93°F
weather icon Clear

23 años de cárcel para un hombre de Las Vegas por un ataque ‘sin sentido’

Actualizado October 4, 2023 - 2:28 pm

Un hombre de Las Vegas fue condenado a 23 años de prisión después de protagonizar un ataque en el que robó con éxito un vehículo a punta de pistola, intentó robar otro pero acabó rozando a la conductora con una bala, disparó a la policía durante una larga persecución y chocó de frente contra el vehículo de un agente K-9 de la policía.

Después, mientras estaba detenido, le dio un puñetazo en la cara a un funcionario de prisiones, causándole fracturas faciales, entre otras lesiones.

Eso es según los fiscales federales y los documentos judiciales que describen la violenta ola de crímenes perpetrados por Justin Venegas, ahora de 41 años, el 11 de agosto de 2022, y el ataque al funcionario de prisiones el 1° de octubre de 2022.

El lunes, la jueza de distrito Gloria M. Navarro sentenció a Venegas a 23 años de prisión, seguidos de tres años de libertad supervisada, después de que Venegas se declarara culpable de múltiples cargos a principios de este año, dijo el lunes la Oficina del Fiscal de Estados Unidos para el Distrito de Nevada en un comunicado de prensa.

“El acusado pasará los próximos 23 años en prisión por poner en peligro al público y a los agentes de policía con sus acciones insensatas y violentas en su intento de eludir la detención, y por agredir a un agente de detención mientras estaba detenido”, dijo Jason M. Frierson, fiscal federal del distrito de Nevada.

Detalles del incidente de agosto

Los hechos del caso se exponen en un acuerdo de culpabilidad firmado por Venegas en mayo.

Según el acuerdo de culpabilidad, la Policía Metropolitana estaba vigilando a Venegas alrededor las 5 p.m. del 11 de agosto porque era sospechoso de un robo de auto ocurrido el 20 de mayo de 2022. Cuando Venegas se percató de la vigilancia, empezó a conducir su Hyundai Sonata 2006 “de forma errática, intentando eludir a las fuerzas del orden”, dice el acuerdo.

A las 7:12 p.m., Venegas robó un Chevrolet Avalanche en Cheyenne Avenue y Pecos Road después de clavar su pistola, una Smith and Wesson M&P Shield, en el estómago del conductor y sacarlo del vehículo.

Venegas, perseguido por los agentes, disparó contra un vehículo policial con dos agentes en su interior, alcanzando el parabrisas. Un agente respondió con cinco disparos desde el asiento del copiloto del vehículo patrulla, alcanzando la parte trasera del Avalanche, según informó posteriormente la Policía Metropolitana. Venegas, que no resultó herido, siguió conduciendo.

En Decatur Boulevard y Desert Inn Road, Venegas intentó robar a punta de pistola un Toyota Highlander de 2017, pero la conductora se negó a entregar el vehículo y dio marcha atrás. Venegas le disparó, alcanzando el auto, con uno de los disparos rozando su brazo izquierdo e hiriéndola.

Venegas volvió a subirse al Avalanche y siguió huyendo de la policía, según el acuerdo de culpabilidad. Siguiendo hacia el norte por Decatur, Venegas fue arrestado tras chocar de frente contra el vehículo de un agente K-9.

En una conferencia de prensa después del incidente, el entonces ayudante del alguacil Andrew Walsh dijo: “Somos muy afortunados de no estar enterrando a ese agente, o a los agentes a los que les dispararon”.

El 1° de octubre, Venegas le dio un puñetazo a un funcionario de prisiones mientras estaba detenido en el Centro de Detención del Sur de Nevada, en Pahrump. El agente, que se cayó, sufrió fracturas faciales, laceraciones y una dislocación del pulgar, según la fiscalía.

Según el acuerdo de culpabilidad, cuando el agente se acercó a Venegas para hablar con él sobre una infracción de las reglas de la cárcel, “el acusado le dio un puñetazo en la cara”.

Según el comunicado de prensa, Venegas se declaró culpable de dos cargos de robo de vehículo, un cargo de blandir un arma de fuego durante un delito violento, un cargo de delincuente en posesión de un arma de fuego y un cargo de agresión a un agente federal que inflige lesiones corporales.

LO ÚLTIMO