60°F
weather icon Clear

Ataque a jueza: el sospechoso estaba en ‘estado delirante’ durante el incidente, según abogado

Actualizado March 1, 2024 - 4:38 pm

El abogado defensor de un hombre visto en un video atacando a una jueza de Las Vegas afirmó que su cliente estaba en un “estado delirante” y no es culpable por sus acciones.

Deobra Redden, de 31 años, se declaró inocente por demencia durante una breve audiencia celebrada el jueves. Fue acusado a principios de este mes de cargos que incluyen intento de asesinato, agresión, extorsión mediante amenazas, intimidación a un funcionario público y desprecio intencionado o deliberado de la seguridad de las personas.

El abogado de Redden, Carl Arnold, dijo que Redden invocaba su derecho a un juicio rápido.

Arnold dijo que Redden, a quien se le ha diagnosticado esquizofrenia paranoide, no sabía lo que hacía cuando se lanzó contra la jueza de distrito Mary Kay Holthus durante una audiencia de sentencia en enero.

“Justo como todos los demás, al observar el video, pensé que el señor Redden estaba fuera de sí o drogado en el momento de este incidente”, dijo Arnold tras la audiencia del jueves.

Arnold dijo que Redden estaba sin su medicación antes del día de la audiencia cuando atacó a la jueza. En el juicio, Arnold dijo que tendrá que demostrar que Redden estaba bajo un “estado delirante” que le hizo inconsciente de “la naturaleza de las circunstancias de sus acciones”.

“Así que, básicamente, estaba fuera de sí y no controlaba lo que hacía”, dijo Arnold.

A diferencia de cuando un acusado es considerado incompetente para ser juzgado, dijo Arnold, Redden es capaz de ayudar con su defensa y entiende los procedimientos judiciales.

La madre adoptiva de Redden, Karen Springer, dijo a los reporteros el jueves que Redden ha luchado con su salud mental desde que comenzó a cuidar de él cuando tenía 12 años.

Dijo que Redden no sabía que podía haber sido enviado a prisión cuando compareció ante Holthus, y que ya había mostrado signos de no estar tomando su medicación esa mañana.

“Me dijo que realmente no recordaba lo que había hecho”, dijo Springer cuando recordó haber hablado con Redden después de que atacara a la jueza.

La subjefa de la Fiscalía de Distrito Liz Mercer, dijo a la jueza el jueves que los fiscales querrían contratar a su propio experto para evaluar el estado mental de Redden.

Durante una audiencia del gran jurado este mes, Holthus testificó que Redden se abalanzó sobre ella después de que escuchara a un alguacil de la sala quitarle las esposas para llevarse a Redden bajo custodia. Estaba en el tribunal para ser condenado por un cargo de intento de agresión, y Holthus había indicado que enviaría a Redden a prisión en lugar de ponerlo en libertad condicional.

Redden saltó por encima de la mesa de la defensa, corrió por la sala y se lanzó por encima del estrado del juez, tacleando a Holthus y golpeándole la cabeza contra una pared, según ha declarado la policía. Un abogado, un secretario judicial y un agente uniformado apartaron a Redden de Holthus después de que éste supuestamente le arrancara un mechón de cabello y la golpeara en la cabeza.

Un alguacil de la sala que corrió tras Redden sufrió una herida en la cabeza y se dislocó un hombro tras tropezar con el banquillo de la jueza, según la policía.

Redden también se enfrenta a un cargo de acto ilícito en relación con fluidos corporales, después de que la policía dijera que escupió a un funcionario de prisiones del Centro de Detención del Condado Clark tras ser detenido el 3 de enero después de que atacara a la jueza.

El jueves, la jueza de distrito Susan Johnson programó el juicio de Redden para el 29 de abril, y le ordenó comparecer de nuevo ante el tribunal para una comprobación de su estado el 28 de marzo.

LO ÚLTIMO