46°F
weather icon Clear

Primer grupo de casos de “superbacterias” identificado en niños de hospital de Las Vegas

El primer grupo de casos pediátricos en Estados Unidos de un hongo potencialmente letal fue identificado en un hospital de Las Vegas en mayo, cuando los brotes se extendieron por las instalaciones médicas del sur de Nevada, según los registros obtenidos por el Review-Journal.

Según un reporte de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) obtenido por una solicitud de registros públicos, se registraron tres casos de Candida Auris, una “superbacteria” resistente a los medicamentos, en bebés con defectos cardíacos en el Sunrise Hospital and Medical Center.

“En Estados Unidos, se han notificado menos de 10 casos de C. Auris en niños y no se han identificado anteriormente conglomerados con múltiples casos pediátricos en un mismo centro”, decía el reporte basado en una consulta e inspección del centro en mayo.

Desde entonces se ha identificado un cuarto caso pediátrico en el hospital en un paciente pediátrico, según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Nevada.

El mayor riesgo de infecciones por C. Auris son los pacientes con hospitalizaciones prolongadas, con un catéter venoso central -también conocido como línea central- u otras líneas o tubos que entran en su cuerpo, o que han recibido previamente antibióticos o medicamentos antifúngicos, según los CDC.

Desde agosto de 2021 hasta el 26 de septiembre de este año, se han notificado al menos 536 casos en 26 hospitales y centros de enfermería especializada del sur de Nevada. Antes del año pasado no se había detectado ningún caso en Nevada.

Noventa y cuatro de los casos se reportaron en Sunrise, el mayor hospital de cuidados intensivos de la región, que cuenta con unidades de cuidados intensivos pediátricos, incluida una unidad cardíaca.

Cuarenta y dos pacientes infectados en las instalaciones murieron, pero el estado no ha determinado si C. Auris fue la causa principal de la muerte, dijo Kimisha Causey con el Programa de Infecciones Asociadas a la Atención Médica del Estado de Nevada, parte del departamento de salud del estado.

Sin más información médica sobre cada paciente, “no se puede decir realmente si C. Auris fue la causa o si fue la condición subyacente que tenían”, dijo Causey.

Uno de los cuatro niños identificados con C. Auris en el hospital Sunrise murió, dijo Dawn Cribb, funcionaria de información pública del departamento de salud del estado. Dieciocho de las 42 muertes locales asociadas a C. Auris se registraron en Sunrise.

‘No hubo ninguna falla’

C. Auris se extiende en algunos pacientes, habitando en los pliegues de la piel, invisible al ojo y sin causar síntomas. En otros pacientes, especialmente los médicamente frágiles, puede dar lugar a casos clínicos y sintomáticos. Según los CDC, más de uno de cada tres pacientes que padecen una infección invasiva, como la que afecta a la sangre, el corazón o el cerebro, muere.

Dependiendo de la cepa, C. Auris suele ser resistente al tratamiento con antifúngicos. No puede detectarse con los métodos de laboratorio convencionales, lo que significa que el diagnóstico y el tratamiento pueden retrasarse, empeorando los resultados.

El hongo puede propagarse de persona a persona, incluso por quienes están colonizados por él. Más del 60 por ciento de los casos registrados en el sur de Nevada son colonizaciones.

También es preocupante que C. Auris pueda sobrevivir durante largos periodos de tiempo en las superficies. Puede propagarse por una instalación en una pieza benigna de equipo como un carrito de lavandería. El uso adecuado de equipos de protección personal, como guantes y batas, y de otros procedimientos de control de infecciones, desde el lavado de manos básico hasta los protocolos de limpieza de alta tecnología, puede frenar su propagación.

Para revisar las políticas de control de la infección en las instalaciones del sur de Nevada que notificaron los primeros casos, los CDC enviaron un equipo en mayo para trabajar con el departamento de salud del estado.

