61°F
weather icon Mostly Cloudy

Reporte: Guardias de prisión usaron ‘fuerza excesiva y no autorizada’

Un funcionario del Departamento de Correccionales de Nevada fue grabado en video golpeando dos veces la cabeza de un recluso contra la pared, mientras que otro funcionario le daba un rodillazo a un recluso, según una orden judicial publicada el jueves.

El agente Brayan López fue acusado el martes de cuatro cargos de agresión, cuatro cargos de inhumanidad hacia un preso y cuatro cargos de opresión con el uso de su cargo. Quentin Murphy fue acusado el lunes de un cargo de agresión, otro de inhumanidad hacia un preso y otro de opresión con el pretexto de su cargo.

Murphy, de 37 años, y López, cuya edad no estaba disponible, estaban asignados a la High Desert State Prison, según un portavoz de la prisión. El departamento se negó a hacer comentarios sobre su situación laboral, citando un caso abierto.

Los funcionarios de High Desert habían acudido al vecino Centro Correccional del Sur del Desierto el 8 de diciembre tras un disturbio entre reclusos, según un reporte de la Oficina del Inspector General.

Murphy y López formaban parte del grupo de agentes que respondieron a la emergencia. Un video mostró posteriormente que usaron “fuerza excesiva y no autorizada” para llevar a un recluso a su celda, según la orden.

Murphy empujó al recluso Zackaria Luz, de 41 años, contra una pared dos veces mientras lo acompañaba a su celda, según la orden judicial. Murphy también vio cómo López le daba un rodillazo en el estómago a otro recluso y Murphy no reportó esa conducta.

Luz es miembro de una pandilla carcelaria de supremacistas blancos, los Guerreros Arios, según los registros judiciales.

“El agente Murphy volvió a empujar al recluso hacia la pared con tal fuerza que la cabeza del recluso entró en contacto con la pared y sus pantalones cayeron más allá de sus rodillas”, según los documentos de acusación.

El recluso al que López se sospecha que golpeó se negó a hacer una declaración, según la orden de Murphy.

Los agentes Timothy Smith y Paul Bowerman también se enfrentan a un cargo de agresión, inhumanidad a un preso y opresión, pero hasta el jueves no habían sido acusados. La orden de arresto de Murphy indica que observaron las palizas y no las reportaron.

Los detectives intentaron hablar con Murphy en abril, pero se negó. Fue detenido el 26 de agosto en virtud de una orden de arresto, después de que los agentes del Departamento de Policía Metropolitana vieran su Jeep rojo cerca de North Casino Center Boulevard y East Ogden Avenue.

Quedó en libertad bajo su propia responsabilidad el lunes y está previsto que comparezca de nuevo ante el tribunal en octubre para una audiencia preliminar. López fue puesto en libertad y está previsto que comparezca ante el tribunal en enero para una audiencia preliminar.

Está previsto que Bowerman y Smith comparezcan por primera vez en octubre.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO