93°F
weather icon Cloudy

“Trágico y ofensivo”: Hombre se enfrenta a cargos por drogas y pornografía tras muerte de adolescente en Summerlin

Los padres de Daniella Young notaron por primera vez algo sospechoso cuando el rastreador del teléfono de su hija de 13 años se apagó.

La pareja estaba cenando, según los registros, así que le enviaron un mensaje de texto a la niña. Ella les dijo que estaba en un parque a media milla de su casa de Summerlin.

Cuando sus padres volvieron a casa a las 10 p.m. del 12 de octubre, ella no estaba allí. Encontraron a Daniella, alumna de octavo año de Sig Rogich Middle School, en el parque y la llevaron a casa.

A las 8 a.m. del día siguiente, Jason Young envió un mensaje de texto a su hija para preguntarle si estaba lista para la escuela. Ella no respondió, así que subió a su dormitorio, donde la encontró desplomada sobre la mesilla de noche, junto a unas pastillas prensadas que, según la policía, estaban mezcladas con el potente opioide fentanilo. Su piel estaba azul.

La oficina forense del Condado Clark la declaró muerta en la casa a las 10:35 a.m. No se ha determinado la causa ni la forma de la muerte, ya que los investigadores esperan los resultados de un examen toxicológico.

Mientras tanto, un hombre de 32 años se enfrenta a cargos de drogas y pornografía relacionados con Daniella.

“Los hechos de este caso son increíblemente trágicos y ofensivos”, dijo el fiscal adjunto Eckley Keach en el tribunal el jueves.

Calificó al acusado, Marcas Crowley, como un “depredador” que tenía como objetivo a las jóvenes.

Los amigos de Daniella dijeron a la policía que había conocido a Crowley a través de la aplicación de mensajería Snapchat en septiembre. También dijeron que mantenía relaciones sexuales con él y que “intercambiaba sexo por narcóticos porque no tenía cómo pagarlos”, según un informe del Departamento de Policía Metropolitana.

Crowley fue acusado el jueves de seis cargos de delito grave, incluyendo lascivia con una menor, posesión de pornografía, permitir que una menor produzca porno, abuso de menores, transporte de drogas y posesión de drogas. Su fianza se fijó en 100 mil dólares con la condición de que, si paga la fianza, no se le permita contactar con ningún menor ni tener acceso a internet.

Venta de drogas en Snapchat

Los informes policiales muestran que Crowley se encuentra entre al menos cuatro personas arrestadas en muertes por sobredosis este año que fueron acusadas de usar Snapchat para anunciar la venta de drogas.

“Muchos traficantes tienden a gravitar hacia aplicaciones efímeras de medios sociales como Snapchat porque ese tipo de aplicaciones les da a los traficantes la oportunidad de difundir un anuncio general en la zona”, dijo Keach. “Les permite enviar y eliminar rápidamente mensajes en esas plataformas”.

Snapchat permite a los usuarios hacerse “amigos” de cualquier persona de su zona cercana, o añadir nombres de usuario. Una vez que dos personas se han hecho amigas, pueden enviar fotos, videos y mensajes que desaparecen normalmente después de 10 segundos. Los usuarios también pueden publicar historias, que desaparecen al cabo de 24 horas.

“Lo que creo que es preocupante es que estos traficantes saben que hay un mercado potencial de usuarios jóvenes en las redes sociales”, dijo Keach. “Pueden enviar el producto a estos individuos que a menudo no son conscientes de los riesgos asociados a la compra de drogas en la calle”.

Múltiples intentos de contactar con el abogado de Crowley, Craig Mueller, para que hiciera comentarios fueron infructuosos.

El sargento de la policía Kenneth Ríos escribió en una declaración al Las Vegas Review-Journal el viernes que anima encarecidamente a los padres a vigilar las cuentas de redes sociales de sus hijos y aconseja que hay aplicaciones que ayudan a los adultos a hacerlo.

“La interacción de los padres puede ayudar a evitar que sus hijos se conviertan en víctimas no solo de narcóticos, sino también de otros posibles delitos”, escribió. “La prevención empieza en casa”.

Un obituario en línea para Daniella se llenó de docenas de posts compartiendo recuerdos y fotos de su corta vida. Las niñas recordaban haber intercambiado ropa, enseñado pasos de baile y compartido pizzas. Su abuela comentaba que sus celebraciones de las fiestas judías no serían las mismas sin la niña.

Algunas dijeron que pasaron tiempo con Daniella en Lava Heights Academy en Toquerville, Utah. El sitio web de la escuela dice que sirve como un centro de tratamiento residencial para las adolescentes que luchan con problemas mentales y de comportamiento.

“Era una joven tan dulce, cariñosa y muy inteligente, con amor por todas partes”, escribió Martin Goldin. “Nunca sabremos en qué se habría convertido en su vida adulta, qué ambiciones se habrían cumplido o qué logros habría alcanzado ni la familia de la que habría formado parte”.

‘Ella le dijo que tenía 17 años’

Los padres de Daniella le dijeron a la policía que había sido sorprendida en el pasado tratando de robar píldoras recetadas, y en 2019, cuando su familia se enfrentó a ella por consumir marihuana, Daniella “amenazó a su familia con un cuchillo”, según el informe policial.

Uno de los padres, cuyos nombres fueron removidos en el informe, dijo a la policía que había visto a Crowley en su casa antes, y pensó que era un menor. Pero también dijo que no podría identificarlo si lo volviera a ver. Creía que Crowley le llevaba a la niña comida o drogas, y cuando le preguntó a Daniella cómo pagaba las drogas, la niña le dijo que “no quería saberlo”, según el informe policial.

Los detectives revisaron la cuenta de Snapchat de Crowley tras determinar que fue la última persona que habló con Daniella. Los agentes informaron de que entre el 16 de agosto y el 16 de octubre, Crowley envió 71 mensajes de Snapchat anunciando a su lista de amigos que vendía cocaína, éxtasis y Percocet, según el informe de arresto.

El 5 de septiembre, envió un mensaje a Daniella: “quién quiere percs”, según el informe policial. Ella respondió: “no (ahora mismo), pero (te llamaré) cuando tenga dinero”. El 16 de septiembre, la policía dijo que Daniella envió cuatro fotos explícitas a Crowley usando la aplicación.

La policía reportó que se enviaron 15 fotos y videos indecentes de Daniella a Crowley a través de Snapchat entre el 5 de septiembre, cuando tuvieron su primera conversación, y el 12 de octubre.

Las localizaciones en el teléfono de Crowley mostraron que en la noche del 12 de octubre, él estaba en Tree Top Park, el pequeño parche de pasto a media milla de la casa del padre de Daniella en Summerlin, donde dijo a la policía que recogió a su hija esa noche.

Los detectives usaron los registros del DMV para identificar el BMW de Crowley, y cuando lo detuvieron el 5 de noviembre, su ex novia estaba en el coche con él. Ella reportó que Crowley era conocido por vender cocaína, éxtasis, Percocet y otras pastillas.

Ese mismo día, la policía inspeccionó la casa de Crowley y encontró dos teléfonos y una cámara, que contenían fotos de Daniella desnuda en el dormitorio de Crowley, según el reporte de detención.

Crowley dijo a la policía que se reunió con Daniella en el parque para fumar marihuana y más tarde admitió que los dos consumieron cocaína esa noche. Negó haberle vendido Percocet.

“Ella le dijo que tenía 17 años”, dijo la policía.

Le dijo a la policía que Daniella había acudido previamente a su casa para consumir cocaína y que le había tomado fotos desnuda.

La policía arrestó a Crowley ese día.

LO ÚLTIMO