En su reporte, los CDC indicaron que en abril se registraron 10 casos clínicos en Sunrise, y señalaron que es raro que un hospital de cuidados intensivos registre más de cinco casos clínicos en un mes, incluso en regiones donde el hongo es endémico o se encuentra con regularidad.

Muchos de los pacientes de Sunrise presentaban factores de riesgo típicos de C. Auris en el momento del diagnóstico, como la ventilación mecánica (44 por ciento), una traqueotomía (19 por ciento) y una vía central (61 por ciento).

Los CDC dijeron que revisaron el personal y el equipo que se comparte entre las unidades pediátricas y de adultos del hospital, incluyendo las máquinas de ultrasonido, rayos X y las máquinas para ecocardiograma transtorácico (ETT). El 69 por ciento de los pacientes a los que se les detectó el hongo se habían sometido a un ecocardiograma transtorácico antes de su diagnóstico, incluidos los tres bebés.

Desde entonces, el hospital ha aumentado sus prácticas de desinfección del equipo compartido, basándose en las orientaciones de los CDC y de expertos externos, dijo el doctor Steven Merta, director médico del hospital. Pero rechazó cualquier sugerencia de una falla en las prácticas de desinfección.

“No hubo ninguna falla”, dijo. “La prevención de infecciones es una mejora continua mientras aprendemos sobre nuevos organismos que ahora son resistentes a nuevos medicamentos”.

Aunque algunos pacientes infectados pudieron haber sido sometidos a los mismos procedimientos, sostuvo que ni los procedimientos ni los equipos causaron las infecciones. Dado que es endémica en la comunidad, sugirió que los pacientes adquirieron C. Auris antes de ingresar en el hospital.

En su reporte, los CDC señalan que los pacientes con C. Auris suelen tener un historial de ingresos prolongados en centros de cuidados de larga duración y de enfermería especializada. Pero señala que entre los casos de Sunrise, más de la mitad fueron admitidos directamente desde casa.

Dos de los tres bebés nacieron en el hospital y no habían salido desde su nacimiento.

Los CDC concluyen: “El alto porcentaje de pacientes ingresados desde casa, la larga duración de la estancia antes de la identificación de C. Auris y el grupo de casos pediátricos con otras exposiciones sanitarias limitadas sugieren que se está produciendo alguna transmisión interna”.

Según Merta, en la actualidad Sunrise hace pruebas de detección de C. Auris a los pacientes que ingresan en el centro, incluidos los que tienen heridas y ciertas infecciones. Los pacientes identificados con C. Auris se aíslan de los demás.

En consulta con los CDC y expertos independientes, Sunrise ha aumentado sus prácticas de control de infecciones, dijo. Para desinfectar las habitaciones de los pacientes con C. Auris, ha añadido el uso de la pulverización electrostática, que cubre las superficies, incluso en lugares de difícil acceso, con una capa extra de desinfectante.

Merta dijo que el hospital se toma en serio la seguridad de los miembros de la comunidad. “Hacemos todo lo que está en nuestras manos para mantenerlos seguros y protegidos de un entorno patógeno hostil en el que se encuentra nuestra comunidad”, dijo.

‘El Juego del topo’

Un análisis genético de los casos identificados en el sur de Nevada muestra que al menos tres eventos distintos introdujeron el hongo en la comunidad.

El análisis mostró tres clados, o cepas, separados del hongo, uno de los cuales se extinguió rápidamente, dijo Mark Pandori, director del Laboratorio de Salud Pública del Estado de Nevada. Los otros dos clados, de origen sudafricano y africano, se extendieron entre los centros médicos de la zona.

“Si no se usara la genética, se pensaría que se trata de un solo gran brote. Pero fueron dos centros los que se vieron afectados, y luego (C. Auris) se propagó fuera de esos lugares, es lo que parece”, dijo Pandori, que no quiso nombrar los centros.

El hongo puede propagarse cuando los pacientes y los médicos se mueven de un centro a otro. Una vez en un centro, acabar con C. Auris “se convierte en el juego del topo”, dijo Pandori. “¿Está en la llanta de un auto en un hospital, en la manija de la puerta, en un lavabo?”.

