88°F
weather icon Mostly Clear

Aprueban plan de beneficios comunitarios de los A’s; el primero de 4 necesarios para el estadio

El plan de beneficios comunitarios de los Oakland Athletics fue aprobado por unanimidad el jueves por la Junta de la Autoridad del Estadio de Las Vegas.

Es el primero de los cuatro acuerdos que deben ser aprobados antes de que los A’s puedan comenzar la construcción del estadio de 1.5 mil millones de dólares del equipo.

“Coincido con lo que ha dicho Steve Hill: creo que es innovador en muchos sentidos”, declaró el presidente de los A’s, Dave Kaval, al Las Vegas Review-Journal tras la reunión. “Especialmente con los mecanismos de aplicación para asegurarse de que la comunidad recibe todas estas cosas en términos de construcción y la diversidad de la mano de obra y la contratación y también las operaciones. Además, los más de dos millones de dólares anuales pueden distribuirse entre diversos grupos de la comunidad para garantizar que obtienen beneficios”.

El plan de beneficios, detallado en la Ley del Senado 1, el mecanismo de financiación pública de los A’s, incluye varios requisitos, entre ellos un compromiso financiero anual mínimo -500 mil dólares durante la construcción y dos millones de dólares una vez que el estadio esté operativo-, requisitos artísticos, objetivos de diversidad de la mano de obra tanto para la construcción como para los trabajadores del estadio, salarios dignos para el personal del estadio y elementos educativos.

“Creo que es muy importante que se incluya el salario digno”, dijo Kaval. “Tenemos todos estos acuerdos sindicales con el Sindicato de la Culinaria, los oficios de la construcción y todas esas cosas juntas pueden garantizar que la gente pueda trabajar en el estadio -tanto construyéndolo como cuando esté operando- y sacar adelante a sus familias”.

Requisitos de mano de obra

Cuando el estadio esté terminado, se exigirá que el 60 por ciento de los trabajadores del estadio sean mujeres, minorías, veteranos o personas con discapacidad.

Lynn Littlejohn, vicepresidenta de capacitación comunitaria de Mortenson Construction, parte de Mortenson-McCarthy, la empresa conjunta que dirigirá la construcción del estadio, dijo que se asegurará de que se cumplan los requisitos de mano de obra que prevén que al menos el 51 por ciento de la mano de obra durante la construcción del estadio esté compuesta por mujeres, minorías, veteranos y trabajadores con discapacidad.

“Fuimos los administradores de la construcción del Allegiant Stadium, que también tenía estos mismos elementos (de mano de obra) en este acuerdo de beneficios comunitarios y los superamos todos”, dijo Littlejohn. “Tienen nuestro compromiso y el pleno respaldo de nuestras organizaciones de que nos esforzaremos por obtener los mismos resultados para este estadio de los A’s que los que obtuvimos para el Allegiant Stadium”.

Los A’s también deberán contratar el 15 por ciento de las obras del estadio a pequeñas empresas locales.

Aunque no habrá reunión de la junta directiva en abril, la próxima reunión de la Autoridad de los Estadios se celebrará el 16 de mayo.

Según el presidente de la Autoridad de los Estadios, Steve Hill, es posible que en esa reunión se presente el borrador del acuerdo de desarrollo, que incluirá el modo en que los A’s financiarán y construirán el estadio, con capacidad para 33 mil espectadores. También se espera que los otros dos acuerdos -el de arrendamiento y el de no reubicación- figuren en la agenda de mayo.

‘Ser una organización con vocación comunitaria está en nuestro ADN’

Kaval señaló que el equipo ha demostrado su compromiso con la comunidad donando más de 300 mil dólares solo en el último año. Ese dinero se destinó a organizaciones juveniles de béisbol, Big Brothers y Big Sisters del sur de Nevada y Public Education Foundation.

“Creo que está demostrando que estamos dispuestos a aceptarlo legalmente”, dijo Kaval. “Ser una organización con vocación comunitaria está en nuestro ADN. Eso es la Major League Baseball. Así son los A’s mientras estemos en Oakland. Vamos a liderar con eso”.

Eso, dijo, es por qué el equipo comenzó incluso antes de que fuera legalmente requerido para hacerlo. “Vamos a amplificar las cosas y continuar invirtiendo y asegurarnos de que estamos en la comunidad con las Pequeñas Ligas, con los grupos escolares, con las cámaras y asegurarnos de que tenemos una gran experiencia en estos años intermedios antes de abrir en 2028”.

Kaval afirmó que incluir un programa artístico en el acuerdo de beneficios comunitarios era tan importante como cualquier otro aspecto. El programa pretende usar artistas locales para crear arte en el estadio y trabajar con el Neon Museum para incluir algunos de sus letreros de hotel vintage.

“Se trata de cultura”, afirma Kaval. “Tener un estadio de béisbol es fantástico, pero si podemos tener este increíble edificio, que es casi una obra de arte en sí mismo, y contar con artistas locales que creen obras y las expongan allí para que millones de personas puedan verlas, todos ganamos”.

LO ÚLTIMO