89°F
weather icon Cloudy

“Ustedes son lo que nos hace seguir adelante”: Antiguos pacientes animan a los trabajadores de primera línea de COVID

Alfred Abad, sobreviviente del COVID-19, reza dos veces al mes bajo un mezquite en estacionamiento del Southern Hills Hospital and Medical Center por el personal de ese centro que ayudó a salvar su vida.

“Rezo por la fuerza y la protección del personal de primera línea”, dijo Abad de 68 años que pasó varias semanas en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), donde estuvo entubado y con un respirador artificial. “Les debo mucho”.

El jueves, no lejos de su lugar habitual de oración fuera de la sala de urgencias, Abad se unió a la oración con más de 50 personas: médicos, enfermeras, pacientes, personal de primeros auxilios, clérigos y administradores. Se reunieron en un servicio de oración no confesional para levantar la moral de los trabajadores de atención a la salud de primera línea y para recordar a la comunidad que, a pesar de la caída en picada del número de casos, los pacientes hospitalizados por el COVID-19 siguen luchando por sus vidas.

El doctor Shahid Ahmad, médico de cuidados intensivos, dijo que ver a algunos de sus antiguos pacientes en el acto le hizo recordar las emociones de “innumerables noches en las que nos sentamos a rezar con ustedes y sus familias, y a esperar que salieran adelante”.

“Han pasado dos años, y ha sido duro”, dijo. “Estamos saliendo adelante por ustedes, pero en el fondo no estamos bien”.

Dirigiéndose a los pacientes recuperados entre la multitud, Ahmad dijo: “Ustedes son lo que nos hace seguir adelante. Hoy necesito esto”.

Tras el acto, Ahmad abrazó a una paciente de COVID-19 recientemente dada de alta, Kristen Miranda, de 29 años, que durante 32 días estuvo en el hospital y en la UCI, donde dio a luz por cesárea de urgencia a una hija, Penélope.

“Este hombre nos salvó la vida, su vida”, dijo Preston Miranda, esposo de Kristen.

Tras pasar el mes de enero hospitalizada, Kristen sigue con oxígeno y aún está recuperando fuerzas. Pero dijo que la pareja consideraba importante acudir para mostrar su apoyo.

La directora general del hospital, Alexis Mussi, dijo que el hospital ha tratado a 5,400 pacientes de COVID-19 en el transcurso de la pandemia.

“Los miembros de nuestro equipo luchan por cada uno de estos pacientes”, dijo, señalando los sacrificios personales que el personal y sus familias han hecho durante la pandemia. “También queremos recordar a nuestra comunidad todos los pacientes que siguen luchando, muchos de los cuales siguen dentro del hospital”.

En todo el estado, hay 741 pacientes hospitalizados con casos confirmados o sospechosos de COVID-19, incluidos 179 en la UCI, según las estadísticas del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Nevada. Once pacientes de COVID-19 mueren de media cada día.

El alta de Abad del hospital en abril de 2020 fue celebrada por el personal, que se alineó en los pasillos del hospital y le vitoreó mientras salía en una silla de ruedas.

Cuando entró en el hospital, Abad dijo que estaba seguro de que iba a morir. Sus médicos reconocieron más tarde que no sabían si sobreviviría.

Pero mientras se despertaba del coma, Abad escuchó una voz que decía: “Aguanta, hijo mío”, dijo en una entrevista el jueves.

Mientras las enfermeras rezaban con él y sobre él, ya no creía que fuera a morir.

Hoy se siente mejor que antes de ser hospitalizado, ya que abandonó el hábito de fumar y mejoró su dieta.

“Me siento como si tuviera 40 años”, dijo el hombre de 68 años.

LO ÚLTIMO