102°F
weather icon Clear

Ocho republicanos compiten por el escaño que ocupa Catherine Cortez Masto

La contienda por el Senado de EE.UU. en Nevada desempeñará un papel importante para determinar qué partido controla la cámara alta del Congreso de cara a la segunda mitad del primer mandato del presidente Joe Biden, lo que la convierte en una de las contiendas más vistas del país durante los próximos siete meses.

Pero antes de que eso suceda, están las carreras primarias en las que ocho republicanos compiten por el escaño que ocupa la senadora demócrata de primer mandato Catherine Cortez Masto, quien no se espera que enfrente ningún desafío serio en su propia primaria.

Los observadores políticos han considerado durante mucho tiempo a Adam Laxalt como el favorito para obtener el visto bueno republicano y la oportunidad de desafiar a Cortez Masto en las elecciones generales, y cuenta con el respaldo de los altos mandos del Partido Republicano, incluido el expresidente Donald Trump. Pero el veterano retirado del Ejército de EE.UU., Sam Brown, recién llegado a la política en Nevada, ha organizado una campaña más fuerte de lo que muchos esperaban al principio.

Laxalt ha recaudado la mayor cantidad de dinero en la carrera y tuvo la mayor cantidad de efectivo de campaña al 31 de marzo, al final del último periodo de informe de finanzas de campaña.

Brown también ha publicado sólidas cifras de recaudación de fondos, recaudando más de $1 millón en tres trimestres consecutivos, y en realidad ha gastado más que Laxalt en alrededor de $400,000, según los registros de finanzas de campaña presentados ante la Comisión Federal de Elecciones.

En términos de posiciones políticas, Laxalt y Brown mantienen posturas similares en varios temas.

En entrevistas con el Review-Journal, ambos dijeron que el gobierno federal debe dejar de gastar para frenar la inflación, que el sector privado debería abordar el cambio climático a través de la innovación y que no apoyarían que el gobierno federal cancele la deuda de préstamos estudiantiles.

Adam Laxalt debería ser un nombre familiar para los votantes de Nevada. Es nieto del exgobernador y senador de Nevada, Paul Laxalt, e hijo del exsenador de Nuevo México, Pete Domenici.

Adam Laxalt sirvió un mandato como fiscal general de Nevada antes de postularse sin éxito para gobernador en 2018.

Laxalt dijo que se postula para el Senado de EE.UU. este año porque “el liderazgo de izquierda nos está llevando dramáticamente en la dirección equivocada”, y señaló el aumento de la inflación, los precios de la gasolina y el aumento de las tasas de criminalidad.

“Me postulo para el Senado de EE.UU. para ser parte de salvar a nuestro país y dar representación a Nevada”, dijo.

Ha recibido gran parte del apoyo del establecimiento republicano en su candidatura al Senado, sobre todo el respaldo de Trump y los mítines de campaña en el estado con otros republicanos de renombre como el senador estadounidense Ted Cruz de Texas y el gobernador de Florida Ron DeSantis.

En cuanto a la economía, Laxalt dijo que el gobierno federal necesita limitar el gasto si va a abordar el aumento de los costos. “Necesitan dejar de gastar y dejar de imprimir dinero. Eso es lo que ha causado la inflación”, dijo Laxalt.

Cuando se le preguntó qué áreas de gasto debería recortar el gobierno federal, Laxalt dijo que no tenía detalles en ese momento.

Cuando se le preguntó sobre la posible legislación federal sobre el derecho al aborto, Laxalt dijo que es “un partidario de la vida, ya que mi historial es claro, pero no le voy a dar ninguna hipótesis”.

Laxalt ha sido uno de los promotores más vocales de afirmaciones desacreditadas de fraude electoral generalizado en Nevada después de las elecciones de 2020.

Como copresidente de la campaña de Trump en Nevada, Laxalt arrojó dudas sobre la seguridad electoral en el estado y criticó a los demócratas por aprobar una nueva ley electoral sobre una línea de partido en medio de la pandemia.

En agosto pasado, le dijo a un locutor de radio que consideraría presentar demandas preventivas para desafiar los sistemas electorales del estado antes de las elecciones de 2022.

Cuando se le preguntó si todavía planea presentar tales demandas antes de las elecciones generales de noviembre, Laxalt se negó a responder durante la entrevista.

Su campaña envió una declaración de seguimiento por correo electrónico, en la que Laxalt dijo que “ciertamente está buscando oportunidades para mejorar la integridad de nuestra boleta y detener el fraude electoral. Esto incluye acciones legales si es necesario”.

Otros canidatos republicanos: Sam Brown, Sharelle Mendenhall, William ‘Byron’ Conrad, Paul Rodriguez y Carlo Poliak.

Por el lado demócrata están: Corey Reid; Stephanie Kasheta y Allen Reinhart no estuvieron disponibles para este despacho.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
La estrella de la WNBA Brittney Griner va a juicio en un tribunal ruso

La estrella del básquetbol estadounidense Brittney Griner fue a juicio el viernes, 4½ meses después de su arresto por cargos de posesión de aceite de cannabis cuando volvía a jugar para un equipo ruso, en un caso que se ha llevado a cabo en medio de tensas relaciones entre Moscú y Washington.

Circus Circus añade más máquinas tragamonedas de la vieja escuela

El Circus Circus ha ampliado su condición de único casino del Strip que sigue ofreciendo máquinas tragamonedas que funcionan con monedas, instalando máquinas de monedas de cinco dólares junto a sus máquinas de un dólar.