84°F
weather icon Clear

Jueza desestima la demanda del sindicato de la policía contra la junta de supervisión

Una jueza desestimó una demanda del sindicato de la policía de Las Vegas contra una junta de supervisión ciudadana.

La jueza de distrito Jacqueline Bluth aceptó el jueves la petición del Condado Clark de desestimar la demanda, que pretendía eliminar los nombres y números de placa de los agentes de los documentos públicos.

El condado había pedido que se desestimara la demanda en virtud del estatuto anti-SLAPP de Nevada, que se refiere a “demandas estratégicas contra la participación pública”.

Bluth consideró que el condado había cumplido cuatro categorías para demostrar que la demanda se basaba en una comunicación protegida.

“No creo que nadie pueda decir que esto no es un asunto de preocupación pública o de interés público en los tiempos que vivimos”, dijo Bluth durante la audiencia.

La Asociación de Protección de la Policía de Las Vegas presentó en noviembre la demanda contra la junta de supervisión ciudadana del Departamento de Policía Metropolitana, el Condado Clark, la ciudad de Las Vegas y el Departamento de Policía Metropolitana (LVMPD).

La junta de supervisión está formada por 25 voluntarios que examinan las quejas presentadas contra el Departamento de Policía Metropolitana. Revisa las investigaciones internas y la disciplina de los agentes. Las conclusiones de la junta son de dominio público e incluyen la inicial del nombre, el apellido y el número de placa del agente.

Los agentes Jeremy Jacobitz, William Catricula, Matthew Glover, Justin Turney, Raymond Kwan, Aristóteles Legaspi y Edwardo García fueron nombrados como demandantes.

El abogado David Roger dijo el viernes que el sindicato planea apelar la sentencia de Bluth, haciendo referencia a una sentencia dictada en 2020 por el alto tribunal en una demanda separada entre la Policía Metropolitana y el Las Vegas Review-Journal (LVRJ).

“El Tribunal Supremo de Nevada declaró, en el caso LVMPD v. LVRJ, que ‘los agentes no renunciaron a sus intereses de privacidad al jurar un cargo público’. Todos los empleados de Nevada, ya sean públicos o privados, tienen derecho a la intimidad en sus registros de personal - los agentes de policía no son diferentes”, escribió Roger en un correo electrónico.

Bluth citó la misma decisión en su conclusión de que el sindicato de la policía no tendría éxito en prevalecer sobre el fondo de su demanda. Afirmó que el Tribunal Supremo ya había reglamentado que los nombres y los números de placa no suponían para los agentes el mismo problema de privacidad que la divulgación de sus fotos o de sus domicilios.

“Creo que la ley actual no favorece la posición del demandante”, dijo Bluth.

Bluth dijo que cuando revisó toda la legislación estatal aplicable, los convenios colectivos y los acuerdos operativos no mencionaban en ninguna parte que los nombres y números de placa de los agentes no pudieran hacerse públicos.

Bluth escuchó los argumentos de la petición del condado en diciembre, pero no reglamentó su sentencia hasta la audiencia de la semana pasada.

Un abogado que representa al Condado Clark y a la junta de supervisión declinó hacer comentarios.

LO ÚLTIMO