60°F
weather icon Clear

Exinformante del FBI es arrestado de nuevo en LV, dice el abogado defensor

Un exinformante del FBI acusado de mentir a las autoridades sobre un supuesto esquema de sobornos multimillonarios, en el que estaban implicados el presidente Joe Biden y su hijo Hunter, fue arrestado de nuevo en Las Vegas el jueves por la mañana, dos días después de que un juez ordenara su puesta en libertad.

Alexander Smirnov, de 43 años, fue arrestado en la oficina de sus abogados por una orden de arresto emitida desde California, donde se presentó inicialmente el caso, según los documentos judiciales presentados el jueves por los abogados defensores David Chesnoff y Richard Schonfeld. Los documentos presentados el jueves impugnaban la detención de Smirnov y solicitaban que un juez impidiera su traslado a California.

Smirnov fue arrestado inicialmente el 14 de febrero en el aeropuerto internacional Harry Reid tras regresar a Estados Unidos de un viaje al extranjero, según la fiscalía. El martes, el juez de instrucción federal Daniel Albregts, ordenó la puesta en libertad de Smirnov al considerar que los fiscales no habían demostrado que fuera necesario mantenerlo bajo custodia para garantizar su comparecencia ante el tribunal.

Los fiscales han apelado la decisión.

Chesnoff y Schonfeld alegaron que volver a arrestar a Smirnov, que ha vivido en Las Vegas durante dos años, era una “interferencia con sus preciados derechos de la Sexta Enmienda”, según una petición presentada el jueves para la puesta en libertad de Smirnov.

“Estamos recurriendo a recursos legales para solicitar de nuevo su puesta en libertad”, escribieron los abogados en un comunicado.

Albregts dictaminó que los fiscales tienen hasta el viernes por la tarde para responder a la petición de emergencia solicitando la liberación de Smirnov, según los registros del tribunal.

Smirnov está acusado de reportar falsamente a su controlador del FBI que ejecutivos de la compañía energética ucraniana Burisma pagaron al presidente Biden y a Hunter Biden cinco millones de dólares a cada uno alrededor de 2015. La afirmación se ha convertido en un elemento central de la investigación republicana sobre la destitución en el Congreso.

Según el escrito de encausamiento, Smirnov comunicó al FBI las falsas acusaciones en 2020, después de expresar su parcialidad contra Joe Biden cuando era el presunto candidato presidencial demócrata.

Los abogados han alegado que Smirnov está vinculado a múltiples agencias de inteligencia extranjeras, incluida Rusia. Los fiscales federales lo han calificado como con riesgo de fuga y se le exigió que renunciara a sus pasaportes israelí y estadounidense antes de ser puesto en libertad el martes.

El fiscal federal Leo Wise declaró durante la audiencia del martes que Smirnov ha “demostrado que no es de fiar”, ya que se le acusa de mentir a su superior en el FBI después de haber trabajado estrechamente con él durante 10 años.

Mientras que los abogados de la defensa han alegado que los cargos contra Smirnov tienen “motivaciones políticas”, Wise cuestionó esta afirmación durante la audiencia del martes, diciendo al juez que también es fiscal en un caso federal de armas de fuego contra Hunter Biden.

Albregts rechazó los intentos de Wise de mencionar el panorama político más amplio del caso en sus argumentos durante la audiencia del martes.

Hasta el jueves por la noche, no se había programado ninguna audiencia en Nevada o California para tratar el estado de detención de Smirnov, según los registros judiciales.

Varias entradas selladas tanto del miércoles como del jueves figuraban en el expediente judicial, pero no se disponía de inmediato de detalles adicionales sobre el regreso de Smirnov a prisión preventiva. Los abogados de Smirnov escribieron que, cuando los fiscales presentaron los documentos judiciales el miércoles solicitando una nueva audiencia de detención, no hicieron referencia a la orden de arresto no cumplida en California.

“Además, cabe señalar que el hecho de que el acusado estuviera asistiendo a una reunión de consulta legal en la oficina de sus abogados contradice la noción de que existe riesgo de fuga”, según la moción de Chesnoff y Schonfeld del jueves.

LO ÚLTIMO