98°F
weather icon Cloudy

Especies de mosquitos ‘explotan por todo el valle’; ¿qué puede hacer el Distrito de Salud?

Richard Oxborough sacó una muestra de sangre humana del estante de su mesa de laboratorio.

El investigador de la UNLV calentó la sangre y se la dio a una colonia de mosquitos. Los bichos no serán tan voraces como de costumbre porque Oxborough no tuvo la oportunidad de dejarlos hambrientos, bromeó.

Oxborough estudia los arbovirus, virus transmitidos por la picadura de mosquitos, garrapatas y otros artrópodos. Este mes de junio, una cantidad mayor de lo normal de mosquitos locales ha dado positivo en las pruebas del virus del Nilo Occidental.

Chad Cross, profesor de la UNLV y colega de Oxborough, dijo que estaban criando mosquitos para someterlos a pruebas con insecticidas. Los resultados se enviarán al Distrito de Salud del Sur de Nevada, que puede usarlos para diseñar estrategias de control de mosquitos para el Condado Clark.

Aunque el Distrito de Salud no se presenta a controlar los mosquitos, es posible que tenga que hacerlo en algún momento debido a la amenaza del virus del Nilo Occidental y otros virus, dijeron los investigadores.

“En general, el desierto no es un buen clima para los mosquitos. Es muy seco”, afirma Oxborough, que añade que las larvas de mosquito no sobreviven sin agua.

El distrito creó un programa de vigilancia de mosquitos después de que el virus del Nilo Occidental se detectara por primera vez en el condado en 2004.

El virus del Nilo Occidental es la principal causa de enfermedad transmitida por mosquitos en el territorio continental de Estados Unidos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). La mayoría de las personas infectadas por el virus no presentan síntomas.

Aproximadamente una de cada 150 personas infectadas desarrolla la enfermedad neuroinvasiva del Nilo Occidental, que puede causar una inflamación mortal del sistema nervioso.

En la última década, se han reportado 44 casos humanos de Nilo Occidental neuroinvasivo en el condado. En 2019 se produjo un brote de Nilo Occidental, cuando se reportaron 34 casos neuroinvasivos y dos muertes causadas por el virus.

Vivek Raman, supervisor de salud ambiental en el distrito, dijo que un caso de Nilo Occidental es “demasiado”.

“Nunca habíamos visto una actividad tan temprana”

El distrito monitorea los mosquitos locales en busca de enfermedades atrapándolos cada abril a octubre.

Cuando el distrito recupera una trampa, reparte los mosquitos capturados por especies en grupos, que luego se aplastan y se analizan para detectar enfermedades.

Hasta el 14 de junio, el distrito había enviado 1,553 grupos para su análisis este año, y 169 habían dado positivo en la prueba del Nilo Occidental. Esos 169 charcos procedían de 25 códigos postales. Hasta el lunes no se había reportado ningún caso humano de Nilo Occidental.

“Por lo general, unas semanas después de ver mosquitos positivos del Nilo Occidental, puede comenzar a tener reportes de casos humanos”, dijo Raman.

De 2020 a 2023, el distrito analizó más de 12 mil piscinas de mosquitos para detectar enfermedades. Solo 42 dieron positivo para el Nilo Occidental.

En 2019, el año del brote, 268 de las 2,262 piscinas analizadas dieron positivo para el virus. A finales de junio de 2019, siete piscinas dieron positivo para el virus, dijo Raman. El aumento de piscinas positivas al Nilo Occidental en 2019 se produjo a finales de julio y agosto, agregó.

“Nunca hemos visto actividad tan temprano en la temporada”, dijo Raman sobre la llegada anticipada de este año.

La amenaza ‘emergente más importante’ transmitida por mosquitos

Además del Nilo Occidental, el distrito realiza pruebas en los mosquitos para detectar la encefalitis de Saint Louis y la encefalitis equina occidental. La última vez que se reportó un caso de encefalitis de Saint Louis en el condado fue en 2016. Nunca se han reportado casos humanos de encefalitis equina occidental.

