99°F
weather icon Clear

El Senado de Nevada aprueba el suicidio médicamente asistido

CARSON CITY - El suicidio asistido por un médico está un paso más cerca de ser legal en Nevada después de que los senadores votaron en un margen muy estrecho para aprobar una resolución el miércoles.

Los legisladores votaron 11-10 para avanzar en el proyecto de ley del Senado 239, con todos los republicanos votando en contra de la medida, junto con los senadores estatales demócratas Dina Neal, demócrata por North Las Vegas, y James Ohrenschall, demócrata por Las Vegas.

De ser aprobado por la Asamblea y firmado por el gobernador Joe Lombardo, el proyecto de ley permitiría a los enfermos terminales mayores de 18 años con menos de seis meses de vida ponerle fin a sus vidas con fármacos letales recetados por un médico.

Los senadores también votaron 15-6 para aprobar el proyecto de ley 131 del Senado, un proyecto de ley que prohibiría a las agencias estatales proporcionar recursos o información para ayudar a las autoridades de otros estados a procesar a las personas que reciben un aborto en Nevada.

Los demócratas del Senado, junto con la líder de la minoría del Senado Heidi Seevers Gansert, republicano por Reno, y el senador Carrie Buck, republicano por Henderson, votaron a favor de aprobar la medida. Si se aprueba, el proyecto de ley codificaría una orden ejecutiva emitida por el exgobernador Steve Sisolak días después de que el Tribunal Supremo de Estados Unidos anulara el caso Roe contra Wade.

“Cuando examino esta legislación, la actual orden ejecutiva y la mezcolanza de leyes en Estados Unidos, lo único que me llama la atención es que las mujeres que se enfrentan a estas difíciles decisiones necesitan nuestro apoyo y nuestras oraciones, pero no necesitamos condenarlas a penas de cárcel”, declaró Seevers Gansert.

La votación ocurre solo dos días después de que el Senado votara a favor de una resolución que pretende garantizar el derecho al aborto mediante una enmienda a la Constitución estatal. Los senadores votaron en las líneas del partido para enviar la Resolución Conjunta del Senado 7 a la Asamblea el lunes.

Los senadores también aprobaron un proyecto de ley que le permitiría a los proveedores de atención a la salud prescribir, dispensar o administrar medicamentos anticonceptivos o dispositivos a menores de edad sin el consentimiento de los padres o tutores del menor.

El proyecto de ley 172 del Senado se aprobó por 14 votos a favor y siete en contra, con Seevers Gansert como el único republicano que votó a favor. Su colega, el senador republicano Ira Hansen, republicano por Sparks, se opuso firmemente a la medida.

“La gente en nuestras escuelas públicas no puede darle a un alumno una aspirina, pero aquí vamos a tener personas que van a espaldas de sus padres y obtienen medicamentos que podrían tener riesgos sustanciales para la salud de ese niño”, dijo Hansen. “¿Realmente queremos eliminar a los padres de este proceso de toma de decisiones?”.

Pero la senadora Dallas Harris, demócrata por Las Vegas y principal promotora del proyecto, replicó durante su intervención final en el piso.

“No tiene ningún sentido permitir que un menor reciba tratamiento por algo, pero no permitirle que intente prevenirlo desde el principio”, dijo Harris.

Los senadores estatales también votaron 13-8 en las filas del partido para aprobar el proyecto de ley del Senado 215, que requeriría que cualquier gobierno local que aceptó el dinero del Estado para comprar máquinas de votación, devuelva esos fondos si la jurisdicción decide no usarlos y en su lugar lleve a cabo una elección solo con boletas de papel.

Los legisladores también votaron 18 a tres a favor de una medida que obliga a los condados Clark y Washoe a incluir un “elemento de mitigación del calor” en sus planes generales de desarrollo. Los senadores Hansen, Robin Titus, republicana por Wellington, y Scott Hammond, republicano por Las Vegas, votaron en contra de ese proyecto de ley.

Los senadores también votaron unánimemente para aprobar un proyecto de ley que les permitiría a las personas sin hogar poder usar la dirección de un proveedor de servicios como su dirección postal temporal.

LO ÚLTIMO