104°F
weather icon Clear

Viajeros de Thanksgiving se preparan para festines en un Las Vegas “totalmente reabierto”

Llegan los viajeros de las vacaciones de Thanksgiving, y traen mucho apetito.

Es el segundo fin de semana de Thanksgiving de la pandemia. Pero las circunstancias son diferentes este año: Ya no hay restricciones de capacidad por la pandemia, los espectáculos están dándose, las vacunas contra COVID-19 están ampliamente disponibles en todo el país y las fronteras internacionales están abiertas a los viajeros vacunados. Los mandatos de uso de cubrebocas siguen en vigor.

Estos factores son un buen augurio para la economía turística de Las Vegas y sus posibilidades de parecerse al fin de semana de Thanksgiving previo a la pandemia.

Las autoridades prevén que las visitas a Las Vegas estarán más en línea con las de 2019 que con las de Thanksgiving de 2020. En esa época se prohibieron las grandes concentraciones, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades desaconsejaban los viajes y el gobernador Steve Sisolak acababa de ordenar a los casinos que limitaran su número máximo de clientes al 25 por ciento de la capacidad del código de incendios.

“Hay mucho más de Las Vegas para amar desde que reabrimos completamente”, dijo la portavoz de la Autoridad de Convenciones y Visitantes de Las Vegas, Lori Nelson-Kraft.

Los fines de semana festivos son uno de los favoritos de los complejos turísticos del Valle de Las Vegas porque ofrecen a los huéspedes la oportunidad de quedarse (y gastar) uno o dos días más, dijo Nelson-Kraft. Añadió que los hoteles llenan aproximadamente el 90 por ciento de las habitaciones que ponen a disposición durante el fin de semana de Thanksgiving.

La autoridad de visitantes no ha calculado las proyecciones de visitantes durante la pandemia y no las cambiará para el fin de semana festivo. Sin embargo, la autoridad anticipa un fin de semana ocupado con el potencial de alcanzar los niveles de 2016 a 2019 de aproximadamente 300 mil visitantes para el fin de semana, dijo.

El Departamento de Transporte de Nevada anticipa un volumen de visitantes de tamaño similar para el fin de semana con muchos de ellos procedentes del sur de California y Arizona, dijo la portavoz Adrienne Packer. El turismo suele bajar durante la pandemia, ya que algunos turistas siguen siendo reacios a arriesgarse a exponerse al mortal coronavirus, dijo, y añadió que los últimos fines de semana festivos, como el del 4 de julio, no fueron significativamente más bajos que el promedio.

Los automovilistas tendrán que hacer frente a unos precios de gasolina superiores al promedio en todo el Oeste. El lunes, el galón de gasolina costaba un promedio de 3.409 dólares en Estados Unidos, según la AAA.

California lideró el precio promedio de la gasolina con 4.706 dólares por galón, mientras que Hawaii ocupó el segundo lugar con 4.344 dólares por galón y Nevada tuvo el tercer precio promedio más alto con 3.982 dólares. En el top 10 de los precios más altos de la gasolina también se encuentran Arizona y Utah, con 3.738 y 3.695 dólares, respectivamente.

A nivel nacional, se estima que 53.4 millones de personas viajarán para las fiestas de Thanksgiving este año, un 13 por ciento más que en 2020, según la AAA.

No solo las vacaciones, sino los eventos

Los centros turísticos han visto reservaciones, ocupación, tarifas de habitaciones y ventas de entradas “mucho más altas” para este próximo fin de semana de Thanksgiving que el año pasado, dijo la presidenta de la Asociación de Centros Turísticos de Nevada, Virginia Valentine. Citó los conciertos, los eventos y los 10 principales acontecimientos deportivos del fin de semana (un partido de los Raiders, otro de los Golden Knights, torneos de baloncesto universitario, boxeo, deportes de motor y un evento ecuestre, entre otros) como motores del fin de semana festivo.

Dijo que los centros turísticos están entusiasmados con el posible regreso de los turistas internacionales después de casi dos años de restricciones de viaje por la pandemia. Estados Unidos abrió sus fronteras el 8 de noviembre a los viajeros internacionales que tuvieran un comprobante de vacunación contra el COVID-19.

