103°F
weather icon Clear

Reporta el Condado Clark 88 nuevos casos de COVID-19 con un número de muertes superior a 200

Otros 88 casos de COVID-19 y seis nuevas muertes fueron reportadas en el Condado Clark en las últimas 24 horas, elevando el número de muertes del condado por la enfermedad a 202, según los datos publicados el jueves.

Los nuevos casos reportados por el Distrito de Salud del Sur de Nevada en su página web de coronavirus, que elevó el total de casos reportados en el condado a tres mil 979, estuvo ligeramente por debajo del promedio de 91 casos reportados en los últimos siete días.

Mientras tanto, Nevada reportó 100 nuevos casos de COVID-19 durante la noche, lo que elevó el total reportado en el estado a poco menos de cinco mil.

Los nuevos casos elevaron el número de casos reportados por el Departamento de Salud y Servicios Humanos del estado a cuatro mil 998. El Departamento no estima cuántos de esos pacientes se han recuperado.

Los casos se derivaron de las pruebas en 41 mil 986 personas, lo que resultó en una tasa de infección del 11.9 por ciento.

Rastrea el impacto del coronavirus en Nevada con nuestra guía de datos en inglés

Es probable que esa cifra esté inflada, ya que los enfermos graves y las personas que han tenido un contacto estrecho con un paciente diagnosticado han tenido más probabilidades de ser examinados en medio de una escasez constante de suministros para pruebas.

El número de muertes en todo el estado se mantuvo sin cambios durante la noche en 237, informó el Departamento en su sitio web nvhealthresponse.nv.gov.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
46 muertos tras el hallazgo de un remolque con migrantes en Texas

Cuarenta y seis personas fueron encontradas muertas dentro y cerca de un tractor-remolque y otras 16 fueron trasladadas a hospitales en un presunto intento de contrabando de migrantes hacia Estados Unidos, dijeron las autoridades de San Antonio.

El Tribunal Supremo da la razón a un entrenador que quería rezar en el campo

El Tribunal Supremo se puso el lunes del lado de un entrenador de fútbol americano de una preparatoria del estado de Washington que pretendía arrodillarse y rezar en el campo después de los partidos, una decisión que podría reforzar la aceptabilidad de algunas prácticas religiosas en otros entornos escolares públicos.