109°F
weather icon Partly Cloudy

El protocolo para registrar los dispositivos del reportero asesinado es devuelto al Tribunal de Distrito

El Tribunal Supremo de Nevada está pidiéndole a un tribunal inferior que decida sobre un protocolo para que las autoridades revisen los dispositivos personales del reportero de investigación de Las Vegas Review-Journal, Jeff German, que fueron confiscados después de su asesinato en septiembre.

El exadministrador público del Condado Clark, Robert Telles, fue acusado de asesinato y la fiscalía lo acusa de asesinar a German delante de su casa en septiembre por los reportajes que el reportero escribió sobre su conducta como funcionario electo. Tras el asesinato de German, la policía confiscó su teléfono celular y los dispositivos personales de su domicilio, que podrían contener información sobre sus fuentes confidenciales.

El Review-Journal presentó por primera vez documentos judiciales para impedir el registro de los dispositivos en septiembre, y ha argumentado que la información de los dispositivos está protegida por la ley escudo de Nevada.

El caso se encuentra en el Tribunal Supremo desde octubre, después de que la jueza de distrito Susan Johnson, dictara una medida cautelar que les ha impedido a los funcionarios registrar los dispositivos. Johnson había indicado anteriormente que se inclinaba por establecer lo que se conoce como un “equipo de detección”, formado por “altos cargos de confianza de la Policía Metropolitana”, para registrar los dispositivos.

El Review-Journal ha propuesto un protocolo en el que un exjuez federal revisaría los dispositivos junto con David Roger, exfiscal de distrito que trabaja como asesor general de la Asociación de Protección de la Policía de Las Vegas. El periódico se ha opuesto a que alguien de la Policía Metropolitana o de la oficina del fiscal del distrito revise la información de German.

En una orden presentada el martes, el Tribunal Supremo concedió la petición de la Policía Metropolitana de devolver el caso al Tribunal de Distrito para que el tribunal inferior pueda determinar un protocolo para registrar los dispositivos.

“Devolver el caso al tribunal de distrito para que lo haga no retrasará innecesariamente la resolución de la apelación, sino que le permitirá al tribunal decidir sustancialmente las cuestiones y detallar cómo se llevarán a cabo las búsquedas”, según la orden.

En enero, la jueza de distrito Michelle Leavitt negó una petición del Review-Journal pidiendo sanciones contra la Policía Metropolitana sobre cómo los investigadores registraron el teléfono celular de German. Leavitt también declaró en la audiencia que estaría a favor de establecer un protocolo para registrar los dispositivos de German.

LO ÚLTIMO