85°F
weather icon Clear

Los guardias armados salvan vidas. Solo mira a Kavanaugh

El día de hoy podría ser muy diferente si la casa de Brett Kavanaugh fuera una zona libre de armas. Es hora de aplicar esa lección a las escuelas.

Poco después de la 1 a.m. del miércoles, un taxi se detuvo ante la casa del juez del Tribunal Supremo Brett Kavanaugh en Chevy Chase, Maryland. Un hombre había acudido allí para matarlo y luego suicidarse, según una denuncia penal. La policía lo encontró más tarde portando una pistola, un cuchillo táctico, un spray de pimienta y otras herramientas que pudieron haberle ayudado a entrar en la casa.

Según la denuncia penal, “estaba disgustado por la filtración de un proyecto de decisión reciente del Tribunal Supremo sobre el derecho al aborto”. También pensaba que Kavanaugh “flexibilizaría las leyes de control de armas”.

Tenía un motivo y el armamento para llevar a cabo su desquiciado plan. Pero no lo hizo.

No fue el arrepentimiento, la culpa o la vergüenza lo que lo detuvo. Fue la presencia de seguridad armada. Después de salir del taxi, “vio a los dos ayudantes de alguaciles federales, que estaban de pie junto a su vehículo estacionado, y luego giró para caminar por la calle”, dice la denuncia. El sospechoso llamó entonces a las autoridades, lo que condujo a su arresto.

La mera presencia de un hombre bueno con un arma detuvo a un hombre malo con un arma. Eso no es casualidad. Los delincuentes prefieren las víctimas desarmadas.

Los paralelismos con el debate sobre la seguridad escolar deberían ser obvios. El horrible tiroteo de Uvalde, Texas, aumentó un nuevo impulso para el control de las armas. Las autoridades confirman ahora que la policía local esperó demasiado tiempo para enfrentarse al tirador, ya fuera por errores tácticos o por pura cobardía.

Esto llevó a muchos en la izquierda a descartar los beneficios de un “buen hombre con un arma” como un mito. Un columnista de Los Angeles Times lo llamó “aforismo peligrosamente equivocado”. Un escritor de Vanity Fair dijo que era “absurdo”.

Tener un buen hombre o una buena mujer con un arma no evitará todos los asesinatos. Por un lado, como muestra Uvalde, el propietario de un arma de fuego tiene que estar dispuesto a usarla. En otros casos, como el trágico tiroteo de Buffalo, Nueva York, el tirador mató a un guardia de seguridad armado -Aaron Salter Jr.- que le disparó.

Pero, ¿habría muerto menos gente si los ciudadanos respetuosos de la ley no estuvieran armados en esas situaciones? Por supuesto que no. El comisionado de la policía de Buffalo, Joseph Gramaglia, dijo que estaba seguro de que Salter “salvó vidas” con sus acciones heroicas. Al final, las fuerzas de seguridad armadas detuvieron el ataque del asesino de Ulavde.

Hay muchos casos en los que un individuo armado evitó muertes inocentes. A finales de mayo, una mujer disparó y mató a un hombre que forzó la puerta de su apartamento. Había niños dentro de su residencia.

El jueves, un agente de recursos escolares se enfrentó a un hombre que actuaba de forma sospechosa en el exterior de una escuela primaria de Alabama. El agente de policía le disparó y lo mató cuando alcanzó el arma del agente. El hombre no pudo entrar en la escuela porque las puertas estaban cerradas.

Para prevenir los tiroteos en las escuelas, fíjate en los delitos que casi se produjeron, pero no lo hicieron, como el intento de asesinato de Kavanaugh. Lo que encontrarás a menudo no es el control de las armas, sino un arma en el control de la persona adecuada.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
La Junta Directiva del CCSD regañó a una madre por violar el “decoro”

Si es demasiado sexualmente explícito para leer en una reunión de la Junta Escolar, no debe asignarse a los niños. Desafortunadamente, el Distrito Escolar del Condado Clark (CCSD, por sus siglas en inglés) no sigue esa pauta de sentido común.

La incitación de Biden es idéntica a la de Trump

Según el estándar que los demócratas establecieron para Donald Trump, el presidente Joe Biden debería ser acusado por incitación.

CCSD hará que los estudiantes hagan un juego de roles pidiendo sexo

El Distrito Escolar del Condado Clark (CCSD, por sus siglas en inglés) no puede mantener a los niños seguros ni enseñarles a leer, por lo que ahora quiere que hagan un juego de roles para pedirse sexo entre ellos.