94°F
weather icon Cloudy

El plan de movilidad del Grand Prix para los empleados del Strip se topa con un obstáculo

Actualizado November 14, 2023 - 11:50 am

A solo una semana del Grand Prix de Las Vegas, la comisionada del Condado Clark, Marilyn Kirkpatrick, planteó cuestiones sobre movilidad, principalmente sobre cómo desplazar a los miles de trabajadores de los hoteles del Strip, esenciales para el éxito del fin de semana.

El fin de semana de la carrera se celebra del 16 al 18 de noviembre en un circuito de 3.8 millas que incluye vías públicas formadas por Las Vegas Boulevard, Koval Lane y las avenidas Harmon y Sands. Dada la gran cantidad de servidumbre de paso pública, se ha trabajado mucho en el plan de tránsito durante los últimos meses.

A pesar de ese trabajo, Kirkpatrick planteó preguntas en relación con el uso del monorriel de Las Vegas, los planes de contingencia para el montaje y desmontaje de la pista y las preocupaciones generales sobre el tránsito en torno a la carrera. Otros comisionados también formularon preguntas.

Brian Yost, director de operaciones de la Autoridad de Convenciones y Visitantes de Las Vegas, dijo el martes a la Comisión del Condado Clark que no hay duda de que el fin de semana potencialmente más lucrativo de la historia de Las Vegas depende de los trabajadores de la hostelería de la zona. Dijo que la autoridad ha estado trabajando con los funcionarios de la carrera y los líderes del complejo para crear el mejor plan de transporte posible, teniendo en cuenta las restricciones perjudiciales.

El monorriel desempeñará un papel importante

Una pieza importante para trasladar a los trabajadores empleados en las propiedades dentro de la huella de la carrera es un sistema de sistema de autobuses desde un estacionamiento. Los empleados de los resorts podrán estacionarse en Las Vegas Convention Center y tomar el monorriel de Las Vegas o llegar en autobuses fletados.

Los trabajadores dispondrán de boletos de monorriel gratuitos. Hay unos 19 mil boletos de monorriel asignados a los trabajadores, lo que supone dos boletos por empleado y día.

“Se distribuirá un número considerable de boletos de monorriel, tanto para empleados como para vendedores e inquilinos de los distintos resorts”, explicó Yost.

Los empleados de Venetian y Palazzo recibirán 10 mil de los boletos, los de Caesars seis mil y los del personal de carreras dos mil billetes.

La capacidad del monorriel es de unos tres mil pasajeros por hora en todo el sistema de 3.9 millas que va desde el Sahara al norte y hasta el MGM Grand al sur, dijo Yost. El sistema estará abierto las 24 horas del día, desde las 7 a.m. del martes hasta las 3 a.m. del 20 de noviembre. Operarán entre tres y ocho trenes, según la hora del día.

El tiempo de espera previsto en la estación de Las Vegas Convention Center, donde los empleados del Strip pueden estacionarse y viajar, será de entre 5 y 11 minutos, según Yost.

Kirkpatrick se preguntó qué ocurrirá cuando se alcance la capacidad del monorriel o si se avería un tren durante el fin de semana de la carrera.

“Hay una serie de autobuses que están estacionados en Las Vegas Convention Center que están diseñados para absorber la demanda que no puede estar en el monorriell por cualquier razón”, respondió Yost. “Esos autobuses tendrán rutas designadas… Se han identificado puntos de recogida y bajada dentro del circuito que darán cabida a todas estas propiedades”.

Los trabajadores dispondrán de unas 4,600 plazas de estacionamiento en el Convention Center antes de subirse al autobús o al monorriel. Esas plazas se repartieron entre los resorts y las propiedades que se encuentran en la zona de la carrera tras mantener conversaciones con todas las partes implicadas.

Los empleados del Caesars dispondrán de 2,240 plazas, los del Venetian y el Palazzo de 2,006, y los de otros establecimientos no solicitarán más de 400 plazas al día. Los trabajadores del Grand Prix no estacionarán en el Convention Center.

El sistema de autobuses de enlace operará en horarios variables cada día a partir del martes. Los días de la carrera, del 16 al 18 de noviembre, el sistema de autobuses funcionará entre las 3 p.m. y las 4 a.m. todos los días. Se han ubicado rutas específicas dentro de la zona de la carrera para que los autobuses accedan a las propiedades.

