46°F
weather icon Clear

Un salón del centro de la ciudad vs un casino en un caso judicial

El Hogs & Heifers Saloon es el tipo de local en el que el bartender con botas de vaquero brillantes baila sobre la barra, gritando “Welcome to the Jungle” por un megáfono.

Desde su establecimiento en 2005 en Las Vegas, el bar ha sobrevivido a toda una serie de retos: el cierre durante casi ocho años del vecino Lady Luck, la recesión y los efectos del COVID-19.

Pero un juicio civil que comenzará el lunes determinará su destino en Third Street. El caso enfrenta al salón con su rentero, Downtown Grand, que transformó el Lady Luck y abrió con el nuevo nombre en 2013.

“Es una lucha para todos los pequeños negocios, y para todos los negocios propiedad de mujeres”, dijo Michelle Dell, propietaria de Hogs & Heifers. “Es una historia de tipo David y Goliat”.

El salón demandó a Downtown Grand y a sus entidades comerciales en 2019, alegando que el propietario había incumplido su contrato de renta y que estaba intentando desalojar su negocio de forma ilegal. El Downtown Grand contrademandó al bar ese mismo año.

Al frente del pleito está la disputa por la parte de Third Street, entre las avenidas Ogden y Stewart, que separa las dos propiedades.

Durante 13 años, el salón celebró actos benéficos y festivales en la calle que está frente a su establecimiento.

Pero Hogs & Heifers no ha podido celebrar eventos desde 2019 porque el Downtown Grand lo utiliza únicamente para estacionar autos a pesar de estar identificado como zona común en el contrato de arrendamiento, según la demanda del salón.

Dell busca una compensación por los fondos y patrocinios perdidos. También quiere el derecho de uso de la calle.

Revitalizando el centro de la ciudad

Hogs & Heifers abrió sus puertas en 201 N. Third St. En la gran inauguración, el entonces alcalde Oscar Goodman llegó al salón en la parte trasera de la moto roja de Dell.

Desde el principio, los bartenders con tops recortados llevaban “en la cara con un megáfono la bravuconería femenina”, una descripción específica de la marca del negocio aclarada en el contrato de arrendamiento.

Fue esa marca la que atrajo por primera vez al bar de Las Vegas en 2003. Por aquel entonces, el salón de Nueva York era conocido como el clásico bar de mala muerte All-American donde los visitantes y bartenders famosos bailaban encima de los mostradores.

Dell dijo que fue cortejada por Goodman y otros funcionarios de la ciudad para formar parte de la revitalización del centro.

“Era oscuro y sucio, y la gente no quería ir allí. En un momento dado, nuestro anterior alcalde calificó el centro de Third Street de ‘plaga’”, dijo. “Estábamos allí para darle luz”.

El plan de utilizar Third Street como centro comercial peatonal para que los comercios celebren eventos a gran escala era fundamental para el contrato de renta de Dell, según su denuncia.

En 2004, ella trabajó con su rentero original para presentar a los funcionarios de la ciudad un plan sobre cómo se utilizaría ese espacio, incluso para eventos frente a Hogs & Heifers.

El Ayuntamiento cedió entonces el derecho del público a utilizar esa parte de la calle al propietario privado, un proceso conocido como desocupación de la calle.

El ex abogado de la ciudad de Las Vegas, Brad Jerbic, no quiso hacer comentarios sobre la demanda, asegurando que era una cuestión de contrato entre las partes implicadas.

“Cuando la ciudad desocupa algo, toma una decisión y lo deja pasar”, dijo. “Y entonces la gente que lo posee ahora tiene que llegar a un acuerdo con la gente que lo quiere”.

“Malas personas”

El lugar en el que se encuentra Hogs & Heifers en Third Street era comúnmente conocido como “The Block” cuando los planes para dar vida al centro de la ciudad estaban en marcha. El nombre del bar proviene de “hog”, un término del argot para referirse a una motocicleta Harley-Davidson, y “heifer”, una vaca joven o virgen.

En el interior, tirantes de ferreteros cuelgan del techo. Los primeros auxilios y veteranos han dejado emblemas de su servicio. En el exterior se exhiben calcomanías de todo el mundo.

En el salón, se anima a las mujeres a subirse a la barra para bailar, así como a quitarse su sostén y colgarlo en la pared. Con fines benéficos, los clientes pagan para adivinar cuántas hay y cuánto pesan.

“No somos ángeles. Somos pícaros bienhechores”, mencionó Dell.

El miércoles, Dell, una rubia estrafalaria con gafas rectangulares y zapatillas de deporte rojo eléctrico, señaló un banco fuera del bar. Fue enviado desde la ciudad de Nueva York, donde era un accesorio fuera del primer Hogs & Heifers.

Ese bar cerró en 2015 después de 23 años, después de que un promotor comprara el edificio y cuadruplicara la renta.

Dell comenta que le aterra que la historia se repita.

“Para mí, en última instancia, esto se trata de matarme de hambre”, aseveró Dell. “A fin de cuentas, se trata realmente del valor de los bienes inmuebles. Y yo estorbo en su camino”.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Microfábrica de Las Vegas busca dar una nueva vida a los palillos chinos

ChopValue Las Vegas recoge los palillos usados de los restaurantes de Las Vegas y les da una nueva vida en su microfábrica, situada junto al 215 Beltway y el Aeropuerto Internacional Harry Reid. Los palillos se clasifican, se recubren de productos químicos, se secan y se prensan, y luego se moldean en una amplia gama de productos.

Guía de eventos festivos en el valle de Las Vegas

Desde espectáculos de luz hasta diversión para toda la familia, no faltan eventos y espectáculos festivos para esta temporada. Para ayudarte a contagiarte del espíritu, aquí tienes 25 maneras de alegrarte en 2022.

Una persona muerta y cinco heridos en un presunto accidente por DUI

Una mujer murió y cinco personas resultaron heridas después de un choque de tres autos que involucró a una conductora que presuntamente se encontraba incapacitada para manejar el jueves por la noche en el oeste de Las Vegas.

Las hospitalizaciones por COVID-19 aumentan en todo el estado

Las hospitalizaciones por COVID-19 aumentaron esta semana en el Condado Clark y en todo el estado, aunque se mantienen relativamente bajas, según los nuevos datos publicados el miércoles.