Raman dijo que la amenaza de enfermedad transmitida por mosquitos “emergente más importante” en el sur de Nevada es una especie de mosquito invasivo llamado Aedes aegypti.

La especie fue identificada por primera vez en el condado en 2017. En 2022, se encontraron Aedes aegypti en 12 códigos postales. Se extendieron a 43 códigos postales en 2023.

“Simplemente explotó en todo el valle”, dijo Raman.

A medida que el Aedes aegypti se extendía, el distrito recibía más quejas sobre mosquitos. En 2022, el distrito recibió 99 quejas. En 2023, 735. En lo que va de año, el distrito ha recibido más de 250 quejas, según Raman.

Los Aedes aegypti son agresivos durante el día. Los Culex quinquefasciatus, la especie de mosquito más capturada en la zona y la variedad que propaga el Nilo Occidental, se alimentan de aves y seres humanos normalmente en el crepúsculo.

Según el distrito, los Aedes aegypti son una amenaza porque pueden transmitir enfermedades como el dengue, el chikungunya, la fiebre amarilla y el virus del Zika.

Raman explicó por qué el distrito está preocupado por el dengue, por ejemplo.

PBS reportó que más de 4.5 millones de personas, la mayoría en Latinoamérica, se han infectado este año con dengue, que puede ser mortal.

Según Raman, un “buen número” de los 40 millones de visitantes anuales de Las Vegas proceden de zonas “endémicas” de dengue. Si un mosquito local pica a alguien con un caso de dengue asociado a un viaje, la enfermedad podría empezar a propagarse aquí, añadió.

¿Qué puede hacer el Distrito de Salud?

Oxborough dijo que los mosquitos pueden sobrevivir a las condiciones áridas de esta zona gracias a construcciones humanas como piscinas, campos de golf y estructuras usadas para el riego y el drenaje. Los humanos crean hábitats para los mosquitos cuando riegan sus céspedes y dejan desorden en sus patios antes de las lluvias.

“En general, el agua se evapora muy rápidamente, pero no necesita permanecer allí mucho tiempo para que un mosquito complete su ciclo vital”, explica Oxborough.

Cross dijo que el campo de cultivo ideal de un mosquito Culex es una piscina “apestosa” y abandonada. Los mosquitos Aedes prefieren poner huevos en recipientes diminutos.

Dado que el Distrito de Salud no se presenta a controlar los mosquitos, depende de sus homólogos jurisdiccionales para combatir las enfermedades transmitidas por mosquitos. Entre ellos están los departamentos locales de obras públicas, aplicación de códigos y parques.

Si el distrito se entera de que el sistema de riego de un parque roto se ha convertido en un criadero de mosquitos, lo reportará al departamento de parques, que puede solucionar el problema. Si el distrito descubre que una piscina estancada se ha convertido en un criadero, lo notificará al departamento de aplicación de códigos correspondiente, que tiene autoridad para limpiar la piscina.

El distrito también se mantiene en contacto con su red clínica. Dado que muchos mosquitos dieron positivo en la prueba del Nilo Occidental, el distrito envió el 10 de junio un aviso de salud pública en el que informaba a los profesionales de la atención a la salud de que podían empezar a atender a pacientes con síntomas de infección del Nilo Occidental.

Oxborough señaló que muchas ciudades del suroeste se presentan a la lucha contra los mosquitos, entre ellas Phoenix y Salt Lake City.

Un residente de Salt Lake City puede pedir a su “distrito de reducción de mosquitos” que abastezca un estanque de su propiedad con peces devoradores de mosquitos. En ocasiones, el control consiste en rociar gotas de insecticida en el aire desde una camioneta, añadió Oxborough.

Según Oxborough, las ciudades que se encargan del control de los mosquitos realizan regularmente pruebas de insecticidas. En Las Vegas nunca se habían realizado pruebas de este tipo hasta ahora.

Oxborough dijo que estaba trabajando con el distrito en las pruebas de insecticidas porque los investigadores de la UNLV y el distrito prevén que el distrito podría necesitar hacer control de mosquitos en el futuro.

LO ÚLTIMO