96°F
weather icon Clear

La decisión de Dobbs es correcta y notablemente prudente

ActualizadoJuly 1, 2022 - 3:04 pm

La decisión del Tribunal Supremo de anular el caso Roe vs Wade es una gran victoria para los conservadores, pero es una victoria modesta.

La semana pasada, el Tribunal Supremo hizo pública su sentencia en el caso Dobbs vs Jackson Women’s Health Organization. La mayoría reconsideró el caso Roe, al considerar que “fue atrozmente erróneo desde el principio. Su razonamiento era excepcionalmente débil, y la decisión ha tenido consecuencias perjudiciales”.

Fue una decisión brillantemente escrita y un resultado que vale la pena celebrar. Es una victoria para los activistas provida, la Constitución e incluso el expresidente Donald Trump. Pero hay una razón aún más tangible para alegrarse.

Hay bebés prematuros vivos hoy que habrían sido sacrificados en el vientre materno si el tribunal no hubiera emitido esta decisión. En algunos estados, las clínicas de aborto cerraron tras la sentencia. Los empleados llamaron a las mujeres que tenían citas y las cancelaron. Aunque es probable que algunas madres maten a sus bebés en otros estados antes de que nazcan, otras no lo harán. Esos bebés nacerán y tendrán la oportunidad de vivir. Sin duda, sus vidas —como las de todo el mundo— estarán llenas de alegrías y penas, de amor y de pérdidas. Pero eso es mejor que tener los miembros desgarrados por la pinza Sopher de un abortista, que son unas tijeras largas con dientes de metal, en lugar de cuchillas.

En una cultura más sana, la maternidad se celebraría como un logro supremo, algo que da a la vida de una mujer un significado profundo, un propósito superior y un legado que la sobrevivirá. Esa cultura también exigiría a los hombres que se responsabilizaran económica y relacionalmente de la previsible consecuencia de la actividad sexual.

Como las personas están hechas a imagen y semejanza de Dios, la vida humana tiene un valor intrínseco. Eso significa que proteger una vida humana inocente es siempre una victoria. Pero cuando se trata de acabar con el aborto, esta victoria está lejos de ser absoluta.

El aborto sigue siendo legal en la mayoría de los estados, incluido Nevada. Piensen en el contraste con Roe. En una decisión, el Tribunal Supremo hizo que el aborto fuera legal en todo el país. Después de décadas de trabajo, los provida consiguieron una gran victoria, y el aborto sigue estando ampliamente disponible.

Esta decisión restringida muestra las diferencias entre los jueces liberales y los conservadores en cuanto a su trabajo. Los jueces liberales suelen empezar con un resultado político y trabajar hacia atrás. Así es como se llega a una decisión, como la de Roe, en la que el tribunal descubre un derecho “constitucional”. Esta mentalidad convierte al Tribunal Supremo en una super legislatura.

Por el contrario, la mayoría de los jueces conservadores consideran que su trabajo consiste en aplicar la Constitución tal y como fue escrita y entendida en su momento. Personalmente, pueden querer acabar con el aborto. Pero como el aborto no se menciona en la Constitución y antes se dejaba en manos de los legisladores estatales, es a ellos a quienes facultan para tomar esta decisión.

Recuerden esto la próxima vez que un crítico progresista diga que este Tribunal Supremo es una amenaza para la democracia. En lugar de que nueve personas vestidas de negro establezcan la política sobre el aborto en todo el país, serán las legislaturas de todo el país las que lo hagan. Esta sentencia ha aumentado drásticamente el poder de los representantes elegidos para reglamentar la política del aborto. Si al público no le gustan sus decisiones, pueden expulsarlos. Eso suena a democracia.

Celebren la decisión de Dobbs, pero las restricciones del tribunal significan que hay mucho más trabajo que hacer para acabar con el aborto por completo.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Los latinos se están pintando de rojo

Una zambullida profunda en los datos de registro de votantes de Nevada ofrece más evidencia de que los hispanos se están inclinando hacia el Partido Republicano.

Los estados rojos superaron a los azules en recuperación del empleo

Recuperar finalmente todos los puestos de trabajo que Nevada perdió durante la pandemia y los cierres que la acompañaron no es algo de lo que valga la pena presumir. Estados rojos, como Arizona y Florida, lo consiguieron hace meses.