Sin embargo, ve que se están haciendo avances. El laboratorio está ayudando a los centros a realizar pruebas de detección del patógeno tanto en las personas como en el entorno.

“Sé que los hospitales y los centros médicos comunitarios están tomando medidas directas para eliminar el organismo, en primer lugar”, dijo Pandori. “Sé que ha habido un gran aumento en el uso y el acceso a las herramientas que detectan este organismo”, lo que, según él, indica atención y preocupación.

“Si iluminas con una linterna la parte trasera de tu estufa, encuentras cucarachas”, dijo. “Estamos encendiendo linternas por todas partes sobre esto”.

Los casos aumentan en todo Estados Unidos

Un mapa de los CDC de Estados Unidos muestra que, entre 2013 y 2016, solo Nueva York e Illinois reportaban casos clínicos de C. Auris, que se identificó por primera vez en 2009 en Japón. Un mapa similar de mayo muestra que más de la mitad de los estados notificaban casos.

C. auris se ha convertido en una enfermedad endémica en muchos entornos urbanos, como Nueva York, Nueva Jersey, Illinois, Florida y California, y ahora el sur de Nevada, según David Perlin, director científico del Centro de Descubrimiento e Innovación y profesor de la Facultad de Medicina Hackensack Meridian.

Incluso cuando es endémica en una comunidad, las historias de éxito de España y Reino Unido demuestran que es posible erradicar esta superbacteria en las instalaciones, dijo Perlin, una autoridad en el hongo.

Para mantener a raya al bicho, es fundamental conocer el estado de C. Auris de los pacientes que llegan desde otros centros médicos y aislar inmediatamente a los infectados, dijo.

¿Por qué se va a admitir a alguien con un estado desconocido, que potencialmente puede sembrar una nueva ronda de estos organismos en un entorno, entre comillas, “limpio”? ¿Por qué querrías eso? Quieres saber quién entra”, dijo Perlin.

Identificar los huecos

Causey dijo que el departamento de salud del estado trabajó con los CDC para identificar los huecos en el control de infecciones y recomendar mejoras a las instalaciones, incluyendo la identificación de los pacientes transferidos con C. Auris.

“Trabajamos con ellos para asegurarnos de que tienen todo lo que necesitan en cuanto a recursos y educación para poder identificar estos casos, y asegurarnos de que saben cómo aislar adecuadamente estos casos, cuando los transfieren para asegurarse de que la información se comunica adecuadamente al centro receptor”, dijo.

No solo el personal médico necesitaba capacitación. También se observaron lagunas en los servicios medioambientales, la división responsable de la limpieza de las instalaciones, dijo. Las zonas limpias pueden contaminarse si un conserje u otro miembro del personal toca una superficie con guantes sucios.

Aunque Causey considera que se está avanzando en el control de C. Auris, no prevé una solución rápida.

“Otros estados que han pasado por lo mismo dicen que es más como un maratón que una carrera”, dijo.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Aumentan hospitalizaciones y casos de COVID-19

Los casos y hospitalizaciones por COVID-19 continuaron aumentando en la última semana tanto en el Condado Clark como en el estado, según los datos publicados el miércoles por el estado.

Las hospitalizaciones por COVID-19 aumentan en todo el estado

Las hospitalizaciones por COVID-19 aumentaron esta semana en el Condado Clark y en todo el estado, aunque se mantienen relativamente bajas, según los nuevos datos publicados el miércoles.

El Distrito de Salud estrena una máquina expendedora de jeringas

El lunes se inauguró en la sede del Distrito de Salud del Sur de Nevada una máquina expendedora de kits gratuitos destinados a reducir el riesgo de contraer el VIH y la hepatitis C y a tratar las sobredosis de opiáceos.

 
Consejo de salud para las fiestas: no besen al bebé

A medida que aumentan los casos de COVID-19 esta semana, las autoridades médicas le piden a la gente tomar precauciones a medida que se acercan las vacaciones de Thanksgiving.