86°F
weather icon Mostly Cloudy

Condenan a exagente del FBI por apostar dinero del gobierno en Las Vegas

Tanto los acusados como la defensa pidieron libertad condicional, pero el exagente del FBI Scott F. Carpenter fue condenado el miércoles a tres meses de prisión preventiva por haber apostado el dinero del gobierno destinado a una operación encubierta.

El fiscal adjunto federal, Dan Schiess, dijo que Carpenter reportó por sí mismo el uso indebido del dinero e inmediatamente tomó medidas para devolverlo.

Carpenter admitió haber defraudado a sus colegas del FBI y a quienes confiaban en él, pero dijo que, tras recibir tratamiento, era una “persona mejor, más inteligente y más consciente de sí misma” que no permitiría que algo así volviera a ocurrir.

Al imponer la condena de 90 días, la jueza de distrito federal, Gloria Navarro, estuvo de acuerdo con los comentarios de los funcionarios de la libertad condicional, diciendo que el incumplimiento de la ley por parte de los funcionarios federales “socava la confianza de la comunidad en las fuerzas del orden”.

Según los registros judiciales, Carpenter y otros tres agentes viajaron a Las Vegas desde la oficina del FBI de la Ciudad de Nueva York en julio de 2017 como parte de una investigación sobre corrupción pública. Los agentes llevaron 135 mil dólares en efectivo, que debían usar para cubrir gastos y pagar “sobornos” a los sujetos de la operación.

Uno de los agentes encubiertos desempeñó el papel de “gran apostador”. Para reforzar su rol, los agentes rentaron una cabana en el Cosmopolitan de Las Vegas que exigía una compra mínima de 1,500 dólares en comida y bebidas. Después de terminar las reuniones en la cabana, los agentes cenaban la comida sobrante y se bebían el alcohol.

Las actas judiciales dicen que, en ese momento, Carpenter se bebió él solo un paquete de seis cervezas y casi una botella entera de vodka.

Carpenter admitió haber tomado dinero encubierto para jugar al blackjack en el Bellagio. Su apuesta promedio, según las autoridades, era de más de 700 dólares por mano. Su pérdida total fue de 13,500 dólares.

Su equipo de defensa argumentó que, antes del incidente, Carpenter era un destacado servidor público, tanto en el ejército como, posteriormente, en el FBI.

El padre de Carpenter, Frank, juez municipal de Nueva Jersey, envió a Navarro una carta en la que solicitaba clemencia y sugería que su hijo había empezado a usar el alcohol para lidiar con el estrés postraumático tras dos misiones en Irak con la 82ª División Aerotransportada del Ejército.

“El mismo país que expuso a mi hijo al estrés postraumático lo castiga ahora por presentar síntomas de estrés postraumático”, escribió Frank Carpenter.

Pero Navarro dijo que el ex agente federal ya había recibido clemencia. Se le acusó de un delito menor en lugar de un delito grave y se le permitió seguir trabajando como agente del FBI hasta que se declaró culpable en febrero de este año.

Scott Carpenter se declaró culpable de un único cargo de conversión de dinero del gobierno.

Navarro le dio 90 días para entregarse a los funcionarios de prisiones. Durante ese tiempo, decidirá si puede cumplir su condena en reclusión domiciliaria.

LO ÚLTIMO
Se revelan nuevos detalles sobre el tiroteo en Valley of Fire

Nuevos detalles revelan que un hombre se abalanzó contra un guarda forestal de Nevada State Parks con un cuchillo antes de ser baleado en Valley of Fire State Park la semana pasada.