87°F
weather icon Mostly Cloudy

Trump firma reforma para la policía

WASHINGTON — El presidente Donald Trump firmó el martes una orden ejecutiva destinada a prevenir la muerte de hombres afroamericanos a manos de policías corruptos, un grupo que Trump afirmó que es un “porcentaje muy pequeño” de ellos.

“No me puedo imaginar el dolor o la profundidad de su angustia, pero puedo prometer que lucharé por la justicia para todo nuestro pueblo”, comentó Trump sobre las familias afroamericanas. Se reunió con miembros de familia en privado antes de la firma para escuchar cómo habían muerto sus seres queridos y qué se podía hacer para prevenir futuras tragedias.

Un ejemplo: Trump dijo que bajo un nuevo proceso, “se prohibirán los estrangulamientos, excepto si la vida de un oficial está en riesgo”.

Al mismo tiempo, Trump reconoció los ataques contra la policía durante los recientes disturbios y saqueos que siguieron de la muerte de George Floyd en Minneapolis, violencia que dejó dos miembros de las fuerzas del orden muertos y cientos de oficiales heridos.

Trump reconoció al oficial de policía de Las Vegas, Shea Mikalonis, no por su nombre, sino como una oficial que recibió un disparo en la cabeza y “está ahora en un hospital, casi totalmente paralizado”.

“Tendremos una reforma sin afectar a nuestros muchos grandes y extremadamente talentosos oficiales de la ley”, señaló Trump al firmar la orden ejecutiva.

Mejores prácticas

El documento establece principios rectores sobre los estrangulamientos, mejores prácticas policiales y el trabajo con los trabajadores sociales en situaciones que implican a las personas sin hogar y a los consumidores de sustancias.

La orden también ordena al Fiscal General, William Barr, que cree una base de datos que permita hacer un seguimiento de las sentencias civiles por uso excesivo de la fuerza para impedir que los funcionarios con antecedentes negativos asciendan a nuevas jurisdicciones.

El director ejecutivo de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, por su sigla en inglés), Anthony Romero, comentó: “En más de 20 minutos de comentarios preparados, el presidente mencionó las palabras ‘raza’ una vez, y ‘afroamericano’ seis veces. Lo más revelador es que el presidente Trump nunca usó la palabra ‘racismo’, ni una sola vez, en este histórico punto de inflexión”.

“¿Qué es lo malo con esta imagen? El presidente tuvo un verdadero concurso de belleza de oficiales de la ley detrás de él mientras firmaba una orden ejecutiva que supuestamente era una respuesta a la protestas públicas de las últimas semanas”, añadió Romero.

El líder de la mayoría de la Cámara de Representantes, James Clyburn, le dijo a Fox News que la orden de Trump era “demasiado reducida y no va lo suficientemente lejos”.

El ex vicepresidente Joe Biden respondió de manera similar. En una publicación de Twitter, el candidato presidencial demócrata respondió: “El racismo sistémico impregna cada parte de nuestra sociedad, incluyendo la aplicación de la ley, y tenemos que hacer el trabajo duro para erradicarlo”.

El tuit de Biden también incluía un video de una charla en enero entre Biden y un organizador de campo afroamericano llamado Jake, quien dijo que creció queriendo ser un oficial de policía sólo para encontrarse a sí mismo como un adulto que veía a la policía como gente de la que quiere ser protegido.

Se necesitan más oficiales afroamericanos

Es un problema reconocido también por Ja’ron Smith, un afroamericano asistente del presidente que trabajó en la orden. Después de la firma, Smith le dijo a los periodistas que el objetivo es crear confianza.

“¿Por qué hay más jóvenes afroamericanos que no crecen para ser policías? Porque esa confianza no existe”, recalcó Smith. “Y podemos restaurar esa confianza. Porque, ¿saben qué? Necesitamos que los chicos afroamericanos sean policías”.

Derek Cohen, del grupo “Right on Crime”, que ha trabajado con la Casa Blanca en la reforma de la justicia penal federal, elogió el decreto ejecutivo por utilizar la autoridad federal para alentar a los habitantes locales a modernizar y mejorar la capacitación.

“Creo que es un buen primer paso”, comentó, añadiendo que “opera dentro de los límites” de lo que la Casa Blanca puede hacer para animar a los funcionarios locales a actualizar sus políticas. Sucede, añade Cohen, que muchos líderes de las fuerzas del orden han estado abogando por más apoyo federal en la dirección que Trump estableció.

El siguiente paso es que el Congreso elabore un proyecto de ley, que es probable que implique una competencia de cuerda en la Cámara de Representantes de los Demócratas entre los progresistas y los liberales de la vieja escuela. El senador Tim Scott de Carolina del Sur, el único republicano afroamericano en el Senado, también tendrá que luchar contra colegas que parecen no tener prisa para aprobar un proyecto de ley.

Si bien las familias de Ahmaud Arbery, Botham Jean, Antwon Rose, Jemel Roberson, Atatiana Jefferson, Michael Dean, Darius Tarver, Cameron Lamb y Everett Palmer no asistieron a la firma en el Rose Garden, Smith dijo que sus ideas serán implementadas.

“Fue una decisión mutua, ya que queríamos tener la oportunidad de escuchar realmente a las familias y protegerlas”, concluyó Smith.

LO ÚLTIMO