103°F
weather icon Clear

Hombre de LV es condenado en Utah a 20 años por un delito relacionado con fentanilo

Un hombre de Las Vegas, vinculado a dos muertes por fentanilo cuando era menor de edad, fue condenado el jueves en Utah a 20 años de prisión por distribución de una sustancia controlada que causó lesiones corporales graves.

Colin Andrew Shapard, de 23 años, se declaró culpable en diciembre, según la fiscalía federal en Salt Lake City.

Según la fiscalía, el fentanilo que Shapard envió por correo postal estuvo a punto de matar a un residente de Park City, Utah tras sufrir una sobredosis en 2022.

Según documentos judiciales, el residente dijo a los investigadores que, en 2016, Shapard fue la persona que suministró un opioide sintético peligroso a dos estudiantes de 13 años de una secundaria en Park City que murieron como resultado de ingerir la sustancia.

Shapard fue acusado en el tribunal de menores por las muertes de los dos adolescentes, y esos delitos se procesaron a través del sistema de tribunales de menores, ya que Shapard era menor de edad en ese momento.

En febrero de 2022, su padre encontró al residente de Park City en el piso sin reaccionar. El padre llamó al 911 y comenzó la reanimación cardiopulmonar. Cuando llegó el personal médico de urgencias, administraron a la víctima naloxona, también conocida como Narcan. El Narcan es un fármaco que revierte los efectos de los opiáceos, incluido el fentanilo, y solo es eficaz con opiáceos. La víctima fue hospitalizada y sobrevivió.

Al día siguiente, los agentes de la DEA descubrieron que la víctima había sufrido una sobredosis de pastillas azules de fentanilo M30, compradas a Shapard. El 8 de marzo de 2022, Shapard fue arrestado.

“La seguridad de la comunidad es una de las principales prioridades de mi oficina”, declaró en un comunicado la fiscal federal del distrito de Utah, Trina Higgins. “Shapard no solo vendió a sabiendas opioides sintéticos peligrosos, sino que lo hizo engañando a sus clientes sobre la naturaleza del producto. El fentanilo es 100 veces más potente que la morfina y 50 veces más que la heroína. De no haber sido por la rápida respuesta de la familia de la víctima y la rápida actuación de los primeros auxilios que administraron Narcan, este habría sido un desenlace más trágico”.

LO ÚLTIMO