96°F
weather icon Clear

“Las Vegas no se está quedando sin agua”

No hay necesidad de estresarse porque Las Vegas se quede sin agua.

Este mes, Emerson College publicó una encuesta entre los nevadenses. En ella se preguntaba a los encuestados sobre el problema más importante al que se enfrenta Nevada. Como era de esperar, la economía encabezó la lista con un 33.5 por ciento. La segunda cuestión podría sorprenderte. Fue el suministro de agua de Nevada, con un 16.3 por ciento.

No es difícil encontrar gente preocupada por el agua. Basta con leer las cartas al editor. La Great Basin Water Network citó la disminución del río Colorado para justificar su oposición a un mayor desarrollo en el Condado Clark. Un lector me envió un correo electrónico recientemente, llamando a la disminución del suministro de agua un “desastre potencial”.

Da la impresión de que algunos piensan que un día se levantarán, abrirán la llave del agua y descubrirán que no hay agua.

Eso no va a ocurrir. He aquí la razón.

En primer lugar, hay una verdadera escasez de agua en el Lago Mead. Las marcas de anillo por el agua lo hacen evidente. El año pasado, el gobierno federal anunció la primera declaración oficial de escasez de agua en el embalse. Eso llevó a una reducción del siete por ciento en la asignación de agua del sur de Nevada.

Hay varias razones para ello. En primer lugar, el Pacto del Río Colorado de 1922 sobrestimó considerablemente el caudal anual del río. El río Colorado desemboca en el Lago Mead. Cuarenta millones de personas dependen ahora del agua de ese río, lo que supone un aumento espectacular en el último siglo. La actual megasequía ha empeorado las cosas rápidamente. Dejemos a un lado el impacto que pueda tener o no el calentamiento global. Aunque se crea el alarmismo, la reducción de las emisiones no resolverán los problemas actuales.

El sur de Nevada recibe 300 mil acres-pies del Lago Mead. En comparación, California recibe 4.4 millones y Arizona 2.8 millones. Un acre-pie proporciona aproximadamente suficiente agua para dos hogares de Las Vegas durante 16 meses. La declaración de escasez de agua redujo nuestra asignación en 21 mil acres-pies.

Eso parece una crisis, pero no es toda la historia.

Lo más importante es entender que alrededor del 99 por ciento del agua de interior de Las Vegas se trata y se devuelve al lago Mead. El sur de Nevada recibe entonces un crédito de flujo de retorno. Si usamos un millón de acres-pies, pero devolvemos 900 mil, el costo neto es de solo 100 mil.

Así es como el Condado Clark mantiene a 2.3 millones de personas y decenas de millones de turistas con solo 300 mil acres-pies de agua. El año pasado, la región usó solo 242 mil acres-pies de agua. La Autoridad del Agua del sur de Nevada también ha almacenado más de ocho años de agua.

Esto explica por qué la Autoridad del Agua del sur de Nevada no tiene pánico los nuevos emprendimientos, pero se opone al césped decorativo y a las grandes albercas. Si hay límites estrictos para el césped, más viviendas tendrán solo un efecto limitado en el suministro de agua.

Luego está lo que pasaría si el nivel del agua baja hasta el ominoso “dead pool”. A 895 pies, la Presa Hoover no podría enviar agua río abajo. Esa agua ayuda a mantener a 25 millones de estadounidenses. Eso sería un desastre, para los que viven en California y Arizona, especialmente los agricultores. Eso no impidió a las autoridades de California rechazar una planta de desalinización en mayo.

Pero el agua de Las Vegas no se verá afectada. La autoridad del agua construyó sabiamente una válvula de entrada en el fondo del lago hace años. Si no crees en mi optimismo, hazlo por John Entsminger, director general de la SNWA. Llamó a Las Vegas “el área municipal con mayor seguridad de agua en la cuenca del río Colorado”.

El recurso del que Nevada tiene más probabilidades de quedarse sin agua es la energía. Si el agua baja demasiado, la presa dejaría de producir electricidad, parte de la cual va a parar a Nevada. A medida que el estado aumenta tontamente su dependencia de la poco fiable energía renovable, eso podría contribuir a la futura escasez de energía.

Puede que solo haya una agencia gubernamental competente y proactiva en Nevada. Alégrate de que sea la Autoridad del Agua del sur de Nevada.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Los latinos se están pintando de rojo

Una zambullida profunda en los datos de registro de votantes de Nevada ofrece más evidencia de que los hispanos se están inclinando hacia el Partido Republicano.

Los estados rojos superaron a los azules en recuperación del empleo

Recuperar finalmente todos los puestos de trabajo que Nevada perdió durante la pandemia y los cierres que la acompañaron no es algo de lo que valga la pena presumir. Estados rojos, como Arizona y Florida, lo consiguieron hace meses.