

Un agente escribió en el reporte del arresto que la chica estaba “apenas consciente” y se le escuchaba decir “detente”. Un video la captó gritando “no, no, no”, señala el reporte del arresto.

Goodman dijo que ha revisado los videos y que en ellos no se ve a la chica diciendo “no” o “basta”, aunque se negó a decir lo que cree que la chica dijo.

“Lo que ella dijo durante el sexo fue consistente con alguien que está consintiendo”, escribió más tarde en un mensaje al Las Vegas Review-Journal.

La chica le dijo a la policía que se reunió con Cicchetti el 24 de marzo mientras estaba de fiesta con unos amigos. Bebió de una botella de licor desconocido que tenía Cicchetti, según el reporte del arresto.

Dijo a la policía que lo último que recordaba era que había salido de una fiesta en Henderson y se había dirigido a su auto, y que más tarde se despertó en la cocina de Cicchetti y le faltaban los pantalones y la ropa interior, según el reporte.

Goodman dijo el miércoles que las grabaciones de seguridad de la casa de Cicchetti mostraban a la chica dejándole en casa, y luego volviendo a la casa una hora más tarde y entrando de nuevo con un amigo.

También dijo que la policía no entrevistó a otros adolescentes que iban en el auto con Cicchetti y la chica, y cuyos relatos, según él, contradicen la versión policial.

En una entrevista con la policía, Cicchetti dijo que estaba borracho pero lo suficientemente sobrio como para controlar sus actos, según el reporte. Después de ser confrontado con los videos, dijo que el sexo fue consentido, y más tarde dijo que los amigos de la chica lo habían “forzado” a tener relaciones sexuales con ella.

Según el reporte del arresto, Cicchetti había enviado mensajes a la chica en las redes sociales y había hecho referencia al encuentro sexual. Después de que la chica recibiera los videos de otra persona, su amiga le dijo que debía reportar lo sucedido a las autoridades escolares.

Tras la audiencia del miércoles, el subjefe de la Fiscalía de Distrito, Rob Stephens, dijo que no estaba seguro de quién exactamente había compartido los videos.

“Obviamente, seguiremos estudiando el caso y hablando con los testigos”, dijo.

Otra audiencia en el caso está programada para el 2 de octubre.

LO ÚLTIMO