101°F
weather icon Clear

Las Vegas se enfrenta a un rápido aumento de las rentas y se sitúa en el puesto No. 2

Mientras continúa el shock de los precios en supermercados y gasolineras, el aumento de las rentas también está dejando huella en las cuentas bancarias de muchos habitantes del sur de Nevada.

Un estudio reciente reveló que los residentes del área metropolitana de Las Vegas están experimentando uno de los mayores porcentajes de aumento a la renta desde antes de la pandemia de 2019 hasta 2022.

De las 15 grandes metrópolis de Estados Unidos en las que más suben las rentas, la zona de Las Vegas-Henderson-Paradise ocupa el segundo lugar, con un aumento del 24.8 por ciento de la renta promedio en 2022, hasta los 1,485 dólares, frente a los 1,190 dólares de 2019. El área metropolitana de Sacramento-Roseville-Folsom (California) ocupó el primer puesto, con un aumento del 25.3 por ciento de la renta promedio, hasta los 1,830 dólares, frente a los 1,461 dólares de 2019, según el estudio publicado por la empresa de software de rentas Stessa Inc. con sede en San Francisco.

No es ningún secreto que el mercado de la vivienda del sur de Nevada ha estado en plena ebullición durante el pasado año, ya que la escasa oferta ha contribuido a que los compradores compitan por las viviendas y paguen muy por encima del precio de venta. Esa oleada de actividad ha repercutido en el mercado de rentas, dijo Stessa.

“Con el aumento de los precios de los inmuebles, el 70 por ciento del crecimiento del mercado de rentas desde 2009 ha procedido de personas con mayores ingresos que, de otro modo, pudieron haber comprado una vivienda”, dijeron los investigadores de Stessa. “Y a medida que más personas con altos ingresos entran o permanecen en el mercado de las rentas, los constructores y promotores se ven incentivados a ofrecer más unidades de lujo, lo que significa menos existencias nuevas para satisfacer las necesidades de las personas con ingresos bajos y medios”.

La pandemia exacerbó estos problemas, dejando a los posibles compradores de viviendas, a los que se les ha quitado el precio del mercado, que sigan rentando. Mientras tanto, los promotores no pueden seguir el ritmo, ya que se enfrentan a sus propios aumentos de precios, a los retos de la cadena de suministro y a un mercado laboral restringido.

A nivel nacional, el promedio de las rentas subió un 12.5 por ciento en 2022, hasta los 1,445 dólares, frente a los 1,284 dólares de 2019. Y son las unidades de todos los tamaños las que están experimentando aumentos, con precios que suben más del 10 por ciento entre 2019 y 2022, según el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano.

El aumento de los precios de las rentas llevó al Culinary Workers Union Local 226 a lanzar el miércoles una iniciativa electoral para limitar las rentas en North Las Vegas.

La directora ejecutiva de la Asociación de Apartamentos del Estado de Nevada, Susy Vásquez, dijo que la rápida inflación está añadiendo incertidumbre al sector de la renta de viviendas. La semana pasada, el Departamento de Trabajo informó de que los precios al consumo aumentaron un 8.3 por ciento en abril con respecto a los 12 meses anteriores, ligeramente por debajo del aumento del 8.5 por ciento interanual registrado en marzo, que supuso la tasa más alta desde 1981.

“Somos conscientes de que las rentas han aumentado más rápidamente que los ingresos y de que muchos nevadenses tienen dificultades para pagar sus cuentas”, dijo Vásquez en un comunicado, en respuesta a la iniciativa electoral del Sindicato Culinario. “Seguiremos trabajando con el gobierno y los líderes de la comunidad para abordar estos problemas, empezando por promover políticas públicas que ayuden a nuestro sector a construir más viviendas que los nevadenses puedan pagar”.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO