82°F
weather icon Clear

Hombre se enfrenta a cargo de homicidio por pelea por la custodia de un pit bull

Actualizado March 1, 2024 - 4:41 pm

Una pelea por la custodia de una perra pitbull en Las Vegas acabó con la muerte de un hombre de 69 años el verano pasado.

Siete meses después, la autopsia realizada por la oficina forense del Condado Clark reveló que había fallecido a causa de un latido irregular del corazón y que la forma de la muerte había sido un homicidio.

El altercado ocurrió el 11 de junio, cuando Román Ramírez, de 52 años, se presentó sin previo aviso en una vivienda de la cuadra 3900 de Maryland Parkway, donde vivía su exnovia Loretta Seitz con los padres de esta, Larry e Irene Vargas, según el Departamento de Policía Metropolitana.

Ramírez, de Las Vegas, y Loretta Seitz tenían un acuerdo firmado para compartir la propiedad de un pit bull llamado Luna después de romper una relación de ocho años en mayo de 2022, dijo la policía en un reporte de arresto.

En diciembre de 2022, la hija de Loretta Seitz, Adrianna, que había permitido a Ramírez permanecer en su plan telefónico familiar, le dijo a Ramírez que necesitaba comenzar a pagar su parte de la factura y que tenía hasta el 10 de junio de 2023 para obtener su propio plan, dijo la policía.

Ramírez llevaba a Luna a su casa los fines de semana, mientras que Loretta y Adrianna tenían a la perra entre semana, según el reporte policial.

El 8 de junio de 2023, Ramírez envió un mensaje a Loretta Seitz para decirle que extrañaba a la perra y que esperaba llevarse a la mascota a casa para visitarla, y ella respondió con un “pulgar arriba”, reportó la policía.

El 10 de junio, Loretta Seitz envió a su exnovio un recordatorio de que les debía la factura del teléfono, pero él no le devolvió el mensaje, según la policía.

Al día siguiente, Adrianna Seitz eliminó a Ramírez del plan telefónico y luego ella y Loretta Seitz salieron de la casa, diciéndole a la madre de Loretta que no abriera la puerta si Ramírez venía, dijo la policía.

A las 5:17 p.m. de ese día, Loretta Seitz llamó a la policía para reportar que su padre, Larry Vargas, de 69 años, estaba inconsciente, dijo la policía.

Unos 15 minutos antes, Larry Vargas vio a Ramírez fuera de la casa y le permitió ver a Luna, pero luego Ramírez tomó a la perra y empezó a caminar hacia un vehículo, según una investigación de los detectives de homicidios.

El hombre presuntamente “empujó” a la víctima, provocándole una caída

Irene Vargas dijo a los detectives que Larry Vargas salió corriendo después de que Ramírez cerrara la puerta del pasajero del vehículo y vio a su esposo caer sobre el vehículo y el suelo, según el reporte.

La perra se soltó y corrió hacia la casa cuando Larry Vargas gritó a su esposa que llevara a Luna al interior. Mientras ella intentaba llevar al animal por la puerta principal, vio cómo Ramírez supuestamente le daba un puñetazo en la cara a su esposo, provocando que este cayera de espaldas contra una palmera y la rompiera, declaró la policía en el reporte.

Larry Vargas entró en la casa y pidió a su esposa que tratara de encontrar sus lentes afuera, dijo la policía. Cuando las localizó, volvió al interior de la casa y encontró a Larry Vargas tumbado en un sillón reclinable, inconsciente, según la policía.

Los servicios médicos trasladaron a Larry Vargas al Sunrise Hospital and Medical Center, donde fue declarado muerto después de las 6 p.m., según la policía.

Los detectives dijeron que Ramírez, tras llegar sin previo aviso, “empujó” a Larry Vargas “varias veces” y lo hizo “caer al suelo contra una palmera, lo que le produjo múltiples abrasiones en el brazo, las piernas y la espalda”, según el reporte.

“Momentos después del altercado, Larry fue encontrado inconsciente en su residencia, lo que finalmente causó su muerte”, declaró la policía. “La vigilancia por video corroboró que Roman fue el principal agresor durante todo el enfrentamiento”.

La policía arrestó inicialmente a Ramírez más tarde ese mismo día como sospechoso de agresión con lesiones corporales graves a una víctima de edad avanzada, a la espera de los resultados del forense.

Los resultados de la autopsia llevaron al forense a declarar que Vargas murió de arritmia cardiaca, o latido irregular del corazón, y que la forma era homicidio, lo que llevó a la policía a arrestar a Ramírez el 22 de febrero como sospechoso de asesinato, según la policía.

En el Tribunal de Justicia de Las Vegas, los fiscales consolidaron el caso el jueves, y Ramírez se enfrenta a cargos de asesinato, agresión con daños corporales sustanciales a una víctima mayor y abuso de una persona mayor o vulnerable con muerte o daños corporales o mentales sustanciales, según los registros judiciales.

Ramírez tiene una audiencia preliminar en el tribunal programada para el 7 de marzo, muestran los registros judiciales.

LO ÚLTIMO