104°F
weather icon Clear

Lo que hay que saber sobre los medicamentos que prometen adelgazar

Actualizado March 23, 2023 - 5:11 pm

WeightWatchers, la empresa de dietas de 60 años de antigüedad, anunció este mes que adquiriría una empresa de telesalud cuyos proveedores recetan medicamentos contra la obesidad a un número creciente de ávidos suscriptores por internet.

El acuerdo con Sequence, por valor de 132 millones de dólares, es el más reciente intento comercial de introducirse en el mercado en auge de los medicamentos con receta que prometen importantes pérdidas de peso. Durante meses, los famosos han promocionado en las redes sociales el medicamento para la diabetes Ozempic, a pesar de que no está aprobado para la pérdida de peso. Su demanda ha provocado escasez.

WeightWatchers presentará a sus cerca de 3.5 millones de suscriptores una nueva generación de medicamentos que van más allá de los cambios de comportamiento, como los entrenamientos en el gimnasio y el seguimiento de la dieta. Los expertos en obesidad afirman que estos fármacos pueden revolucionar el tratamiento de una enfermedad que afecta al 42 por ciento de los adultos estadounidenses.

A continuación, se exponen las promesas de estos nuevos medicamentos y las precauciones que hay que tomar al usarlos.

¿Qué son estos nuevos fármacos para adelgazar?

Los fármacos que han generado más experctativas pertenecen a una clase de medicamentos llamados agonistas GLP-1. Dos de los más populares, Ozempic y Wegovy, son dosis diferentes del mismo fármaco, la semaglutida.

Ozempic se usa desde hace seis años para tratar la diabetes de tipo dos y no está aprobado para adelgazar. Wegovy se aprobó en 2021 para tratar la obesidad en adultos y a finales del año pasado para tratar a niños y adolescentes a partir de 12 años.

Los médicos recetan los medicamentos a personas que padecen diabetes por sí solas o a personas obesas o con sobrepeso con problemas de salud adicionales. La mayoría de este tipo de fármacos se administran mediante inyecciones semanales.

Los problemas de suministro y el aumento de la demanda provocaron el año pasado una escasez de estos fármacos, pero Novo Nordisk, el fabricante, ha declarado que ya se han repuesto.

¿Cómo actúan los fármacos?

Imitan la acción de una hormona intestinal que actúa después de comer, estimulando la liberación de insulina, bloqueando la producción de azúcar en el hígado y suprimiendo el apetito.

Un nuevo fármaco, llamado tirzepatida, imita la acción de dos hormonas para conseguir un efecto aún mayor. El fármaco de Eli Lilly and Co., comercializado bajo la marca Mounjaro, está aprobado para el tratamiento de la diabetes, pero la Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA) le ha concedido la vía rápida para su revisión en el tratamiento de la obesidad. Se espera una decisión esta primavera.

Al reducir el apetito y aumentar la sensación de saciedad, las personas que usan estos fármacos comen menos y pierden peso.

¿Qué eficacia tienen?

En un ensayo clínico, los adultos que tomaron Wegovy experimentaron una pérdida ponderal de peso de casi 35 libras, es decir, alrededor del 15 por ciento de su peso corporal inicial. Los adolescentes perdieron alrededor del 16 por ciento de su peso corporal.

En un ensayo clínico de Mounjaro, aún en fase de estudio, se observó una pérdida ponderal de peso de entre el 15 y el 21 por ciento del peso corporal, dependiendo de la dosis, frente a una pérdida de peso de alrededor del tres por ciento en las personas que tomaron placebo, o fármaco ficticio.

¿Por qué no solo dieta y ejercicio?

En un programa típico de adelgazamiento en el que los participantes confían solo en la dieta y el ejercicio, alrededor de un tercio de las personas inscritas perderán un cinco por ciento o más de su peso corporal, señaló el doctor Louis Aronne, director de Comprehensive Weight Control Center de Weill Cornell Medicine.

A la mayoría de las personas les resulta difícil perder peso debido a las reacciones biológicas del cuerpo al comer menos, dijo. Hay varias hormonas que responden a la reducción de la ingesta calórica para aumentar el hambre y mantener la masa corporal.

“Existe un fenómeno físico real”, afirma. “Hay un mecanismo de resistencia que es un esfuerzo coordinado del cuerpo para evitar que pierdas peso”.

¿Cuáles son los efectos secundarios?

Los efectos secundarios más comunes son problemas gastrointestinales de corta duración, como náuseas, vómitos, diarrea, dolor de estómago y estreñimiento.

Otros posibles efectos secundarios son tumores tiroideos, cáncer, inflamación del páncreas, riñón y vesícula biliar y problemas oculares. Las personas con antecedentes familiares de ciertos cánceres de tiroides o un trastorno endocrino genético poco frecuente deben evitar estos fármacos.

¿Qué hay que tener en cuenta?

Según la doctora Amy Rothberg, endocrinóloga de la Universidad de Michigan que dirige un programa virtual de control del peso y la diabetes llamado Rewind, estos nuevos medicamentos podrían ser una parte eficaz de un enfoque polifacético de la pérdida de peso.

Pero le preocupa que programas como WeightWatchers estén interesados sobre todo en aumentar el número de inscritos y los beneficios.

“Espero que actúen con la diligencia debida y monitoricen realmente a los pacientes que toman los fármacos”, afirma.

Es importante asegurarse de que los pacientes toman los fármacos para los fines previstos, de que no hay ninguna razón para que no los tomen y de que se monitorean los efectos secundarios, dijo.

LO ÚLTIMO