67°F
weather icon Clear

Familia sigue esperando indemnización tras la puesta en libertad condicional de asesino

ActualizadoJanuary 20, 2023 - 12:01 pm

La familia de Luis Campos ha esperado más de cuatro años por más de 20 mil dólares que un juez dijo que tenían derecho a recibir después de su muerte.

Cuando James Beach fue sentenciado en 2018 por matar a Campos, el entonces juez de distrito Douglas Herndon ordenó que Beach pasara al menos tres años en prisión y le pagara a la madre de la víctima 21,679 dólares. Beach salió de prisión en febrero de 2021, pero la familia Campos nunca recibió ningún dinero.

“No es mucho dinero, pero es el hecho de que este tipo se salió con la suya por asesinar a mi hijo”, dijo la madre de Campos, Joyce Garibay en una entrevista el mes pasado argumentando que Beach no completó su sentencia. “En resumen, es como si el sistema nos hubiera fallado”.

Luis Campos, padre de cinco hijos, estaba esperando en la fila afuera de Vanguard Lounge, 516 E. Fremont St., el 30 de abril de 2017, cuando Beach lo golpeó una vez. El hermano de Campos, que también estaba en la fila, lo llamó un ataque no provocado.

Campos colapsó y murió cuatro días después en University Medical Center por lesiones contundentes en la cabeza, según la oficina forense del Condado Clark. Beach fue arrestado y acusado de asesinato, pero finalmente se declaró culpable de homicidio voluntario.

Su madre acudió a todas las audiencias, excepto a la de la sentencia, en la que uno de sus otros hijos leyó una declaración que ella había preparado. Acudió a las dos audiencias de libertad condicional, pidiéndole a la Junta de Comisionados de Libertad Condicional de Nevada que no pusiera en libertad a un hombre que, en su opinión, no mostraba remordimientos.

El sitio web del Condado Clark mostraba que las víctimas de delitos tienen derecho a solicitar una indemnización, que se ordena en un plazo de 90 días desde la sentencia, por las pérdidas relacionadas con el delito. En el caso de Beach, la indemnización se ordenó en la sentencia. La División de Libertad Condicional y Libertad Vigilada de Nevada se encarga de enviar el dinero a las víctimas mientras el recluso está trabajando en la cárcel o en libertad condicional.

Tras la puesta en libertad de un acusado, puede presentarse ante el tribunal de distrito lo que se conoce como Notificación de Indemnización No Cobrada si no se ha cumplido con el pago. El juez no dio un plazo para que Beach pagara la indemnización.

Beach había cumplido condena en 2009 por asesinato y agresión con arma mortal. Fue puesto en libertad condicional en ese caso tras cuatro años en prisión. Beach admitió a la policía que, durante una pelea en una fiesta en una casa del oeste de Las Vegas, les disparó a dos personas, matando a una de ellas.

No se le ordenó pagar indemnización en ese caso, pero el martes todavía debía 175 dólares en tasas administrativas de 2010, cuando fue puesto en libertad condicional.

Sin respuestas

“He pensado mucho en esto y realmente creo que, si hubiera sido un accidente, por supuesto que el dolor habría estado ahí, pero no el dolor con ira”, dijo Garibay en diciembre. “O incluso si hubiera tenido una enfermedad mortal, sabría que ya no sufre. Tenía cinco hijos, uno de dos y otro de un año en su segundo matrimonio. No fue una muerte oportuna”.

Desde su liberación, Garibay ha escrito cartas con respecto a la indemnización no pagada a Herndon, quien fue elegido como juez del Tribunal Supremo de Nevada en 2020, y a la oficina del fiscal de distrito del Condado Clark.

Un portavoz de la oficina del fiscal de distrito dijo a Garibay que no tienen autoridad si Beach ya está fuera de libertad condicional.

Gregory Knapp, quien representó a Beach, se retiró del caso en 2018 y le dijo a Review-Journal en un correo electrónico el 26 de diciembre que no tenía contacto con Beach y no tenía más comentarios. Adam Graves, quien tomó la defensa de Knapp, no pudo ser contactado.

El fiscal adjunto Ronald Evans, que representó al estado de Nevada en la audiencia de libertad condicional, no pudo ser localizado para hacer comentarios.

“Eso es con lo que tengo que vivir cada día de mi vida”, dijo Garibay. “No hay justicia de ninguna manera para Louie. Por mucho que lo intente, es una batalla perdida haga lo que haga”.

Una familia sigue adelante

La viuda de Campos, Julieanne Campos, demandó a Beach, Vanguard Lounge y la empresa de seguridad Saber Security en 2019 en nombre de los hijos menores de Campos, Brixton Wolf Campos y Tennessee Rose Campos, alegando negligencia, según los registros judiciales. Su abogado, Jon Remmel, dijo en diciembre que el caso se había resuelto, pero no quiso dar más detalles sobre la resolución.

Julieanne Campos, a través de su abogado, declinó hacer más comentarios sobre la demanda o la muerte de su esposo.

Lo que antes era Vanguard Lounge es ahora un bar llamado Lucky Day.

Dos de los tres hijos mayores de Campos estudian derecho y enfermería y el otro trabaja en la Universidad de California en Los Ángeles como físico, dijo Garibay.

Aunque dijo estar enojada con el sistema judicial y con el hombre que, en su opinión, está “viviendo su vida tan libre como un pájaro”, Garibay espera que su hijo esté en un lugar mejor. El año que asesinaron a su hijo compró un árbol blanco y, cuando viaja, recoge pequeños adornos para ponerlos en él. Por primera vez desde que compró el árbol, Garibay estaba por fin lista para ponerlo esta Navidad.

“Espero que Luis sea capaz de mirar hacia abajo con una gran sonrisa”, dijo.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO