60°F
weather icon Clear

Investigación relaciona el tiempo frente a la pantalla con el riesgo de TOC en los niños

ActualizadoJanuary 26, 2023 - 5:24 pm

El tiempo frente a la pantalla está relacionado con el diagnóstico de trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) en los niños, según un nuevo estudio.

Cada hora que los preadolescentes pasaban jugando a videojuegos al día se asociaba a un aumento del 13 por ciento en las probabilidades de desarrollar TOC en un lapso de dos años, según el estudio, publicado el 12 de diciembre en la revista Journal of Adolescent Health.

Además, cada hora que los preadolescentes pasaban viendo videos al día se asociaba con un aumento del 11 por ciento en las probabilidades de desarrollar el trastorno, según el estudio.

En el estudio, realizado por investigadores de la Universidad de California en San Francisco, participaron 9,204 niños de nueve a 10 años, según un comunicado de prensa de EurekAlert. Se preguntó a los participantes cuánto tiempo pasaban en dispositivos con pantallas, y obtuvieron un promedio de 3.9 horas al día.

Dos años después, en 2021, se volvió a evaluar al grupo en cuanto a síntomas y diagnósticos de TOC, según el comunicado.

El TOC se caracteriza por un patrón de obsesiones y compulsiones que se producen con frecuencia y causan angustia, según la Fundación Internacional del TOC.

“Los niños que pasan un tiempo excesivo jugando a videojuegos reportan sentir la necesidad de jugar cada vez más y ser incapaces de parar a pesar de intentarlo”, afirma el doctor Jason Nagata, autor principal del estudio, según el comunicado. “Los pensamientos intrusivos sobre el contenido de los videojuegos podrían convertirse en obsesiones o compulsiones”.

El uso de redes sociales, mensajes de texto y videochat no se relacionó con el TOC, según los investigadores, aunque los resultados podrían ser diferentes para los adolescentes de más edad. En el estudio no se incluyó el tiempo de pantalla asociado a la educación.

“Aunque el tiempo frente a la pantalla puede tener importantes beneficios, como la educación y una mayor socialización, los padres deben ser conscientes de los riesgos potenciales, especialmente para la salud mental”, afirma Nagata, especialista en medicina del adolescente y profesor adjunto de pediatría de la UCSF. “Las familias pueden desarrollar un plan de uso de los medios de comunicación que podría incluir momentos sin pantalla, incluso antes de acostarse”.

El tiempo diario de pantalla de los niños ha ido aumentando al menos desde 2011, según Quartz, que cita una encuesta sobre el uso de los medios de comunicación. “El uso diario de los medios de comunicación móviles entre los niños menores de ocho años es casi 10 veces mayor que en 2011”, reportó el medio en 2017.

Más recientemente, el tiempo de pantalla recreativo de los niños se duplicó durante la pandemia, según un estudio anterior de la UCSF.

El excesivo tiempo de pantalla entre los adolescentes se ha relacionado con una mala salud mental, mala calidad del sueño y obesidad, entre otros problemas, según múltiples estudios.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Gotas oftálmicas retiradas del mercado tras infecciones en Nevada y otros estados

Las autoridades de salud de Estados Unidos dijeron el jueves que una empresa está retirando del mercado sus gotas oftálmicas de venta libre que han sido vinculadas a un brote de infecciones bacterianas resistentes a los medicamentos.

 
Los exámenes oftalmológicos regulares son clave para la detección temprana del glaucoma

La forma más común de glaucoma no presenta signos de advertencia. Es posible que notes puntos ciegos irregulares en la visión lateral o central. Pero la pérdida de visión suele ser tan gradual que es posible que no notes ningún cambio hasta que la enfermedad esté en una fase avanzada.

 
El instituto UMC añade más clases gratuitas de RCP

El University Medical Center ofrece clases gratuitas de reanimación cardiopulmonar a través de su Healthy Living Institute at UMC para dar a más residentes del valle de Las Vegas la oportunidad de aprender técnicas para salvar vidas.