93°F
weather icon Clear

El sospechoso de asesinar a reportero pide que se retrase el próximo juicio

Un expolítico acusado de matar al reportero de investigación del Las Vegas Review-Journal Jeff German, le ha pedido a un juez que retrase su próximo juicio por asesinato hasta seis meses.

Robert Telles, que se representa a sí mismo, presentó la semana pasada la documentación solicitando el aplazamiento, en parte debido a la información que no se ha hecho pública de los dispositivos personales de Jeff German incautados por la policía.

El Review-Journal ha estado inmerso en una batalla legal que actualmente se encuentra ante el Tribunal Supremo de Nevada por el deseo de la policía y los fiscales de registrar los dispositivos.

“El demandado no ha recibido aún las pruebas de los dispositivos de Jeffrey German que el Estado y el Departamento de Policía Metropolitana de Las Vegas han afirmado que se deben al demandado para evitar una grave violación constitucional”, escribió Telles en documentos judiciales.

Está previsto que el juicio comience el 6 de noviembre, pero Telles solicita un aplazamiento de entre cuatro y seis meses. Se ha programado una audiencia para el 18 de octubre a fin de que el juez examine la petición de aplazamiento.

El Review-Journal ha argumentado que los dispositivos de German pueden contener información sobre las fuentes confidenciales del reportero, incluidos los que trabajaron para la oficina del fiscal del distrito o la Policía Metropolitana, y que la información está cubierta por la ley escudo de Nevada, que protege a los periodistas de revelar fuentes por la fuerza.

La jueza de distrito Michelle Leavitt ha aprobado un protocolo para registrar los dispositivos, que refleja un plan sugerido por los abogados de la Policía Metropolitana y llama a que el registro lo lleven a cabo dos detectives y los dos fiscales del caso.

El Tribunal Supremo de Nevada está a punto de pronunciarse sobre la cuestión y el plan propuesto por el Review-Journal para que los dispositivos sean registrados por maestros de audiencia especiales, que ayudarían a determinar qué información podría ser entregada a los fiscales para ser usada tanto por el Estado como por la defensa de Telles.

En mayo, Telles presentó una documentación en la que aceptaba la propuesta del Review-Journal de registrar los dispositivos, tras afirmar en una entrevista en la cárcel que quería evitar una “confrontación con los derechos constitucionales” de la organización periodística.

Telles ha afirmado que lo que los fiscales han llamado “pruebas abrumadoras” contra él fueron colocadas en su casa, y se ha declarado inocente de un cargo de asesinato. Según los fiscales, las pruebas en su contra incluyen su ADN, que se encontró bajo las uñas de German, y ropa encontrada en su casa que coincide con la descripción de un hombre que fue visto deambulando por el vecindario de German antes de que fuera atacado y brutalmente apuñalado.

Los fiscales han dicho que el exadministrador Público del Condado Clark mató a German porque estaba molesto por los reportajes que German había escrito sobre su conducta como funcionario electo.

En su solicitud de aplazamiento del juicio, Telles también alegó que los fiscales no han entregado todas las pruebas que ha solicitado para ayudar en su defensa. Telles ha afirmado que fue víctima de mala conducta policial durante la investigación del asesinato de German.

En julio, los fiscales entregaron pruebas a Telles en una reunión a puerta cerrada.

Telles permanece en el Centro de Detención del Condado Clark sin fianza.

LO ÚLTIMO