Aquellos que trabajen en las propiedades de Caesars podrán estacionarse en Rio y tomar un autobús para llegar a la zona a través de Twain Avenue hasta Frank Sinatra Drive, que discurre al norte y al suroeste del Strip. Se calcula que el corto trayecto desde Rio durará entre 20 y 25 minutos cuando haya mucho tránsito en torno a la carrera.

Los trabajadores de los resorts del Strip y los vendedores de la carrera en las propiedades de MGM Resort International y Caesars Entertainment podrán seguir estacionados en sus lugares de trabajo en sus vehículos personales. Dadas las restricciones de tráfico en la zona, es probable que los vehículos personales tarden mucho más en llegar al trabajo que en un día normal.

La directora ejecutiva del Grand Prix de Las Vegas, Renee Wilm, declaró el miércoles al Review-Journal que suscribirse a las alertas de texto relacionadas con la carrera es una de las mejores formas de mantenerse informado sobre el estado más reciente de las carreteras.

Las alertas de texto “proporcionarán información y actualizaciones sobre el tránsito en tiempo real”, dijo Wilm.

Los trabajadores y los vendedores deben “asegurarse también de que siguen las comunicaciones que envían cada uno de los dueños de las instalaciones, porque enviarán mensajes a sus empleados sobre las formas aplicables de acceder al circuito durante el fin de semana de la carrera”.

Aplicación útil

Wilm también recomienda a los residentes y visitantes que se descarguen la aplicación para teléfonos inteligentes del Grand Prix de Las Vegas. La aplicación cuenta con una función de orientación que guiará a los fans por su zona de espectadores y también ofrece información actualizada sobre el tránsito.

En todo el corredor turístico y en las carreteras vecinas habrá cientos de banderilleros, agentes de la ley y otros funcionarios que ayudarán a dirigir el tránsito.

“Para garantizar que arterias críticas como Frank Sinatra se mantengan lo más abiertas posible”, dijo Yost. “Porque proporciona el principal alimentador a muchas de esas propiedades del lado oeste”.

Los responsables de la carrera consideran que el Grand Prix de Las Vegas es el primer circuito a pie del calendario de la F1 y le piden a la gente a vestirse adecuadamente para estar cómodos y a llevar solo lo esencial.

“Este es el primer circuito a pie de la Fórmula Uno, y estamos invitando a todo el mundo a que salga a la calle con sus tenis”, dijo Wilm.

Como ocurre en muchos otros grandes eventos de Las Vegas, se mantendrá una política de bolsas transparentes.

Cada noche, las carreteras públicas que forman parte del circuito de la carrera empezarán a cerrarse a las 5 p.m., y se prevé que el cierre total se produzca a las 7 p.m. Los equipos reabrirán las carreteras al tránsito general a las 2 a.m., según declaró durante la reunión del martes Terry Miller, de Miller Project Management, que dirige las obras de infraestructura de la carrera.

La FIA, organismo sancionador de la F1, exige que durante el tiempo de cierre se realice un control nocturno de seguridad y se limpie la carretera antes de que los pilotos entren en la pista, dijo Miller.

“Porque cuando se lo entregamos, era una carretera pública solo una hora antes”, dijo Miller. “Así que hay mucho trabajo que hacen en las dos horas previas a la carrera”.

Hay que ‘hacer que funcione’

Kirkpatrick también expresó su preocupación por si se diera el caso de que los equipos se apartaran de los horarios previstos de cierre y reapertura de las carreteras tras los eventos de cada noche. Su preocupación se debe a los diferentes turnos que tienen los trabajadores de los hoteles a lo largo del día.

“La gente tendrá que marcharse antes de lo normal y más tarde de lo previsto, algo parecido a lo que ocurre en víspera de Año Nuevo”, explica Kirkpatrick. “Ya está aquí, y tenemos que aguantarnos y hacer que funcione, pero voy a estar al cien por cien llamando a alguien para asegurarme de que estamos prestando atención a lo que necesitan los electores”.

Miller respondió recordando a Kirkpatrick que tiene su número de teléfono celular y que puede llamarle si tiene alguna duda. También señaló que los comisarios de carrera están preparados para casi cualquier cosa cuando llega la semana de la carrera.

“La propia F1 hace esto en todo el mundo, y tienen que analizar todos los escenarios potenciales”, dijo Miller. “Sugerir que tenemos una o dos horas de tiempo sería incorrecto. Pero tenemos la flexibilidad para movernos y responder en términos de retrasos de la carrera o, Dios no lo quiera, cualquier cosa que impida que la carrera continúe, estamos preparados para gestionarlo”.

LO ÚLTIMO