92°F
weather icon Partly Cloudy

La elección de escuelas es ahora una cuestión de seguridad escolar

Justo cuando crees que las cosas no pueden empeorar en el Distrito Escolar del Condado de Clark, lo hacen.

La semana pasada, una profesora estuvo a punto de ser asesinada en el Eldorado High School. El sospechoso es un alumno de 16 años. Los fiscales lo acusan de 15 delitos, incluidos cuatro cargos de intento de asesinato, agresión sexual y siete cargos de agresión relacionada con delitos sexuales.

Es un milagro que la profesora haya sobrevivido. La comunidad reza por su recuperación.

Crímenes como este tampoco deberían justificarse como un “problema de salud mental”. Se trata de un acto de maldad.

Aunque este es el ataque más horrible, forma parte de una tendencia continua. Las peleas, la violencia y las armas en el campus han sido un problema durante todo el año. En lugar de reprimir a los alborotadores, el superintendente Jesús Jara lleva tiempo impulsando la “justicia reparadora”. Con este enfoque, no se expulsa a los alborotadores, sino que se usa un lenguaje sin potencia alguna para intentar cambiar su comportamiento.

En una reunión de la junta directiva el mes pasado, los funcionarios del distrito incluso se jactaron de la disminución de las medidas disciplinarias. Eso incluía un descenso drástico en el número de alumnos sancionados o reportados por peleas. No importaba que esto reflejara una falta de aplicación de la ley y no un descenso real de los incidentes violentos. Un superintendente adjunto llamó al descenso de las suspensiones discrecionales un punto brillante.

Solo tres semanas después, Jara dio marcha atrás, declarando que “todas las infracciones disciplinarias graves darán lugar a una expulsión recomendada con la retirada de un campus escolar integral”.

Tras el ataque de la semana pasada, Jara continuó con su retórica de dureza contra la delincuencia. “Permítanme decir de nuevo, inequívocamente, que no se tolerará la violencia en las escuelas del Condado Clark ni contra nuestros alumnos o personal”, dijo.

Un sentimiento sorprendente, aunque bienvenido, de alguien que pasó años permitiendo el aumento de la violencia.

El martes, Jara anunció nuevas medidas de seguridad, incluyendo más agentes de policía en el campus y eventuales mejoras tecnológicas.

Eso está bien, pero no debería distraer de la solución más importante a largo plazo: la elección de escuela. Los programas de elección de escuela permiten a los padres usar una parte del dinero que el distrito habría recibido por sus hijos para pagar alternativas educativas. Esas opciones podrían incluir la escuela privada o la educación en casa.

Nevada lleva mucho tiempo necesitando la elección de escuelas para ayudar a los alumnos atrapados en escuelas que les fallan académicamente. Por ejemplo, el año pasado, solo el 3.9 por ciento de los alumnos afroamericanos obtuvieron un buen resultado en matemáticas.

Pero la violencia escolar actual demuestra que la elección es necesaria por una razón más urgente: los alumnos no están seguros en las escuelas públicas tradicionales. Si los niños no se sienten seguros, la elección les ofrece alternativas. Eso los hace más seguros, y también ayudaría a los profesores al darles más opciones de empleo.

También presionaría al distrito para que disminuyera la violencia. La disciplina y las consecuencias consistentes mejorarán drásticamente la situación una vez que los alumnos se den cuenta de que los funcionarios van en serio.

Los republicanos han luchado durante mucho tiempo por la elección de escuelas, y deberían ser especialmente ruidosos a la hora de señalarla ahora. El gobernador Steve Sisolak ha sido hostil a la elección escolar. El alguacil Joe Lombardo y el alcalde de North Las Vegas, John Lee, los dos candidatos republicanos a la gobernación, según mi opinión, deberían ser proactivos a la hora de destacar la opción escolar como alternativa.

La elección escolar haría que los niños estuvieran más seguros.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Los latinos se están pintando de rojo

Una zambullida profunda en los datos de registro de votantes de Nevada ofrece más evidencia de que los hispanos se están inclinando hacia el Partido Republicano.

Los estados rojos superaron a los azules en recuperación del empleo

Recuperar finalmente todos los puestos de trabajo que Nevada perdió durante la pandemia y los cierres que la acompañaron no es algo de lo que valga la pena presumir. Estados rojos, como Arizona y Florida, lo consiguieron hace meses.