62°F
weather icon Clear

Dos menores más admiten su participación en la golpiza mortal de Rancho High

Actualizado February 9, 2024 - 4:53 pm

Dos jóvenes más han admitido homicidio voluntario por la golpiza mortal a un estudiante de Rancho High School.

Los adolescentes son dos de los cinco acusados que son menores de 16 años, lo que significa que sus casos han permanecido en el sistema del Tribunal Familiar. Brigid Duffy, directora de la división de menores de la oficina del fiscal del distrito del Condado Clark, confirmó que dos de los adolescentes ingresaron el miércoles por la mañana.

“No hace falta decir que la pérdida involuntaria de vidas involucrada en esta situación es trágica y lamentable”, dijo el abogado Richard Bryant, que representa a uno de los acusados, en una declaración enviada por correo electrónico. “Esperamos que los servicios prestados a través de los programas de Justicia Juvenil ayuden a nuestro cliente, y a los demás jóvenes implicados, en su rehabilitación y madurez tras este incidente”.

Nueve adolescentes, uno de tan sólo 13 años, han sido arrestados en relación con la golpiza mortal que recibió Jonathan Lewis, de 17 años, en noviembre.

Los nombres de los acusados que permanecen en el tribunal de menores no se han hecho públicos. Podrían ser enviados al sistema judicial de adultos tras una audiencia de certificación, en la que un juez determina si un menor debe ser juzgado como adulto.

Cuatro de los adolescentes —Treavion Randolph, de 16 años; Dontral Beaver, de 16; Damien Hernandez, de 18; y Gianni Robinson, de 17— están acusados como adultos. Todos ellos fueron acusados de asesinato en segundo grado y conspiración para cometer lesiones, y se han declarado inocentes.

Los fiscales han dicho que Lewis fue atacado cerca del campus de Rancho High School el 1° de noviembre y murió a causa de sus heridas seis días después. La golpiza mortal fue capturada en un video que mostraba a los adolescentes pisoteando, pateando y golpeando a Lewis hasta que cayó inconsciente.

Las grabaciones de vigilancia y los videos de teléfonos celulares usados como pruebas han mostrado a Lewis empujando a un estudiante en un callejón cercano a la escuela. Después, se quitó la sudadera y le dio un puñetazo a otro alumno, antes de que un grupo de adolescentes se abalanzara sobre él y lo atacara, según las transcripciones de los testimonios prestados durante la audiencia del gran jurado.

El primer menor se declaró culpable de homicidio voluntario la semana pasada. Se espera que los menores sean enviados a un centro correccional supervisado por la División de Servicios para la Infancia y la Familia.

En el sistema del Tribunal Familiar, los menores no reciben una sentencia exacta, sino que permanecen bajo custodia hasta que completan los programas de rehabilitación en un centro correccional, dijo Duffy. Los menores no pueden permanecer bajo custodia después de los 21 años.

LO ÚLTIMO