41°F
weather icon Clear

“Ustedes son lo que nos hace seguir adelante”: Antiguos pacientes animan a los trabajadores de primera línea de COVID

Alfred Abad, sobreviviente del COVID-19, reza dos veces al mes bajo un mezquite en estacionamiento del Southern Hills Hospital and Medical Center por el personal de ese centro que ayudó a salvar su vida.

“Rezo por la fuerza y la protección del personal de primera línea”, dijo Abad de 68 años que pasó varias semanas en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), donde estuvo entubado y con un respirador artificial. “Les debo mucho”.

El jueves, no lejos de su lugar habitual de oración fuera de la sala de urgencias, Abad se unió a la oración con más de 50 personas: médicos, enfermeras, pacientes, personal de primeros auxilios, clérigos y administradores. Se reunieron en un servicio de oración no confesional para levantar la moral de los trabajadores de atención a la salud de primera línea y para recordar a la comunidad que, a pesar de la caída en picada del número de casos, los pacientes hospitalizados por el COVID-19 siguen luchando por sus vidas.

El doctor Shahid Ahmad, médico de cuidados intensivos, dijo que ver a algunos de sus antiguos pacientes en el acto le hizo recordar las emociones de “innumerables noches en las que nos sentamos a rezar con ustedes y sus familias, y a esperar que salieran adelante”.

“Han pasado dos años, y ha sido duro”, dijo. “Estamos saliendo adelante por ustedes, pero en el fondo no estamos bien”.

Dirigiéndose a los pacientes recuperados entre la multitud, Ahmad dijo: “Ustedes son lo que nos hace seguir adelante. Hoy necesito esto”.

Tras el acto, Ahmad abrazó a una paciente de COVID-19 recientemente dada de alta, Kristen Miranda, de 29 años, que durante 32 días estuvo en el hospital y en la UCI, donde dio a luz por cesárea de urgencia a una hija, Penélope.

“Este hombre nos salvó la vida, su vida”, dijo Preston Miranda, esposo de Kristen.

Tras pasar el mes de enero hospitalizada, Kristen sigue con oxígeno y aún está recuperando fuerzas. Pero dijo que la pareja consideraba importante acudir para mostrar su apoyo.

La directora general del hospital, Alexis Mussi, dijo que el hospital ha tratado a 5,400 pacientes de COVID-19 en el transcurso de la pandemia.

“Los miembros de nuestro equipo luchan por cada uno de estos pacientes”, dijo, señalando los sacrificios personales que el personal y sus familias han hecho durante la pandemia. “También queremos recordar a nuestra comunidad todos los pacientes que siguen luchando, muchos de los cuales siguen dentro del hospital”.

En todo el estado, hay 741 pacientes hospitalizados con casos confirmados o sospechosos de COVID-19, incluidos 179 en la UCI, según las estadísticas del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Nevada. Once pacientes de COVID-19 mueren de media cada día.

El alta de Abad del hospital en abril de 2020 fue celebrada por el personal, que se alineó en los pasillos del hospital y le vitoreó mientras salía en una silla de ruedas.

Cuando entró en el hospital, Abad dijo que estaba seguro de que iba a morir. Sus médicos reconocieron más tarde que no sabían si sobreviviría.

Pero mientras se despertaba del coma, Abad escuchó una voz que decía: “Aguanta, hijo mío”, dijo en una entrevista el jueves.

Mientras las enfermeras rezaban con él y sobre él, ya no creía que fuera a morir.

Hoy se siente mejor que antes de ser hospitalizado, ya que abandonó el hábito de fumar y mejoró su dieta.

“Me siento como si tuviera 40 años”, dijo el hombre de 68 años.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Se sortearán las solicitudes para los salones de cannabis

Nevada elegirá al azar el miércoles a los 20 solicitantes que recibirán licencias estatales provisionales para abrir salones independientes para consumo de cannabis, según la Junta de Cumplimiento de Cannabis de Nevada.

La bodega cubana Mercadito celebrará su gran apertura en UnCommons

Mercadito, una bodega cubana -o pequeña tienda de comestibles del vecindario- marca su gran apertura el jueves en la urbanización de uso mixto de 400 millones de dólares en el suroeste de Las Vegas.