95°F
weather icon Partly Cloudy

Los militares y el futuro de Cuba

A la dictadura castrista le ha molestado la oferta que presentó el empresario Sergio Pino de construir casas a los militares que ayuden en un cambio democrático en Cuba. La parte material de la oferta es lo menos importante. Lo esencial del mensaje es la mano que el exilio cubano extiende a la jerarquía militar para que tomen el lado correcto en la crisis actual y sean el factor de cambio que reclama el pueblo cubano.

El mensaje de acercamiento tiene presente una realidad importante: los militares no han participado en la represión del régimen contra el pueblo. Sus manos no se han manchado de sangre ni han participado en maltratos y torturas contra los presos políticos.

Por esa razón, la mayoría de los exiliados daría la bienvenida a los militares que tomen el camino democrático. Ahí está, en evidencia, cómo el exilio ha abierto los brazos a todos los militares que han optado por separarse de la dictadura.

Es incuestionable que con participación militar, o sin ella, los días del régimen están contados. Los sucesos del pasado 11 de julio en Cuba, los vimos antes en los países comunistas de Europa Oriental, antes de su caída. Allí, los militares impidieron que los cuerpos represivos agredieran a las multitudes y forzaron a los civiles a renunciar al gobierno. Seguidamente, todos los mandos militares fueron ratificados por los gobiernos de transición, y continuaron en sus posiciones cuando se instauró la democracia. Así debe ser en Cuba, también.

El llamado a los militares está dentro del cumplimiento de su deber. Ellos juran lealtad a la nación, no a la ideología comunista, y la nación es el pueblo. El 11 de julio, la nación habló claramente: “No queremos más el régimen comunista”.

Entendemos que el sistema crea incertidumbre entre todos, incluidos los mandos militares. El temor a que una opinión honesta se interprete como “traición”, es real. Por eso, los altos oficiales deben usar las relaciones personales, y no las profesionales, como el vehículo, para hablar, en privado y con honestidad, sobre la situación real de Cuba. La responsabilidad que tienen sobre sus hombros es crucial.

La decisión a tomar no es difícil cuando se evalúa, honesta y objetivamente, lo que el castrismo ha hecho de Cuba: una nación arruinada económicamente, endeudada, con su infraestructura semidestruida, con una pobreza generalizada, los campos abandonados y llenos de marabú, la prostitución rampante, las cárceles repletas, la policía corrupta, con enormes desigualdades entre pueblo y dirigentes y, peor aún, sin futuro.

Ante esa realidad innegable. ¿Deben los mandos militares continuar respaldando un régimen que no sabe gobernar, que solo genera pobreza y que persiste en mantenerse en el poder a base de represión y cárcel?

*Luis Zúñiga es analista político y ex-diplomático.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
CARICATURA: Un juego de manos.

El presidente Biden promulga el martes la Ley de Reducción de la Inflación, una ley que incrementa los impuestos, el gasto, la cantidad de agentes del IRS y las auditorías, pero no reduce la inflación.

STEVE SEBELIUS: Las matemáticas electorales muestran que Lombardo ganó

Un juez del Tribunal de Distrito de Carson City concedió el miércoles un juicio sumario con prejuicio sobre una petición para rechazar la demanda de Gilbert que impugnaba los resultados de las primarias republicanas para gobernador del 14 de junio, que perdió ante el alguacil del Condado Clark, Joe Lombardo.

CARICATURA: Pagando el precio

Las encuestas que muestran a la representante Liz Cheney detrás de su principal oponente por decir la verdad, revelan el estado verdaderamente triste, de un partido republicano que coloca la política por encima de los principios.

CARICATURA: ¿Misión ampliada?

Con las nuevas amenazas planteadas por China y Rusia, tal vez el ejército de los EE.UU. debería centrarse e invertir más en la preparación militar y la paz, a través de la fuerza, en lugar del entrenamiento “despertado”.

CARICATURA: Estado profundo

Será mejor que el Departamento de Justicia tenga una buena causa para la redada -sin precedentes- en la casa de un expresidente.

EDITORIAL: La transparencia del FBI es vital respecto a la redada hacia Trump

En un movimiento extraordinario, el FBI realizó una redada el lunes por la noche -o, dependiendo de tu perspectiva, realizó una inspección sin previo aviso- en la finca de Donald Trump en Florida, aparentemente como parte de una investigación sobre su manejo de documentos presidenciales.