93°F
weather icon Clear

Inflación de calificaciones: cómo los estándares laxos aumentan artificialmente las calificaciones por estrellas de las escuelas

Si las escuelas públicas recibieran calificaciones como los estudiantes, muchas escuelas de cinco estrellas obtendrían calificaciones deficientes y bajas.

Desde que el estado de Nevada comenzó a clasificar las escuelas, los funcionarios han considerado las escuelas de cinco estrellas como pilares de excelencia. Los funcionarios estatales de educación quieren que los contribuyentes crean que las escuelas de cinco estrellas no solo han superado la escala de calificación, sino que solo necesitan las optimizaciones más pequeñas.

“Una escuela de cinco estrellas demuestra un rendimiento académico superior y un crecimiento sin brechas de oportunidades”, define la guía del Departamento de Educación de Nevada. “Estas escuelas son reconocidas por su distinguido desempeño”.

Suena impresionante, pero no después de profundizar en los detalles.

Los estudiantes están familiarizados con la escala de calificación de 100 puntos. Se otorga una A por puntajes de 90 a 100, pero las escuelas se califican en una curva más generosa. Las escuelas primarias reciben cinco estrellas por obtener entre 84 y 100 puntos, las escuelas de cuatro estrellas obtienen un puntaje entre 67 y 83, las escuelas secundarias reciben cinco estrellas por obtener solo 80 puntos de 100, las secundarias de cuatro estrellas obtienen entre 70 y 79 y los límites de las secundarias son 82 y 70 puntos, respectivamente.

Sería una cosa si obtener 84 puntos como escuela primaria significara que solo el 84 por ciento de sus estudiantes sean competentes en lectura. Ni siquiera cerca.

Las primarias ganan puntos en cinco categorías. El rendimiento académico vale 25 puntos, las escuelas pueden obtener hasta 20 puntos según los niveles de dominio de los estudiantes en inglés, matemáticas y ciencias, la medida no es cuántos estudiantes son competentes en las tres materias. El modelo combina las tasas de competencia en cada materia, una escuela gana puntos máximos si su tasa de competencia conjunta es del 60 por ciento o más.

Por ejemplo, el 60.1 por ciento de los estudiantes de la Escuela Primaria Herron son competentes en lectura, ese resultado ayudó a convertirla en una escuela de cinco estrellas, pero una tasa de competencia del 60 por ciento no debe considerarse “rendimiento académico superior”. El Distrito Escolar del Condado de Clark cuenta con 23 escuelas primarias de cinco estrellas, solo cuatro tienen niveles competentes en lectura de más del 80 por ciento, siete tienen niveles de competencia en lectura por debajo del 70 por ciento.

Esas son las escuelas de cinco estrellas. Dondero Elementary School es una escuela primaria de cuatro estrellas con una tasa de dominio del inglés del 44 por ciento.

Las escuelas ganan hasta cinco puntos en función de sus niveles de competencia en lectura de tercer grado, esta medida es importante porque los estudiantes aprenden a leer hasta el tercer grado. Después del tercer grado, leen para aprender. Las escuelas reciben crédito completo si el 63 por ciento o más de sus alumnos de tercer grado leen a ese nivel. Las escuelas pueden ganar tres de cinco puntos si solo el 38 por ciento de sus alumnos de tercer grado están a buen nivel para leer.

No es de extrañarse que los demócratas estuvieran tan ansiosos por destripar la porción de retención de la ley “Leer para el Tercer Grado” de Nevada. Los padres se habrían rebelado si las escuelas de cinco estrellas hubieran retenido a los estudiantes en masa. Mejor, para los demócratas y los burócratas de la educación, arrastrar a los estudiantes con dificultades hasta que reciban un diploma sin importarles que puedan o no leer.

Los partidarios del marco de rendimiento notarán correctamente que el modelo prioriza el crecimiento académico de los estudiantes sobre la competencia. Esto es importante, porque aísla qué tan bien está haciendo la escuela educando a los estudiantes, en lugar de solo reflejar cuánto sabían los estudiantes para comenzar.

Es una buena manera de juzgar las escuelas, pero no cuando los estándares son tan bajos. Las escuelas primarias reciben puntos completos si el 63 por ciento de los estudiantes ha logrado un crecimiento adecuado en inglés. Para matemáticas, las escuelas obtienen puntos completos si el 52 por ciento de los estudiantes logró un crecimiento adecuado; un estudiante que obtenga esos resultados en un examen quedaría reprobado. Las escuelas primarias obtienen las mejores calificaciones.

Padres, tomen nota. Muchos de los niños que asisten a escuelas de cinco estrellas no reciben una educación de cinco estrellas.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
CARICATURA: ¿Soplando una mano ganadora?

Los conspiradores ungidos por Trump, y los negacionistas de las elecciones, amenazan con socavar las perspectivas electorales del Partido Republicano en noviembre.

Justicia en Kabul

La madrugada del 31 de julio, en Kabul (Afganistán), se levantó otra nube de humo más pequeña que se cobró una sola vida, la de Ayman al-Zawahiri, el antiguo líder de Al Qaeda.

CARICATURA: Mantenerse fuerte

A medida que aumentan las tensiones a raíz de la visita de Pelosi a Taiwán, Estados Unidos debe reevaluar sus capacidades militares para enfrentar cualquier desafío en el mundo.

CARICATURA: Lo que hay en un nombre

La “Ley de Reducción de la Inflación” aumentará los impuestos, el gasto y desalentará la inversión, sin tener un impacto significativo en la inflación.

Los latinos se están pintando de rojo

Una zambullida profunda en los datos de registro de votantes de Nevada ofrece más evidencia de que los hispanos se están inclinando hacia el Partido Republicano.

CARICATURA: Vergüenza autoritaria

La visita de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, enfurece a China porque magnifica la libertad que se disfruta en Taiwán, contra un régimen opresivo que aplastó la autonomía prometida en Hong Kong.

Serrat, siempre maravilloso

Joan Manuel Serrat me educó con sus canciones. Me sé de memoria cada verso de “Mediterráneo”. Cada vez que voy a una presentación suya, salgo “nueva”, siento que vale la pena vivir y siempre aprendo algo. Resumiendo: lo admiro y lo amo desde que era una jovencita.

CARICATURA: Políticas deshonestas

La Ley de Reducción de la Inflación Schumer-Manchin aumenta los impuestos, el gasto y la perspectiva de una recesión prolongada, pero hace poco para reducir la inflación.