66°F
weather icon Clear

El forense identifica a un hombre asesinado por la policía; el sospechoso se negó a soltar el arma

Actualizado January 3, 2024 - 1:21 pm

Un hombre de 33 años que huyó de un vehículo robado el jueves por la noche fue perseguido por dos agentes de Las Vegas que, en conjunto, dispararon 15 veces y lo mataron cuando levantaba un arma tras no obedecer órdenes verbales, informó la policía el martes.

Iesel Torres Santiago fue alcanzado por los disparos mientras estaba arrodillado sobre una rodilla y tenía la mano en una pistola SIG Sauer del calibre 22 cargada, según la grabación de la cámara corporal de un agente mostrada el martes durante una rueda de prensa en la sede del Departamento de Policía Metropolitana.

Santiago había sido sospechoso del robo de una van que la policía acababa de localizar en el autoservicio de un establecimiento de comida rápida en West Charleston Boulevard, cerca de Rancho Drive, dijo en la conferencia la ayudante del alguacil del Condado Clark, Sasha Larkin.

Los agentes de policía usaron sus autos patrulla para impedir que la camioneta saliera del autoservicio en la cuadra 1800 de West Charleston, y Santiago salió de la puerta delantera del pasajero y huyó a pie hacia el este por Charleston, dijo Larkin.

Corrió unas 300 yardas hasta la parte trasera de un edificio en la cuadra 1700 de West Charleston con los agentes de policía Joseph Bringhurst y Richard Rivera detrás de él, dijo Larkin.

“Cuando el agente Bringhurst alcanzó al sospechoso, estaba en el suelo con una pistola en la mano”, dijo Larkin.

A las 9:38 p.m., los agentes se enfrentaron a Santiago, le ordenaron que se alejara del arma de fuego que yacía en el suelo y cuando no obedeció su orden, y alcanzó el arma y la sostuvo, abrieron fuego, dijo.

Bringhurst, de 33 años, agente de la Policía Metropolitana desde 2018, disparó 11 veces con su pistola Glock de 9 mm y Rivera, de 28 años, en la fuerza desde 2017, disparó cuatro veces con su Smith & Wesson de 9 mm, dijo.

Después de recibir asistencia médica, Santiago fue declarado muerto en el lugar, dijo.

Ambos agentes, de la división de policía comunitaria occidental del Comando de Área de Bolden, fueron puestos en licencia administrativa pagada mientras la Policía Metropolitana revisa el incidente, informó el departamento.

Santiago, que tenía prohibida la tenencia de armas de fuego, habría sido acusado de intento de asesinato con un arma mortal contra una persona protegida, de agresión con un arma mortal contra una persona protegida y de tenencia prohibida en posesión de un arma de fuego, dijo Larkin.

La van en la que viajaba Santiago fue reportada como robada el día de Navidad, dijo.

El tiroteo marcó el décimo tiroteo con participación de agentes del departamento, y el quinto fatal, en 2023, en comparación con sus 14 tiroteos y siete muertes en 2022, dijo Larkin.

LO ÚLTIMO