64°F
weather icon Cloudy

Demanda: una ex masajista alega que el jefe de Sphere la agredió sexualmente

Actualizado January 17, 2024 - 2:42 pm

Una demanda presentada el martes afirma que el director ejecutivo de Sphere Entertainment, James Dolan, y el exejecutivo de cine de Hollywood Harvey Weinstein agredieron sexualmente a una masajista hace una década.

La demandante Kellye Croft alega que Dolan y Weinstein se involucraron en “asalto sexual y tocamientos forzados” contra ella y busca daños compensatorios y una indemnización económica por su dolor físico y mental, según sus abogados.

Croft afirma que Dolan “se dedicó a traficar con la demandante por actos sexuales comerciales” y que sus presuntas acciones, incluidos los tocamientos indebidos, le causaron “lesiones, angustia emocional grave, humillación, vergüenza, ansiedad, perjuicios económicos y otros daños indirectos”, afirma la demanda presentada ante un tribunal de California. Sphere Entertainment es propietaria de la atracción Sphere en el Strip.

‘Sin ningún fundamento’

Un abogado de Dolan refutó categóricamente las acusaciones en un comunicado.

“No hay absolutamente ningún mérito en ninguna de las acusaciones contra el señor Dolan”, declaró la abogada neoyorquina E. Danya Perry. “Kellye Croft y James Dolan tenían una amistad. Las referencias a Harvey Weinstein simplemente pretenden inflamar y parecen plagiadas de casos anteriores contra el señor Weinstein”.

Las afirmaciones de la demanda “reflejan un acto de represalia por parte de una abogada que ha presentado múltiples casos contra el señor Dolan y no ha ganado, ni puede ganar, una sentencia contra él”, declaró Perry. “El señor Dolan siempre creyó que la señora Croft era una buena persona y le sorprende que haya accedido a estas demandas. En resumidas cuentas, esto no es un asunto de él dijo/ella dijo y hay pruebas convincentes que respaldan nuestra posición. Estamos deseando demostrarlo ante el tribunal”.

La demanda dice que Croft conoció a Dolan en 2013, cuando él tenía 58 años y ella era una terapeuta de masajes con licencia de 27 años. Él le ofreció un trabajo como terapeuta del grupo de rock Eagles durante su gira de conciertos con la banda de Dolan, JD & The Straight Shot, como teloneros.

Acusaciones de fuerza

En noviembre de 2013, Dolan, financiador de la gira de los Eagles, le pidió que le diera dos masajes y durante la segunda sesión, Dolan “se sintió envalentonado para seguir ejerciendo su poder e influencia sobre la señora Croft” y en un momento dado tiró de ella hacia él y “la arrastró hasta un sofá”, alega la demanda.

A continuación, la obligó a poner las manos entre sus rodillas y la señora Croft se resistió a sus avances, firme en que no quería tener ninguna interacción sexual con Dolan, que estaba “casado y era treinta años mayor que la Sra. Croft”, afirma la demanda.

Dolan era “extremadamente manipulador” y “presionó a la señora Croft para que mantuviera relaciones sexuales no deseadas con él”, dejándola “asqueada y aterrorizada”, pero ella se sometió, debido a un sentimiento de aislamiento de los demás, “a las afirmaciones de Dolan de que él cuidaría de ella” y porque él tenía poder sobre la gira de la banda para la que ella trabajaba, según la demanda.

En enero de 2014, The Azoff Company, una empresa de gestión de los Eagles, la hizo volar a Los Ángeles y registrarse en un hotel de Beverly Hills, donde se alojaba la banda de Dolan, con la intención de que participara “en actos sexuales no deseados con Dolan” en lugar de como masajista de los Eagles, y de nuevo se sintió obligada a someterse, afirma la denuncia.

Mientras estaba en el hotel, entró en el ascensor con un hombre que resultó ser Weinstein, quien le dijo que Dolan y él eran mejores amigos y que había escuchado cosas buenas sobre Croft, según la demanda.

Weinstein le sugirió que podía ayudarla a dar masajes a actores y actrices en los platós de cine y la invitó a su habitación, donde se puso un albornoz y le pidió que le diera un masaje en la cama, según la demanda.

Cuando ella se resistió, Weinstein le dijo que si no podía atender esas peticiones “no triunfarías en Hollywood”, según la demanda.

Cuando ella le dijo que necesitaba su camilla de masaje de la habitación del hotel e intentó escapar, Weinstein la siguió, puso el pie en la puerta para detenerla e “intentó agredirla”, pero fue interrumpido cuando sonó el teléfono, con Dolan en la línea, lo que hizo que Weinstein se marchara, según la demanda.

Croft alegó que Dolan le dijo que Weinstein era “una persona con problemas” que tenía muchos “problemas serios” y que los amigos del productor de cine estaban “intentando que abordara” esos problemas, afirma la demanda.

Croft quedó física y emocionalmente afectada, sintió “vergüenza y asco” y “nunca volvió a ser la misma después de sus experiencias en la gira con los Eagles”, según la demanda.

Se vio incapacitada para presentarse a dar masajes y acabó abandonando el negocio, según la denuncia…

Su demanda afirma que Weinstein está encarcelado en el Centro Correccional de Mohawk, en Rome, Nueva York, desde su condena en 2020 por conducta sexual inapropiada.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO