94°F
weather icon Clear

Cirujana de trauma de Las Vegas examina el triaje del tiroteo masivo

La doctora Deborah Kuhls, cirujana especialista en traumatología, se acercaba al final de un turno de 12 horas en el University Medical Center (UMC) cuando escuchó por la radio del hospital que se había producido un tiroteo en el Strip y que debía esperar entre cinco y 10 pacientes. Luego fue de 10 a 20 pacientes. Minutos más tarde, la indicación fue que se preparara para entre 50 y 100 pacientes.

Era el 1º de octubre de 2017, cuando un hombre armado abrió fuego desde el piso 32 del Mandalay Bay sobre la multitud que asistía a un festival de música country. Murieron 61 personas, incluido el pistolero, y cientos resultaron heridas.

El UMC atendió a 104 víctimas del tiroteo en su unidad de traumatología y en la sala de urgencias esa noche. “Las únicas personas que murieron fueron las que llegaron muertas”, dijo Kuhls, que en aquel momento era el director médico de la unidad de traumatología y dirigió la respuesta de la noche.

La activación inmediata del plan de catástrofes del hospital, que exigía establecer una zona de triaje fuera del hospital, salvó vidas, dijo el martes Kuhls, profesora de cirugía de la Facultad de Medicina Kirk Kerkorian de la UNLV.

Es coautora de un nuevo estudio, publicado en el Journal of the American College of Surgeons, con recomendaciones para la respuesta médica a un tiroteo masivo basadas en las lecciones aprendidas.

Los participantes en el estudio fueron primeros auxilios médicos, médicos de urgencias y cirujanos que respondieron a tiroteos masivos en Orlando (Florida), Sutherland Springs (Texas), Parkland (Florida), El Paso (Texas), Dayton (Ohio) y Las Vegas. Sus recomendaciones se recopilaron en una conferencia celebrada en septiembre de 2021, organizada por el Centro Nacional de Medicina de Catástrofes y Salud Pública de la Universidad de los Servicios Uniformados.

Una recomendación clave fue que los hospitales adoptaran un plan de triaje modificado, específico para los tiroteos masivos, para que los pacientes recibieran rápidamente la atención adecuada. Eso significa tener en cuenta la ubicación de las heridas de bala y priorizar la atención en función de la potencial mortalidad de una lesión.

Cuando se pasa de cero a 20 pacientes en cinco minutos, “el sistema tiene que hacer el mayor bien para el mayor número de personas”, dijo Kuhls. “En un tiroteo masivo, es de vital importancia (identificar) a las personas que van a morir si no se les presta atención inmediata”. Este proceso de clasificación es continuo, dijo, ya que las condiciones de los pacientes cambian.

El estudio también subraya el valor de las asociaciones militares y civiles para aumentar la capacidad de intervención en un tiroteo masivo. Médicos y cirujanos de la base aérea de Nellis ayudaron a las víctimas del tiroteo del 1º de octubre en los hospitales de la zona, incluido el UMC, dijo Kuhls. Para el personal médico militar, que tiene que prepararse constantemente para la guerra, “lo más parecido al lado civil en una situación no bélica es el trauma”, dijo.

El estudio identifica el papel que debe desempeñar el público en la respuesta médica a un tiroteo masivo. Los transeúntes habían aplicado torniquetes potencialmente vitales con cinturones o telas a los pacientes que llegaban al UMC, deteniendo el flujo de sangre, dijo Kuhls.

Los kits “Stop the Bleed”, que ganaron adeptos tras el tiroteo de la escuela primaria Sandy Hook, deberían estar disponibles en eventos y lugares públicos, dijo Kuhls. En los hospitales y otros lugares se ofrece capacitación sobre cómo usar los kits.

Texas, señaló, ha exigido estos kits y la capacitación en sus escuelas.

Solo un 20 por ciento de las víctimas de tiroteos masivos que necesitan ir al hospital serán transportadas por personal de emergencia, y el resto por miembros del público, dijo Kuhls.

Eso significa que el público debe saber dónde ir para obtener el nivel de atención adecuado y evitar la sobrecarga de un solo hospital. Esta información podría ser comunicada en tiempo real por los despachadores del 911 o mediante una aplicación de teléfono, y en la capacitación en primeros auxilios y traumatismos, recomendó el estudio.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Reinfecciones de COVID-19 en aumento en Nevada

Si tuviste COVID-19 dos veces, estás en buena -y creciente- compañía. Incluso si te vacunaste contra el COVID cuatro veces, no estás solo. Y si crees que la vacunación evita necesariamente la reinfección, piénsalo de nuevo.

Distrito Escolar reporta el primer caso de viruela del mono

El Distrito Escolar del Condado Clark anunció el viernes que una persona en Palo Verde High School, en el noroeste de Las Vegas, fue diagnosticada con viruela del mono.

Convenio benéfico para mujeres y niños hispanos

El Consulado de México en Las Vegas y la organización Baby’s Bounty firmaron un memorándum de entendimiento que tiene como objetivo brindar apoyo a mujeres y niños hispanos con servicios de salud y recursos destinados para bebés.

Nevada reporta una de las tasas de casos de COVID más bajas de EE.UU.

Un descenso en las hospitalizaciones y casos de COVID-19 continuó por quinta semana consecutiva tanto en el Condado Clark como en Nevada, con el estado reportando una de las tasas de casos más bajas del país.

Llegan más vacunas contra la viruela del mono al valle de Las Vegas

El Distrito de Salud del sur de Nevada anunció el jueves que había recibido casi tres mil dosis adicionales de la vacuna contra la viruela del mono, ya que Estados Unidos declaró una emergencia de salud pública para reforzar la respuesta federal a la propagación de la enfermedad.

Sonrisas brillantes y sanas para el regreso a clases

El regreso a clases es una de las épocas más emocionantes para los niños (y también para muchos padres de familia) y el proceso para ello también lo es; ya sea la emoción de comprar ropa o uniformes nuevos, útiles y la mochila.

 
Detectan viruela del mono en aguas residuales del sur de Nevada

La viruela del mono se ha detectado en las aguas residuales del sur de Nevada, lo que sugiere que hay más infecciones que los 23 casos reportados en el Condado Clark, dijo el lunes un investigador de la UNLV.