Los huéspedes internacionales se quedan más tiempo y gastan más, dijo Valentine, añadiendo que “Thanksgiving no tiene el mismo significado para ellos”.

“En general, es otra señal positiva para la plena recuperación económica de Las Vegas”, dijo Valentine.

Una encuesta de J.P. Morgan sobre las tarifas de las habitaciones en el Strip de Las Vegas para la semana de Thanksgiving publicada el 31 de octubre encontró que las tarifas de mitad de semana subieron un seis por ciento y las tarifas de fin de semana subieron un 16 por ciento con respecto a la misma semana de 2019. Las tarifas de las habitaciones se consideran a menudo como un útil indicador para evaluar la demanda.

Las tarifas de MGM Resorts International entre semana subieron un cuatro por ciento y las tarifas de fin de semana subieron un 29 por ciento con respecto a 2019, mientras que las tarifas de Caesars Entertainment Inc. entre semana bajaron un 20 por ciento y las tarifas de fin de semana bajaron un nueve por ciento, según la encuesta redactada por el analista de juegos Joseph Greff. Las tarifas de Wynn Resorts Ltd. entre semana subieron un 23 por ciento y las de fin de semana un 47 por ciento respecto a 2019, y las de Las Vegas Sands Corp. subieron un 61 por ciento entre semana y un 17 por ciento durante el fin de semana.

Las tarifas de las habitaciones parecían “fuertes” durante el fin de semana festivo, según Brendan Bussmann, socio de la consultora Global Market Advisors. Dijo que espera que las tarifas sigan reflejando el crecimiento y vuelvan a los niveles previos a la pandemia.

El Thanksgiving del año pasado “fue en realidad sorprendentemente fuerte” para los estándares de 2020, ya que la gente tenía una demanda reprimida para viajar pero no podía ver a sus familias, dijo Amanda Belarmino, una profesora de hostelería de la UNLV que estudia las relaciones entre los movimientos sociales y culturales y el comportamiento de los clientes.

El regreso de los buffets es popular

Agregó que la falta de actividades familiares en Las Vegas hace que sea un destino menos tradicional para los viajeros de Thanksgiving y Navidad. Pero añadió que la demanda de viajes a Las Vegas ha crecido junto con la población del valle.

“Este año espero que sea similar a lo que solemos ver, una demanda más ligera que la que hemos visto a lo largo de este año, pero con una buena cantidad de viajes para ver a familias enteras aquí”, dijo. “Además, la reapertura de los buffets atraerá a la gente que quiera reunirse sin cocinar”.

Muchos buffets han vuelto, aunque los operadores de juego se han mostrado reacios a recuperarlos en su totalidad. Caesars Entertainment Inc. anunció una cena especial para la noche de Thanksgiving en el bufé Bacchanal del Caesars Palace, así como comidas con temática navideña en los restaurantes de sus establecimientos de Las Vegas.

Los representantes de Wynn Las Vegas, Station Casinos, Red Rock Resorts, Boyd Gaming Corp. y Las Vegas Sands Corp. no devolvieron las solicitudes de comentarios. Una portavoz de MGM Resorts International declinó hacer comentarios.

La limitada disponibilidad de los buffets “cambió la dinámica de cómo la gente come potencialmente en exceso en su cena de Thanksgiving”, dijo Bussmann. “Pero nuestra industria de alimentos y bebidas no tiene comparación en ningún otro lugar del mundo. … Hay muchas opciones para disfrutar de una buena comida”.

Muchos restaurantes de complejos turísticos combinan los menús de la cena de Thanksgiving con la decoración navideña, mientras que los minoristas “se inclinan realmente” por las compras del “Black Friday” para dar inicio a la temporada de fiestas, dijo Nelson-Kraft. Bellagio Conservatory and Botanical Gardens son una atracción navideña, al igual que la pista de patinaje sobre hielo de The Cosmopolitan of Las Vegas, dijo.

La gente está ansiosa por el comienzo de las vacaciones, sobre todo mientras el mundo sigue navegando por la pandemia, dijo. La gente sigue teniendo una demanda reprimida para salir de la ciudad y las fiestas pueden ofrecer un buen momento en el que la gente puede celebrar con sus familias.

“Las Vegas hace un gran trabajo para equilibrar ambas cosas”, dijo Nelson-Kraft.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO