108°F
weather icon Clear

El sospechoso de asesinar a desamparados dijo que quería ‘proteger a su familia’

Actualizado January 17, 2024 - 11:33 am

El deseo de un hombre de “proteger a su familia” después de un intento de robo en la casa de su cuñada fue el motivo detrás de un tiroteo el mes pasado en el este de Las Vegas que dejó dos desamparados muertos y tres heridos, según un reporte de arresto.

La cuñada de Cristóbal Omar Pérez, sospechoso del tiroteo masivo del 1° de diciembre, le dijo que creía haber visto a un hombre en una gasolinera frente a un campamento de desamparados que coincidía con la descripción de la persona que intentaba invadir su casa, según el reporte de arresto del Departamento de Policía Metropolitana.

Omar Pérez, de 31 años, decidió enfrentarse al individuo dejándose caer cerca de la gasolinera Arco, en el 3885 E. Charleston Blvd., y abandonando la zona, reclutando a su novia Kylee Au Young, de 21 años, para que se reuniera con él a unas cuadras de distancia en un vehículo de huida, según el reporte.

Au Young, antes de conducir para recoger a Pérez, le dijo “no hagas nada estúpido”, pero admitió a la policía más tarde que, basándose en su comportamiento violento en el pasado, pensó que la confrontación resultaría en una lesión grave, declaró el reporte.

El teniente de Homicidios Jason Johansson dijo que Pérez disparó 14 veces con una pistola de 9 mm “indiscriminadamente” y a “sangre fría” contra cinco desamparados, la mayoría de los cuales vivían en tiendas de campaña en la acera, en la esquina de Honolulu Street con Charleston.

Timothy Bratton, de 57 años, murió ese día de un disparo en el pecho y Ashley Burnell, de 38 años, murió en el University Medical Center el 8 de diciembre de un disparo en la cabeza, según la oficina forense del Condado Clark.

Omar Pérez se enfrenta a 13 cargos por delitos graves, entre ellos dos cargos de asesinato, tres cargos de intento de asesinato, tres cargos de agresión con arma mortal, tres cargos de agresión con arma mortal, conspiración para cometer asesinato y un cargo por arma de fuego.

Au Young se enfrenta a dos cargos de asesinato y uno de conspiración para cometer asesinato.

Ambos acusados comparecieron el martes ante la jueza de paz de Las Vegas Diana Sullivan, que leyó los cargos contra ellos.

Cada uno dijo que entendía las acusaciones y renunció a su derecho a una audiencia preliminar rápida.

Sullivan dijo que los dos seguirían detenidos sin derecho a fianza.

Entre los sobrevivientes había un hombre herido de bala en la espalda y rozado en la cabeza, otro herido en el muslo derecho y un tercero herido en el codo izquierdo, según el reporte.

Au Young declaró posteriormente a la policía que, después de que la cuñada de Omar Pérez le informara del hombre que había intentado entrar en la casa, decidió que tenía que enfrentarse a esa persona para “proteger a su familia”.

Según la policía, minutos antes del tiroteo, Omar Pérez fue visto merodeando cerca de las calles Honolulu Norte y Chang y, tras el tiroteo, huyó hacia el sur cruzando Charleston Boulevard y subió al asiento delantero del pasajero de un SUV negro, que condujo hasta un complejo de apartamentos cercano donde Au Young le estaba esperando.

Au Young dijo que después de recoger a Omar Pérez en su Toyota Tacoma plateado y alejarse, entre vehículos de emergencia que pasaban, le preguntó qué había hecho, según el reporte.

“No quieres saberlo”, le dijo Omar Pérez, y a continuación se echó a llorar, condujo hasta otra gasolinera y luego a casa de sus abuelos, donde se alojaban, según el reporte policial.

Alrededor de una semana más tarde, Au Young dijo que vio un reportaje de noticias que incluía un video de un sospechoso huyendo de la escena y entrando en un vehículo, pero nunca trató de ponerse en contacto con la policía o distanciarse de Omar Pérez, declaró la policía en el reporte.

“Kylee mencionó que quería formar una familia con Cristóbal, que no quería perderlo y que deseaba que el incidente no fuera cierto”, según el reporte.

Según el reporte, la policía usó datos de Google geofencing y registros de teléfonos celulares para ubicar a Omar Pérez en el área de los asesinatos.

Los detectives también usaron fotos publicadas en las cuentas de Facebook e Instagram de Au Young para confirmar la identidad de ambos sospechosos, según el reporte.

LO ÚLTIMO