84°F
weather icon Cloudy

‘No te abandonan’: el programa de rehabilitación ayuda a quienes buscan tratamiento

Hace dos años, Sherwood George vivía en una tienda de campaña en el centro de Las Vegas cuando unos agentes le preguntaron si quería ir a rehabilitación.

George, que había luchado contra la drogadicción durante casi cuatro décadas, dijo que al principio no quería probar otro programa de tratamiento ni intentar desintoxicarse. Pero, aun así, los agentes le dieron una tarjeta de visita para que se pusiera en contacto con el coordinador del programa Intervención de las Fuerzas de Seguridad en Salud Mental y Adicción, también llamado LIMA.

Llamó al número unos días después y alguien le respondió inmediatamente para ponerlo en tratamiento.

“Este programa es increíble. Me ha salvado la vida”, dijo George el viernes tras la ceremonia de graduación. “Hacen todo lo posible por ayudar a la gente y no te abandonan”.

George, que ahora tiene 63 años, fue una de las 22 personas que se graduaron durante la ceremonia celebrada el viernes en la sede del Departamento de Policía Metropolitana. El coordinador del programa, Angel Lash, dijo que LIMA fue iniciado por la Policía Metropolitana y el Tribunal de Distrito en 2020 para ayudar a coordinar el tratamiento de las personas que sufren de abuso de sustancias y trastornos de salud mental. La ceremonia de graduación marca el momento en que los participantes pueden continuar su tratamiento por su cuenta sin controles de Lash y los dos agentes que la ayudan a dirigir LIMA.

En los tres años transcurridos desde que se puso en marcha LIMA, Lash y los agentes han ayudado a casi 600 personas, según ella. Pero a diferencia de otros programas de remisión, LIMA es completamente voluntario. Los participantes no tienen que enfrentarse a cargos penales ni a una orden judicial para participar en el programa, lo que también significa que pueden abandonarlo si no desean continuar el tratamiento.

Pero incluso si los participantes no siempre siguen, Lash dijo que el programa es necesario para hacer frente a la salud mental y el abuso de sustancias sin emitir más sanciones o el envío de más personas a la cárcel.

“Normalmente hay que cometer un delito para obtener ayuda”, afirma Lash. “La gente necesita la ayuda antes de llegar a ese nivel”.

Alrededor de 80 personas han completado con éxito el programa y se han graduado desde 2020. Lash dijo que el 97 por ciento de los graduados han evitado desde entonces nuevos contactos con las fuerzas del orden y el sistema de justicia penal.

Los graduados en la sede de la Policía Metropolitana el viernes recibieron ovaciones de pie y vítores cuando entraron en la sala vistiendo togas y birretes formales de graduación. Antes de aceptar sus certificados, los participantes dieron las gracias individualmente a sus familias, a la comunidad y a los distintos representantes de los programas de tratamiento. Entre los graduados había un antiguo camionero, personas que acababan de escapar de la situación de desamparo y un graduado que dijo que había recibido una beca completa para estudiar en la UNLV.

El fiscal general Aaron Ford envió un mensaje grabado en video a los graduados, afirmando que tenía previsto asistir a la ceremonia en persona, pero que no pudo hacerlo debido a una enfermedad.

“Tengo la esperanza de que programas como este se conviertan en algo habitual”, dijo Ford en el mensaje grabado. “Tanto para ofrecer la ayuda necesaria a quienes la necesitan, como para contribuir a fomentar la confianza entre las fuerzas del orden y las comunidades a las que servimos”.

America DePasquale, que se graduó del programa LIMA el año pasado, también se dirigió a los graduados, diciendo que el programa LIMA la ayudó a luchar contra su abuso de sustancias y a salir de vivir en los túneles bajo el Strip. DePasquale, de 42 años, dijo que ahora trabaja como gestora de casos con la organización sin fines de lucro Chicanos Por La Causa.

“Hoy puedo hacer todas estas cosas gracias a estos programas en los que me gradué, porque ustedes me quieren incluso en los días en los que no me quiero a mí misma”, dijo a los graduados.

DePasquale dijo que el programa LIMA funcionó para ella porque Lash y otras personas que dirigían las organizaciones de tratamiento no se rindieron con ella. Dijo que pudo volver al programa tras una recaída, lo que ayudó a desestigmatizar la lucha contra su adicción.

George también atribuyó a la compasión de las personas que dirigen el programa el haberle ayudado a graduarse. Él también recayó tras salir de la calle por primera vez en septiembre de 2021, pero volvió al tratamiento en diciembre y lleva sobrio desde entonces.

Cuando George fue llamado a recoger su diploma el viernes, tomó el micrófono para decir a sus compañeros de graduación que el programa LIMA y su fe le ayudaron a restablecer la relación con su familia. Recientemente se ha trasladado a California con su prometida y se ha inscrito en un curso de asesoramiento sobre drogas y alcohol de InterCoast Colleges.

“Ha sido una lucha, pero lo he conseguido”, dijo George mientras el público le aplaudía y vitoreaba. “Solo quiero decir que aún no he terminado”.

LO ÚLTIMO
¿Afectan las temperaturas récord de LV a la policía?

Mientras el calor de junio en Las Vegas pulverizaba los récords existentes con una media diaria de 106.2 °F, los crímenes violentos y los tiroteos policiales se dejaron sentir en todo el valle.