49°F
weather icon Drizzle

Es hora de ser creativos para resolver la crisis del agua

En Nevada, desde hace años, sabemos que tenemos una crisis por el abastecimiento de agua.

El “anillo de la bañera” blanco, alrededor del lago Mead es obvio, pero ahora el nivel del lago ha bajado tanto que estamos encontrando víctimas de asesinatos de hace décadas, dentro de “tambos” de acero, que alguna vez se hundieron.

Pero en un poco de previsión inusual, el sur de Nevada ha tratado durante mucho tiempo la crisis del agua con la urgencia que merece. Nos hemos estado fortaleciendo contra la sequía durante mucho tiempo.

Nevada fue pionera en reciclar, retirar y reutilizar cada gota de agua utilizada en el interior. Hemos restringido el uso de agua al aire libre durante años. Hemos ofrecido descuentos a las personas por quitar el césped y mostramos plantas del desierto que pueden sobrevivir con mucha menos agua.

Al darse cuenta de que las tuberías de entrada del lago Mead algún día podrían estar por encima de la superficie, la autoridad hizo un túnel bajo el fondo del lago para instalar una tubería que nunca se secaría. Más recientemente, la Legislatura prohibió el césped decorativo.

Casi lo único que no hemos hecho es imponer restricciones al desarrollo de viviendas nuevas, pero eso es tema de otra columna, para otro día.

En el sur de California, las cosas empiezan a ponerse serias. Algunas áreas atendidas por el Distrito Metropolitano de Agua en Los Ángeles han estado sujetas a restricciones de riego que serían familiares para cualquier persona en Las Vegas. Se ha pedido a los residentes que acorten sus duchas y eviten los baños prolongados. Hay descuentos por arrancar el césped y la prohibición de regar el césped decorativo. Nuestra autoridad de agua está contribuyendo a un proyecto de reciclaje de agua en el sur de California para reducir el uso allí.

Pero el mes pasado, la Comisión Costera de California rechazó un proyecto que podría haber sido parte de la solución, no solo para California, sino para todos los estados que extraen agua del río Colorado. Los comisionados rechazaron por unanimidad una planta desalinizadora de $1.4 mil millones en Huntington Beach que habría producido 50 millones de galones de agua potable por día.

El plan había sido discutido durante más de 20 años.

Sé algo sobre ese proyecto. Crecí en Huntington Beach, a un par de millas de donde Poseidon Water planeaba construir su planta. Mi lugar de playa favorito estaba a una milla de la carretera. Todavía amo la ciudad y la visito a menudo.

Y apoyé la idea de todo corazón, a diferencia de muchos de mis antiguos vecinos, que acudieron en masa a protestar por la planta.

No estaba solo en apoyarlo. El gobernador demócrata Gavin Newsom dijo a la junta editorial de Bay Area News Group en abril que “necesitamos más herramientas en el maldito juego de herramientas. Somos tan tontos como queremos ser. ¿Qué más evidencia necesitamos, más allá de las que hemos experimentado? Siete de los últimos 10 años han sido de sequía severa”.

No es frecuente que encuentres a Newsom de acuerdo con la página editorial conservadora del Registro del Condado de Orange, pero ahí lo tienes.

La oposición se centró principalmente en la amenaza a la vida marina, el aumento de los costos para los contribuyentes del agua (aunque ningún distrito de agua local había firmado un acuerdo con Poseidón para comprar el agua) y algunos generosos subsidios públicos, algunos en forma de bonos de actividad privada que se utilizan típicamente para servicios asequibles, entre ellos el alojamiento. Pero si tenemos que elegir entre usar esos bonos para obtener más agua o construir un tren a Victorville, está claro qué necesitamos más.

Otra objeción: el hecho de que el agua no se necesitaba de inmediato en el norte del Condado Orange.

Pero esa agua es necesaria en Nevada, y cuanto más pueda producir California, menos tendrá que tomar del Colorado, y más podrán compartir los otros estados de la cuenca. No es que California no tenga plantas de desalinización en funcionamiento: hay 12 en funcionamiento ahora, y otra propuesta en la Pacific Coast Highway en Dana Point. Esa planta, de hecho, está siendo diseñada para aspirar agua de mar de debajo del fondo del océano, minimizando el daño a la vida marina.

Entonces se puede hacer. La Comisión Costera insistió en que no se opone a la desalinización en general, solo a esta planta en particular. Esperemos que ese sea el caso. Hubiera sido mejor que la comisión y la compañía se esforzaran más.

Puede llegar el momento, y más temprano que tarde, en que se deban hacer mayores sacrificios para que sigamos viviendo en un desierto.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
CARICATURA: ¿Pagar las cuentas?

Estados Unidos alcanza un asombroso límite de deuda de $ 31,4 billones (más grande que el PIB) preparando el escenario para políticas arriesgadas que paralizan la economía.

CARICATURA: Cadena de mando.

Con titulares recientes de archivos clasificados, que se encuentran donde no pertenecen, tal vez necesitemos un sistema más seguro para proteger dicho material.