61°F
weather icon Partly Cloudy

Encausan a sospechoso de atacar a una jueza en video viral

Actualizado February 9, 2024 - 4:54 pm

Un hombre acusado de atacar a una jueza de Las Vegas en un video viral fue encausado por intento de homicidio y cargos de agresión.

Los fiscales anunciaron los cargos oficiales durante una audiencia judicial el jueves 8 de febrero, cuando el juez de distrito Jerry Wiese ordenó que Deobra Redden, de 30 años, continuara en prisión preventiva sin derecho a fianza. Redden está actualmente en prisión tras haber sido sentenciado en otro caso de agresión, el mismo caso en el que se le vio saltar sobre la jueza de distrito Mary Kay Holthus durante una audiencia en enero.

Cuando Holthus indicó que no iba a condenar a Redden a libertad condicional, Redden saltó por encima de la mesa del abogado defensor, corrió por la sala y se lanzó por encima del estrado de la jueza, tacleando a Holthus y golpeándole la cabeza contra una pared, según dijo la policía. Un abogado, un secretario y un agente uniformado apartaron a Redden de Holthus después de que supuestamente le tirara del cabello y la golpeara en la cabeza.

Redden fue acusado de intento de homicidio contra una víctima de 60 años o más, agresión a una persona protegida de 60 años o más, extorsión con amenazas, intimidación a un funcionario público, agresión a un funcionario con resultado de lesiones corporales graves, desprecio deliberado o gratuito de la seguridad de las personas o los bienes con resultado de lesiones corporales graves, agresión a una persona protegida, agresión por parte de un preso y acto ilícito en relación con fluidos corporales.

Cuando Redden fue arrestado inicialmente y trasladado al Centro de Detención del Condado Clark, escupió en la cara a un guardia penitenciario y dijo que “hoy había intentado matar a la jueza”, según el reporte de su arresto.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
 
Policía: arrestan a mujer vinculada a robo a cuatro turistas

La policía de Las Vegas dice que hombres armados llegaron al Airbnb de las víctimas después de que la mujer, que trabajaba como prostituta, se reuniera con los hombres.