90°F
weather icon Clear

‘Apoyaba a todos’: Familia recuerda al joven de 20 años asesinado

Christopher McCary salió de su casa de North Las Vegas la madrugada del domingo después de que su mejor amigo, Paul Abercrombie, le pidiera que fuera a su casa.

Los veinteañeros se habían conocido en la secundaria, cuando ambos asistían a la Somerset Academy de Las Vegas. McCary trató de aliviar la preocupación de su madre y se dirigió a H Street.

“Le dije: ‘Chris, es demasiado tarde para salir de casa’”, contó su madre, Qiantas McCary, de 41 años, en una entrevista el viernes. “Él me dijo: ‘Es la casa de Paul, no hay nada de qué preocuparse. Solo voy a pasar un rato’. Le dije: ‘Chris, no tengo un buen presentimiento’”.

Más tarde, el domingo por la mañana, Qiantas McCary recibió una llamada de los detectives de homicidios del Departamento de Policía Metropolitana pidiéndole que se dirigiera al departamento de H Street. Habían encontrado muerto a su hijo, apuñalado y con múltiples disparos.

Abercrombie fue arrestado, pero hasta el viernes la Policía Metropolitana no había revelado los detalles del asesinato.

Qiantas McCary dijo que los detectives le dijeron que Abercrombie llamó a sus padres para ir a su apartamento después de que Christopher McCary fuera asesinado y Abercrombie recibiera un disparo en la cara. Los padres de Abercrombie lo llevaron a un hospital cercano, donde el personal llamó a la policía.

“Es tan difícil entender por qué alguien le haría eso, especialmente alguien en quien él confiaba”, dijo McCary. “Se llamaban entre sí hermanos gemelos. Es muy difícil de entender”.

Christopher McCary estudiaba justicia penal en el College of Southern Nevada y trabajaba en los almacenes T.J. Maxx y Amazon. Hizo sus pinitos en el diseño de interiores, la confección de ropa y la producción musical.

“Creo que, como era tan joven, estaba intentando descubrir cuál era su pasión”, dice su madre.

Según su madre y su novia, Christopher McCary estaba seguro de una cosa: Quería ahorrar dinero, casarse, comprar una casa y tener cuatro hijos.

“Buscaba las oportunidades”, dijo el viernes su novia, Ajanae Lehmann, de 19 años. “Siempre necesitaba conseguir dinero. Apoyaba a todos”.

Lehmann, Qiantas McCary y sus dos hijos menores, Cameron McCary, de 16 años, y Kayden Smith, de nueve, se preguntan cómo alguien tan cercano a Christopher McCary puede ser sospechoso de asesinarlo.

“Me siento destrozada”, dijo Lehmann. “Pero sé que está con Dios y que está en paz. Eso es lo que me hace seguir adelante, saber que está en un lugar más feliz”.

LO ÚLTIMO